CÁMARAS EMPRESARIALES

Segunda suspensión de queja ante OIT

Las cámaras empresariales se reunirán esta semana con el ministro de Trabajo, Ernesto Murro, con el que llegarán a un acuerdo para volver a dejar en suspenso la queja contra el sistema de negociación colectiva que presentaron ante la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

En las cámaras se entiende que una propuesta de cuatro puntos que hizo Murro sobre fines del año pasado tiene aspectos "rescatables" y que se puede llegar a una solución que sea "un mix", dijo a El País el presidente de la Cámara de Industrias, Washington Corallo.

El presidente de la Cámara de Comercio, Carlos Perera, coincidió en que se está cerca de un acuerdo aunque advirtió que el gobierno no planteó ninguna modificación a la normativa sobre ocupación de lugares de trabajo, por lo que el sector privado insistirá en que debe cambiarse por afectar el derecho de propiedad. Es probable que las cámaras soliciten a la OIT postergar un año más el tratamiento de la queja uruguaya.

Las cámaras dejaron en suspenso en marzo del año pasado su planteo ante la OIT presentado en 2011 contra el sistema de negociación colectiva al que consideran demasiado abarcador. Lo hicieron como gesto de buena voluntad hacia el gobierno que recién asumía y para evitar dañar la imagen de Uruguay, dijeron.

La OIT, por su parte, hizo varias observaciones al sistema de negociación colectiva de Uruguay pero insiste en que cualquier modificación al mismo debe realizarse a través de la negociación. En una reciente visita a Uruguay el director general de la OIT, Guy Ryder, elogió en líneas generales el sistema de relaciones laborales de Uruguay. En esa visita las cámaras de Industria y Comercio plantearon a Ryder sus reparos a la normativa de negociación colectiva tripartita uruguaya. El Pit-Cnt se ha mostrado poco proclive a cambiar el sistema.

Los empresarios objetan, por ejemplo, que los beneficios acordados a los trabajadores sigan teniendo vigencia una vez que los convenios vencen mientras se negocian otros. También entienden que no se protege debidamente el derecho de los empleados que quieren trabajar cuando una empresa está ocupada. La queja de los empresarios ante la OIT señala que la ley de negociación colectiva "produce un desequilibrio en perjuicio directo de los empleadores".

En 2013, la Organización Internacional de Empleadores planteó en un comunicado "su preocupación por la falta de avances por parte del gobierno de Uruguay en el cumplimiento de las recomendaciones de los órganos de control de la OIT".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)