UN CARGO COMPLICADO

Secundaria: "El FA no sabe qué quiere con la educación"

Consejo sospecha un plan deliberado del sindicato para derrocar a Puente.

No sabemos qué es lo que quiere el Frente Amplio, porque el propio Frente no sabe qué quiere con la educación", dijo el número dos de Secundaria, Javier Landoni, en una reunión extraordinaria del Consejo, en la cual se advirtió sobre la posibilidad de un plan del sindicato para hacer caer a la directora general Celsa Puente.

Ante los dichos de Landoni, Puente y la consejera en representación de los docentes, Isabel Jaureguy, callaron. La conversación fue a las 14 horas de ayer en el Consejo de Educación Secundaria (CES), en el despacho de la directora. El encuentro duró unos 40 minutos. Se habló sobre la tensa relación con la Federación Nacional de Profesores de Enseñanza Secundaria (Fenapes).

En el medio de una polémica por la cantidad de horas docentes sin cubrir (el gremio dice que son 45.000 y las autoridades menos de 15.000), esta semana Puente los llamó "infames exhibicionistas" y los acusó de padecer el mal de Diógenes, por acumular horas a las que luego renuncian. Los sindicalistas pidieron una retractación pública y que la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP) "evalúe la competencia" de la directora para ocupar el cargo.

Las autoridades resolvieron en la reunión llamar al sindicato a una bipartita, la cual —si este acepta— se haría el próximo miércoles. La estrategia, que propuso Jaureguy y los otros dos aceptaron, es que ella plantee un borrón y cuenta nueva para salir del atolladero.

Deliberado.

Puente expresó que además del problema puntual habría que plantearle a Fenapes que luego de una bipartita, como la que hubo el viernes antes de Semana Santa, no pueden hacer una conferencia de prensa y plantear un tema que no fue hablado internamente. Dijo esto en referencia a la cifra de 45.000 horas libres, que el secretario general de Fenapes, José Olivera, dio ese día. "Tienen una bomba podrida en el bolsillo siempre. Capaz que es un tema de Olivera. Que es un problema de él. Pero el sindicato tiene que agarrarlo", consideró la directora.

Landoni, en tanto, agregó que "Olivera tiene un problema" y es que cambia su conducta según "el escenario" en el que esté. "Hemos hecho reuniones clandestinas, de ir y acordar algo. Al otro día vamos a plantearlo a la CSEU (Coordinadora de Sindicatos de la Enseñanza del Uruguay) o al Ministerio de Trabajo, y él ahí cambia; según el clima cambia y se radicaliza".

Landoni manejó la hipótesis de que Olivera, que pertenece al ala más moderada del gremio, a veces necesita del apoyo de los más radicales (sobre todo de la capital del país) y que por eso endurece su discurso. "Para poder dirigir ese sindicato, con la polarización que tiene, él necesita de Montevideo. Porque vamos a hablar a calzón quitado, si no es por Montevideo acá no se moviliza nadie. Hagamos la honesta, honesta; se necesita a Montevideo para parar los liceos. Y también necesita al interior, para que cuando no le gusta Montevideo, pueda frenarlo. Es la única forma que tiene. Él es así. No lo podemos revertir. Y la gente lo votó a él. Yo puedo criticar a (la diputada nacionalista Graciela) Bianchi, pero la gente la votó. Es así", consideró el consejero, y le recomendó a Puente: "No te sientas mal con lo que te dijo Olivera, no sabemos muy bien cómo jugar a este juego, porque somos profesores, somos directores, estamos trabajando".

Jaureguy, en tanto, confesó que alguien de su entorno familiar le advirtió: "Avivala a Celsa Puente. Decile que no entre". Tras esto, le recomendó a la jerarca que preserve "su estilo, pero con moderación".

"Vos deberías pensar que lamentablemente ellos pueden decir cualquier cosa", comentó Jaureguy, e hizo una comparación con lo que pasa en un aula. "Es como la lógica de un profesor y un alumno. Él te puede decir algo y va a tener todas las consecuencias, pero no le podés contestar en la clase. No lo podés insultar. Lo llevamos. Lo traemos. Le llamamos al padre. Lo suspendemos. Mil cosas. Pero eso no".

Sobre la posibilidad de que haya un plan de Fenapes para sacar a Puente del cargo, expresó: "Hay una interna complicada aún con la presidencia. No sé si la gente va a quedar en los puestos que tiene hoy. Es muy complicado. Cree en el consejo que te doy, porque quizá, y te juro que nadie me lo dijo, es algo premeditado para hacerte enojar, para hacerte entrar (...) Nadie me dijo que fuera una estrategia deliberada, pero yo lo veo de afuera y digo...".

Finalmente propuso que en la bipartita de la semana que viene se entregue a los sindicalistas un documento, en el cual se exprese que "la prioridad es reconstruir el vínculo, sin entrar en quién empezó y tiene la culpa". Puente sugirió mandar hoy un e-mail a Fenapes. La reunión terminó con una frase de Landoni, que resume el difícil momento: "Hay que hacer la reunión lo más rápido posible. Hay que salir de esta encrucijada. No se puede estar así".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)