PRINCIPALES INVOLUCRADOS

Quién es quién en la secta Oasis de Luz

Mientras continúa la investigación sobre el asesinato de Arno Wollensack, las autoridades también buscan a mujeres que convivían con el alemán y sobre las que se tiene muy poca información.

Arno Wollensak: líder de la secta (asesinado)

Fundador de la secta Lichtoase (Oasis de Luz), alemán, de 61 años de edad. Su cadáver fue encontrado en la playa de La Floresta el domingo 28 de agosto. La secta germinó en Austria a principios de los años 90 y contó con unos 40 adeptos, austríacos, suizos y alemanes. Wollensak había incursionado en el esoterismo cuando viajó por la India en los años 80.

Arno Wollensak. Foto: Stronger After.
Arno Wollensak. Foto: Stronger After.

De vuelta en Europa se unió con la alemana Julie Ravell, con quien mantuvo una relación de varios años, incluso después de que la secta se disolviera a raíz de las denuncias en los medios. Con Julie se refugió en Uruguay en 2007. Ambos ingresaron con documentos falsos y adquirieron aquí un campo en Lavalleja y la chacra de 24 hectáreas en Los Cerrillos, donde vivieron hasta hace un par de meses. En 2015 Arno Wollensak fue detenido en Uruguay por pedido de Interpol. La Justicia alemana lo requería por abuso sexual a menores. En julio de ese año fue remitido a prisión por uso de documentación falta. No se hizo lugar al pedido de extradición de Alemania en virtud de que el delito, para la ley uruguaya, había prescripto. Después de un par de meses en prisión, recobró la libertad y volvió a Los Cerrillos.

Julie Ravell: pareja de Wollensak (desaparecida)

Medium de la secta, que también lideraba con Arno W. como pareja. De nacionalidad alemana, llegó a Uruguay bajo el nombre falso de Angelina. Su pareja entró con un pasaporte a nombre de Marc Neumann.

Julie vivió con Arno y otras dos mujeres seguidoras de la secta en la finca de Los Cerrillos. Estuvo presa en la cárcel de mujeres por uso de documento falso. No fue vista en los últimos dos meses y hoy se considera desaparecida. No se sabe si salió del país o qué suerte corrió.

Lea Saskia Laasner: víctima de la secta y denunciante.

Sus padres la llevaron a formar parte de la secta de Arno Wollensak cuando era una adolescente. En el año 2002 logró escapar del grupo y huir de Belize, donde Lichtoase había trasladado su cuartel general. Laasner (36 años), nacida en Suiza, escribió el libro “Meine Kindheit in der Psycho-Sekte” (Mi infancia en una psico-secta) donde narró su pasaje por la secta y los abusos sexuales de que fue objeto desde los 13 años por parte de Arno W. Fue responsable de la denuncia contra él en la Justicia alemana. No ha querido volver a hablar en los últimos años.

Allein gegen dei Seelenfänger, libro de Lea Laasner. Foto; Difusión
Allein gegen dei Seelenfänger, libro de Lea Laasner. Foto; Difusión

Ursula Frei: madre de Lea Laasner (desaparecida).

Una de las primeras seguidoras de Arno W. y Julie Ravell en Europa, es la madre de Lea Saskia Laasner. Siguió a la pareja hasta su refugio en Uruguay y utilizaba aquí el nombre de Ursula Frei (su apellido de soltera). Tenía su documentación en regla y obtuvo en 2014 la cédula de identidad que se otorga a los extranjeros, con validez por dos años. En abril pasado volvió a renovarla y desde entonces es poco lo que se sabe de ella.

Según ex miembros de la secta, Ursula era también una “víctima” del poder de Arno W. Algunos aseguran que la maltratada, la golpeaba y la sometía como esclava, pero no hay testimonios en Uruguay que lo corroboren. En Suiza hay preocupación por su desaparición.

Ursula Frei, madre de Lea Laasner. Foto: Archivo El País
Ursula Frei, madre de Lea Laasner. Foto: Archivo El País

Katharina Meredith: otra víctima de la secta.

Alemana y residente en Suiza, de 34 años. Se unió con sus padres y su hermano a la secta en 1992, cuando tenía 10 años. Fue sometida en cuerpo y mente por Arno W, pero no llegó a ser consciente de lo que significaban aquellos abusos hasta más tarde. Permaneció en Lichtoase hasta los 20 años, cuando el grupo se dispersó en Belize. La noticia de la muerte de Wollensak le produjo “un gran shock”, pero “cerró un capítulo de mi vida”. Dijo que “hubiese preferido verlo en la cárcel (...) La forma en que murió fue tan brutal, que es difícil de procesar”.

Katharina Meredith revivió su traumática historia. Foto: Katharina Meredith
Katharina Meredith revivió su traumática historia. Foto: Katharina Meredith

Anita Maura (sin foto): madre de Katarina Meredith

Fue otra de las mujeres que convivió con Julie Ravell, Ursula Frei y Arno W. en la chacra de Los Cerrillos. Al principio, un vecino la describió como “una empleada búlgara”, pero en realidad es la madre de Katharina Meredith. Obtuvo la cédula de identidad uruguaya en 2014, pero un año después, cuando Arno y Julie fueron procesados y remitidos a prisión, se fue del país. Hoy vive en Alemania, apartada de la secta.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)