inn content para rexona

Séptimo Día, entre la nostalgia y lo surreal

Rexona invitó a un grupo de uruguayos a presenciar el show que fusiona al Cirque du Soleil y la obra de Soda Stereo.

Séptimo Día es una impresionante fusión de acrobacias, coreografías, luces, disfraces y música.
Séptimo Día es una impresionante fusión de acrobacias, coreografías, luces, disfraces y música.
Séptimo Día es una impresionante fusión de acrobacias, coreografías, luces, disfraces y música.
Séptimo Día es una impresionante fusión de acrobacias, coreografías, luces, disfraces y música.
Séptimo Día es una impresionante fusión de acrobacias, coreografías, luces, disfraces y música.
Séptimo Día es una impresionante fusión de acrobacias, coreografías, luces, disfraces y música.
Séptimo Día es una impresionante fusión de acrobacias, coreografías, luces, disfraces y música.
Séptimo Día es una impresionante fusión de acrobacias, coreografías, luces, disfraces y música.
Séptimo Día es una impresionante fusión de acrobacias, coreografías, luces, disfraces y música.
Séptimo Día es una impresionante fusión de acrobacias, coreografías, luces, disfraces y música.
Séptimo Día es una impresionante fusión de acrobacias, coreografías, luces, disfraces y música.
Séptimo Día es una impresionante fusión de acrobacias, coreografías, luces, disfraces y música.
Séptimo Día es una impresionante fusión de acrobacias, coreografías, luces, disfraces y música.
Séptimo Día es una impresionante fusión de acrobacias, coreografías, luces, disfraces y música.

Séptimo Día se convirtió en uno de los espectáculos más exitosos de Argentina, El show, que combina la magia del Cirque du Soleil con la música inmortal de Soda Stereo, fue visto por más de 300.000 personas, y en las próximas semanas partirá hacia Córdoba para continuar con la gira que lo llevará por Perú, Chile, Colombia y Méjico.

Cómo parte de su última campaña, Acróbatas Urbanos, Rexona sorteo 18 paquetes para dos personas ver una función de Sép7timo Día. Y el domingo pasado los ganadores viajaron a Buenos Aires para presenciar una de las últimas actuaciones del show en esta ciudad.

Faltando media hora para el inicio del show, los ganadores alrededor del Luna Park miraban con curiosidad los puestos con merchandising. Entre ellos, Daniela Paz e Iván Rodríguez, dos de los ganadores del sorteo. El premio les cayó como anillo al dedo, ya que además de gustarles mucho Soda, son estudiantes de artes circeneses. “Lo que espero es que los artistas logren expresar con sus movimientos lo que quieren transmitir las canciones”, dijo Iván entusiasmado.

El sorteo también fue una oportunidad para que algunos pudieran visitar Buenos Aires por primera vez. Entre ellos, Teresita Couto y Fernando Viñas. Hace unas semanas, escuchando la radio se enteraron de la promoción de Rexona y mandaron un mensaje de texto al programa con la mención a “Persiana Americana” para participar. Y ganaron. “Sabemos que es un homenaje a Soda del circo, pero no mucho más, esperamos que nos sorprenda”, dijo Teresita con expectativa.

En el caso de Maximilano López la ansiedad era un poco más fuerte, ya que es un verdadero fan. A los diez años su padre ya le hacía escuchar Soda Stereo y hoy tiene la discografía completa. Su intriga es cómo van a adaptar la música de Soda a un número de circo. “No sé cómo lo van a encarar”, dijo.

A las 16:00 se cerraron las puertas del Luna Park, y las voces de Gustavo, Zeta y Charly dieron inicio al show._En el sector campo, un joven de pantalón negro y camisa celeste se subió a una de las ruedas gigantes que durante el show circularon por el teatro y obligaron al público a moverse con ellas.

El joven es L’Assoiffé, el personaje principal del espectáculo, un adolescente que se pone unos auriculares y empieza un viaje metafórico con la música de Soda Stereo. Y así, con los acordes distorsionados de la canción En el Séptimo Día y L’Assoiffé realizando acrobacias arriba de un cable, empezó la magia.

Pero Séptimo Día es bastante más que acrobacias. Es baile, contorsiones, colores, disfraces, emociones y sobretodo música. Mucha música. Los hits de Soda Stereo rebotan en todo el estadio y son el acompañamiento ideal para los artistas que saltan por los aires, caminan entre el público y actúan en los escenarios.

Cada canción de Soda Stereo es acompañada con un número especial. Por ejemplo, en Te hacen falta vitaminas hay una excelente coreografía que mezcla saltos y trajes psicodélicos. En Cómplices, un acróbata realiza una impresionante rutina de giros arriba de una jaula en el aire. Y en Sobredosis de TV, hacia mitad del show, un actor en solitario hace una histriónico baile frente a un televisor, jugando con cámaras e imágenes que se proyectan en pantallas gigantes.

Para todas las generaciones.

Una de las cosas más destacables de Sép7timo Día es que es un show para toda la familia, y la imagen de padres e hijos cantando las canciones de Soda Stereo es la mejor postal de cómo el espectáuclo une a distintas generaciones.

Es el caso de Mariela Da Silva Braga y Aluha Romero, madre e hija de Tacuarembó y ganadoras del sorteo de Rexona. “Es realmente impresionante, hay que vivirlo para poder entenderlo”, dijo Mariela emocionada al finalizar el show.

Uno de los número preferidos de los ganadores fue Un millón de años luz, un juego de perspectivas dónde un artista dibujaba figuras con arena en vivo, que se reproducían en las pantallas gigantes e intercalaban con distintas acciones que se realizaban en el escenario.

Otro número que impresionó fue En la Ciudad de la Furia, cuando dos acróbatas realizaron una coreografía a dúo entrado y saliendo de una reja cuadriculada. A fuerza de brazos, sin arneses y a más de seis metros de altura.

Con Té para tres se generó uno de los momentos más íntimos del show, cuando se armaron tres “fogones”, que invitaron a los espectadores en el campo a sentarse alrededor de las luces, mientras las pantallas gigantes reproducían la letra del tema para que todo el estadio pudiera cantarla.
Para el final, la voz de Cerati pidió a los espectadores que iluminaran el estadio, y una marea de celulares que saltaban acompaño De Música Ligera, un acto en el que los artistas del circo realizaron una última y especialmente intensa coreografía, que incluyó saltos en el aire y una torre humana de cuatro personas una encima de la otra.

“Impresionante”, dijo lacónicamente uno los ganadores a la salida. Y la verdad es que esa es la mejor forma de definir a Sép7timo Día.

Una campaña que inspira al movimiento

Con esta campaña, Rexona busca reconocer y celebrar el espíritu de los Acróbatas Urbanos quienes, pese a los obstáculos que se presentan en la ciudad, eligen moverse para lograr aquello que los motiva. Con este afán de inspirar al dinamismo, los ganadores del sorteo recibieron entradas en el escenario móvil para el público, de forma que interactuaron con los acróbatas y con el espectáculo en sí.

Treinta y seis uruguayos fueron los uruguayos invitados por Rexona a ver Sép7itmo Día.   
Treinta y seis uruguayos fueron los uruguayos invitados por Rexona a ver Sép7itmo Día.   
Los invitados viajaron a Buenos Aires para ver una de las últimas funciones en esta ciudad.
Los invitados viajaron a Buenos Aires para ver una de las últimas funciones en esta ciudad.
Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)