vea el interactivo

Seis de cada diez uruguayos se sienten "cada vez más inseguros"

El 59% de los uruguayos tiene la percepción de que el país es "cada vez más inseguro" y el 37% considera que la inseguridad es el problema "más importante" del país, un nivel que ubica a Uruguay en el segundo puesto en Latinoamérica, por debajo de El Salvador.

Si no puede ver el interactivo haga click aquí

Asimismo, uno de cada dos uruguayos siente que pertenece a la clase baja mientras que el 83% está "satisfecho" o "muy satisfecho" con su vida y el 31% dice que el salario no le alcanza. Los datos surgen del informe "Latinobarómetro 2015" divulgado ayer y que compila unas 20.000 entrevistas en 18 países de América Latina. En Uruguay las encuestas están a cargo de Equipos Mori.

Inseguridad.

"Sentirse inseguro se relaciona negativamente con el funcionamiento de la democracia", sostiene Latinobarómetro. En América Latina la sensación de inseguridad aumento de 55% en 2011 a 63% en 2015. En Uruguay seis de cada diez dice vivir "cada vez más inseguro". La percepción de inseguridad es total en Venezuela (84%) y El Salvador (83%). Siguen Brasil con 77%, Guatemala con 72%, Argentina y Perú con 71% y México con 70%.

Uruguay es el segundo país en toda Latinoamérica (el ranking lo encabeza El Salvador) en identificar a la seguridad pública como su principal problema. En 2005 solo el 7% consideraba que la seguridad era el principal problema, el ranking lo lideraba la desocupación con 47%. En 2010 la inseguridad pasó a ser mencionada por el 28% mientras que la desocupación bajaba a 16%. La identificación de la inseguridad como principal problema alcanzó el pico de la última década en 2011 (40%), en 2013 bajó a 36% y este año subió a 37%.

Latinobarómetro sostiene que la preocupación por la delincuencia en la región "aumenta paulatina y constantemente de un 7% en 1995 a 17% en 2007. Es a partir del 2008 cuando supera en importancia al desempleo (15%), alcanzando un 28% en 2011, para luego ubicarse en el 23% en 2015".

Agrega que tanto los problemas económicos como el desempleo comienzan a bajar desde 2009 de manera constante, a la vez que la delincuencia aumenta en importancia. Hay en este período una relación inversa entre problemas económicos (principalmente desempleo) y delincuencia.

Hoy, en Uruguay, solo uno de cada diez identifica al desempleo como el principal problema que enfrenta el país.

Clases sociales.

Un informe del Banco Mundial que el gobierno recogió en su mensaje presupuestal sostiene que, según una medición por ingresos, en Uruguay el 22% de la población es de clase baja, 72% de clase media y 6% de clase alta. Sin embargo, estos números cambian significativamente cuando al ciudadano se le pregunta: ¿A qué clase social cree que pertenece?

En el caso de Uruguay, el 49% dice que es de clase media, el 45% de clase baja y solo el 4% se ubica a sí mismo en clase alta. Es decir que la clase baja trepa de 22% según sus ingresos a 45% por autoposicionamiento. "El que busque la relación económica entre el autoposicionamiento y la cantidad de dinero encontrará discrepancias que se relacionan con el punto de partida de cada cual, el grado de avance en su posicionamiento social y, finalmente, la posición de los otros. Esos tres elementos determinan el autoposicionamiento social de cada cual", explica Latinobarómetro.

En la región, un 39% de los ciudadanos se siente parte de la clase media, siendo Uruguay (49%), Bolivia (48%), Argentina (47%) y Costa Rica (46%) los que encabezan el ranking.

"El autoposicionamiento de clase social de la población de la región sirve para comprender muchos comportamientos sociales, ya que la gente no se comporta de acuerdo a su clasificación objetiva de ingreso por día por persona, como lo calcula el Banco Mundial, sino que se comporta de acuerdo a su propia apreciación del lugar que cada cual ocupa en la sociedad. En otras palabras, para comprender a la sociedad latinoamericana hay que mirarla como ella se ve, y no como la vemos los académicos, los intelectuales o analistas de las sociedades. Una buena lección de realismo", explica el informe de Latinobarómetro.

Y considera que la clase social a la cual cada ciudadano se siente perteneciendo es entonces mucho más un indicador sociopolítico, que socioeconómico. "Lo que hace es ubicar, medir el poder que cada cual tiene en la sociedad, no solo en poder adquisitivo, sino también en su capacidad de acceder a oportunidades que le entreguen un futuro promisorio", afirma.

Satisfechos.

Ante la pregunta: "En términos generales, ¿usted está satisfecho con su vida?, el 83% de los uruguayos responde que está "muy" o "bastante" satisfecho (la media de América Latina es 77%). El país más satisfecho es República Dominicana (88%) y el menos satisfecho Perú (59%), Uruguay ocupa el quinto lugar.

Según el informe, existe una fuerte vinculación entre esta percepción y los niveles de satisfacción en Uruguay con la democracia (70%) y la economía (52%).

Por otra parte, en Uruguay el 59% cree que el país está "progresando". Los datos son más relativos dado que la encuesta fue cerrada en febrero y la percepción pudo variar en función de lo ocurrido en los últimos meses por las señales de desaceleración económica.

En Uruguay un 47% de los ciudadanos define la situación económica como "buena". Es el país de la región con mayor porcentaje de respuestas positivas frente a esta pregunta, seguido por Bolivia con un 37%. En los otros 16 países menos de un tercio creen que la situación económica es "buena". En 2015, en 16 países de la región la inmensa mayoría, entre el 90% y el 70% de la población, considera que la situación económica no es buena.

El 31% de los uruguayos responde que el salario no le alcanza para satisfacer sus necesidades cuando la media en Latinoamérica es de 44%.

Para ver el informe completo haga click aquí

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)