TRIBUNAL DE CONDUCTA

Sendic fue al Frente a limpiar su imagen

Atacó contenido del libro sobre su carrera política y anunció que llevará a sus autoras a la Justicia.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Raúl Sendic. Foto: F. Ponzetto

Después de un silencio prolongado de un año y una charla con el presidente Tabaré Vázquez, el vicepresidente Raúl Sendic dio explicaciones ayer al Tribunal de Conducta Política del Frente Amplio por los gastos que hizo con tarjetas corporativas de Ancap. "Mi gobierno no tiene corrupción", aseguró. En el Frente Amplio entienden que "el costo político es inevitable".

Hace dos semanas, la lista 711 de Sendic había planteado en la Mesa Política la disposición del vicepresidente a concurrir ante el Tribunal de Ética. El encuentro comenzó a la hora 14.30 en el local "La Huella de Seregni" y se prolongó por espacio de dos horas. La conversación fue "reservada" y desde el organismo no quisieron dar detalles, pero en filas frenteamplistas dijeron a El País que el encuentro fue "tenso".

La comparecencia sirvió para explicar los gastos con tarjetas corporativas de Ancap, que fueron informadas por el semanario Búsqueda y el programa Así nos va (de Radio Carve). En total, Sendic gastó $ 538.973 y US$ 38.325 en tarjetas corporativas cuando presidía el directorio del ente.

Su exposición ante el Tribunal de Conducta coincidió con la publicación del libro "Sendic, la carrera del hijo pródigo", de las periodistas Patricia Madrid y Viviana Ruggiero, en el que aseguran que entre 2013 y 2014, la avioneta de ALUR viajó 42 veces al Aeropuerto de San Fernando, en Buenos Aires, epicentro de la ruta del dinero K.

Como lo ha hecho otras veces, Sendic denunció una "campaña" en su contra y arremetió contra las autoras de la publicación, las cuales dijo que deberán comparecer ante la Justicia. "Hablamos en general sobre toda la gestión de Ancap, de la situación que se vio en los últimos tiempos. La comisión investigadora, las denuncias en la Justicia. Hace dos años que estamos con serias acusaciones a nivel de la prensa y a través de algunos políticos", subrayó.

El vicepresidente insistió en que después que "se dio vuelta Ancap como una media" y "no han podido determinar la existencia de un solo delito (...) Ustedes saben que ahora se acaba de publicar un libro con una sarta de falsedades, de medias verdades, de sospechas sin ningún fundamento real, pero que ensucia y se extiende por la sociedad, por las redes una sensación de que existe corrupción, que existió tráfico con el dinero K; pero estamos absolutamente tranquilos", subrayó.

Sobre este punto, aseguró que "pensar que hubo una vinculación con el dinero K porque se usó el aeropuerto de San Fernando es no saber nada de cómo funciona el tráfico aéreo. Que se usen suspicacias para decir que tenemos vínculo con el dinero K me parece un absurdo", dijo Sendic.

El organismo no tiene plazos para analizar el caso del vicepresidente y sus dictámenes no son vinculantes; después deben votarse en el Plenario del Frente Amplio, el mismo órgano que en el pasado le dio apoyo cuando se lo cuestionó por no tener el título de licenciado.

La Junta de Transparencia y Ética Pública (Jutep) iniciará acciones para definir si el jerarca incurrió en algún tipo de delito, o procedimiento antiético por el uso de las tarjetas de crédito.

"Costo inevitable".

En el Frente Amplio entienden que el costo político del caso Sendic "es inevitable". "Está cascoteado", reconoció una de las fuentes consultas por El País.

Por lejos, el astorismo ha sido uno de los más críticos con la gestión del expresidente de Ancap. Los cuestionamientos estuvieron a cargo del propio ministro de Economía Danilo Astori, con quien Sendic dijo que no polemizará en público.

Pero son conocidas también las objeciones que recibió el vicepresidente de parte del diputado Darío Pérez, líder de la Liga Federal. En los últimos días llegó a decir que "Vázquez debería haber aceptado la renuncia de Sendic"; aunque él niega haberla puesto arriba de la mesa.

Fuentes frenteamplistas dijeron a El País que no se pretende que el vicepresidente renuncie, salvo que haya un pronunciamiento judicial. Aunque se entiende que ha cometido errores de gestión y algunas de las informaciones del libro (como los vuelos de ALUR y la oficina paralela que funcionó en Ciudad Vieja) son "preocupantes", no es momento para que se aleje del cargo. "Se hacen un festival en la oposición", reconocieron sobre una posible renuncia.

Sendic tiene el respaldo de su sector la lista 711, que en los últimos meses acumuló bajas importantes como la del senador Marcos Otheguy y del diputado José Querejeta.

En tanto, el Partido Socialista tomó distancia del vicepresidente sobre los gastos que realizó con las tarjetas de Ancap al afirmar que la conducta en la función pública "debe estar apegada a valores" y "tener doble moral deslegitima al FA".

"Licencia de mentiroso".

"Renunciá, chorro". "Renovaste la licencia de mentiroso", gritó ayer un hombre de mediana edad al vicepresidente Raúl Sendic cuando salía de la sede del Frente Amplio, luego de dar explicaciones al Tribunal de Conducta Política por las compras que realizó con una tarjeta corporativa de Ancap. "Tiene que renunciar", coincidió otra de las señoras que estaban en el lugar. Más que rápido, el vicepresidente se subió al auto y se retiró acompañado por personal de seguridad.

"El vice busca atacar para no responder".

"¿Por qué no investigan a dónde verdaderamente ha habido corrupción en Uruguay?", preguntó indignado ayer el vicepresidente Raúl Sendic en rueda de prensa. Como ejemplo citó el caso de dos diputados suplentes de la oposición: Francisco Sanabria, del Partido Colorado, procesado con prisión (por librar cheques sin fondo, por apropiación indebida y falsificación ideológica) y Alberto Zoulamian denunciado por estafa. Pero arremetió también contra el presidente del directorio del Partido Nacional y senador Luis Alberto Heber, quien según él gastó US$ 220.000 en viajes y viáticos.

Heber, quien se encontraba ayer en un viaje particular, dijo a El País que tiene 33 años como legislador y por lo tanto su caso no puede ser comparado con uno que tiene cinco años en el cargo. "Sobre mis gastos que investiguen. Siempre viajé en misiones de la Unión Interparlamentaria donde viajaban también frenteamplistas (..) Ni el pasaje, ni el viático lo establezco yo. Lo hace la administración o sea primero (Rodolfo) Nin Novoa, luego (Danilo) Astori y después él", aseguró.

Heber concluyó que Sendic "busca atacar para no responder" y afirmó que "debe contestar lo del libro".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)