DE VUELTA AL RUEDO

Sendic dejó el cargo de vice por su "dignidad"

El líder de la 711 dijo que en el FA operaron “mezquindades”; reclama un “sinceramiento” de la izquierda.

Un grupo de militantes que esperaba en la sede recibió a Sendic con abrazos. Foto: M. Bonjour
Un grupo de militantes que esperaba en la sede recibió a Sendic con abrazos. Foto: M. Bonjour

casi como un grito de guerra. Firme, fuerte y con una emblemática frase para los militantes de izquierda: "La última lucha que se pierde es la que se abandona". Así fue la arenga que Raúl Sendic eligió para cerrar su discurso ayer en el local central de su agrupación política, la Lista 711. Por eso prometió que si bien ya no está en el gobierno no abandonará su trabajo para buscar el cuarto gobierno consecutivo de la coalición de izquierda.

El exvicepresidente de la República presentó su renuncia el lunes 11 a la Asamblea General, como lo había anunciado dos días antes en el Plenario del Frente Amplio. Ahora, Sendic intentará revertir sus bajos índices de popularidad y trabajar por el Frente Amplio.

De hecho, fue lo que empezó a hacer el viernes, cuando inauguró en Quebracho el Comité de Base Raúl "Bebe" Sendic. Ayer, en Montevideo mantuvo una reunión cerrada con militantes en la que reclamó un gran "sinceramiento" de todo el Frente Amplio. Y fue más allá hacia la interna: dijo que en la izquierda uruguaya hay mucha "mezquindad y secretismo" que la distrae de atender los "problemas importantes de la gente", informaron participantes del encuentro.

En esa línea pidió dar vuelta la página del "Caso Sendic" que, opinó, fue utilizado como "una verdadera cortina de humo" confeccionada para no hablar de las cuestiones importantes que necesita el país.

"Errores".

El 25 de agosto Sendic recorrió varios Comités de Base del Frente Amplio y remarcó —en cinco oportunidades— que no renunciaría a su cargo bajo ninguna circunstancia. Incluso, aclaró que para salir de su sillón en la vicepresidencia lo haría solo por medio de la Constitución, la ley o el pueblo.

Pero 15 días después, el sábado 9 de setiembre, Sendic decidió abandonar el cargo. Ayer, antes de ingresar al local, se refirió ante los medios de comunicación a su cambio de postura. "Todo tiene un límite. Hay uno muy importante para mí que es la preservación de la dignidad y no vale ni el cargo ni el sueldo ni nada", dijo.

En la reunión volvió a criticar al presidente del Frente Amplio, Javier Miranda —aunque sin mencionarlo— por su actuación durante las negociaciones previas al Plenario. Ese ámbito estaba convocado para analizar el fallo del tribunal de Conducta Política sobre las compras que Sendic hizo con las tarjetas corporativas de Ancap en el gobierno pasado.

En la reunión dijo que para él ahora es tiempo de mirar para adelante y apoyar al gobierno.

"Tenemos que llegar a donde el gobierno no llega", señaló, y pidió redoblar la militancia para que la Lista 711 se convierta en la defensora de los derechos de aquellas personas más pobres y necesitadas del país.

Además, sostuvo que hay que aprender de los errores. "Hemos cometido errores, hemos sido ingenuos, pero hemos sido fieles a nuestros compañeros, nuestro programa y al Frente Amplio", enfatizó Sendic en el medio de su discurso.

Sus palabras fueron interrumpidas por uno de los militantes de la platea, que recriminó más dureza y una defensa firme contra los "traidores que hay en el Frente". Sendic sonrió, continuó y volvió a repetir: "Lo volvería a hacer. Cada sopapo que nos daban valió la pena", dijo, logrando los aplausos de sus seguidores que llenaron la sala del local partidario.

En el contacto con la prensa aclaró que aún no definió si será candidato en las elecciones de 2019, pero sí que continuará militando y participando de las actividades del Frente Amplio. "Como frenteamplista, (porque) soy un frenteamplista", remarcó. Incluso, informó que continuará asistiendo a los Consejos de Ministros que el presidente Tabaré Vázquez realiza en el interior del país y son abiertos al público.

Las últimas mediciones de opinión pública marcan una popularidad muy baja de Sendic, con un rechazo del 70% de la población, según la consultora Equipos Mori. Esta intención de dar vuelta la página y mejorar su imagen, tendrá otro capítulo en la Justicia cuando el 25 de octubre declare como indagado ante el Juzgado Especializado en Crimen Organizado. Ese ámbito investiga la gestión de Sendic en la presidencia de Ancap durante el gobierno de José Mujica.

Ayer el exvicepresidente no quiso hacer declaraciones a los periodistas sobre su defensa por el uso de las tarjetas corporativas. Él había anunciado que iba a presentar documentación al Plenario del Frente Amplio que comprobaba su inocencia. Sin embargo, lo único que entregó fue la declaración jurada que —como establece la Constitución— debe presentar ante la Junta de Transparencia y Ética Pública (Jutep).

Incluso ese organismo estatal también cursa otra investigación por el tema. Fuentes que trabajan en la investigación dijeron a El País que se espera tener un dictamen final el miércoles próximo.

"Fuerza".

El grupo de militantes que esperaba en la sede de la Lista 711 recibió a Sendic con abrazos. "¡Fuerza Raúl!", cantaron a coro varias mujeres que también habían asistido el sábado pasado a la sede del Frente Amplio para apoyar a su líder. En esa ocasión acusaron de "traidores" y "vendepatrias" a los dirigentes de la coalición que pretendían sancionar a Sendic. "Ojalá que quienes vayan a tener dificultades en la vida, también tengan el apoyo que todos ustedes me han dado en todo momento", agradeció el exvicepresidente.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)