INCESTO EN RIVERA

SCJ pide informes a juez que archivó por primera vez caso de abuso sexual

El hecho del incesto y violación a una joven por parte de su padre en Rivera sigue dando qué hablar. Ahora la Suprema Corte pidió informes al magistrado que en 2010 archivó por primera vez el caso.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Corte: dictó jurisprudencia sobre procedimientos para apelar. Foto: archivo El País

La Suprema Corte de Justicia solicitó en un plazo no menor a 72 horas que el magistrado que tuvo por primera vez el caso de incesto y violación en Rivera, entregue un informe sobre las razones por las cuales decidió en ese entonces archivar la denuncia.

Por este mismo caso, el fiscal de Corte Jorge Díaz informó este lunes que trasladó a una materia no penal a Ricardo Chiecchi Rostan, el fiscal que se encargó del hecho en el año 2011.

El abuso quedó al descubierto en enero de 2009 cuando una psicóloga que realizaba trabajos sociales en un barrio de Rivera, denunció ante la Comisaría de la Mujer y la Familia que una adolescente de 13 años cursaba un embarazo de aproximadamente seis meses y que los vecinos comentaban que el padre de la joven sería el progenitor de su hijo.

Ese mismo año comenzaron las actuaciones judiciales, las que finalizaron en junio de 2010, cuando el 24 de junio el juez Gustavo Irribarren, hoy juez penal en Montevideo, resolvió archivar la denuncia al entender que al no existir "denuncia de la madre de la adolescente o de ésta respecto a abuso sexual de cualquier índole y no habiéndose aportado en estas actuaciones datos sobre personas que establecieran el rumor de una relación incestusa, entiende este tribunal que no surgen indicios que permitan conjeturar la existencia de delito sexual", según un comunicado al que accedió El País.

En el texto se agrega que esta resolución fue notificada al Fiscal, quien decidió no apelar el fallo.

Exactamente un año después, el 24 de junio de 2011, un médico de la Policlínica del barrio denunció que la adolescente, quien continuaba viviendo con su padre, había quedado embarazada y había tenido otro niño.

Nuevamente se solicitó una prueba de ADN, la que arrojó que el hombre era el padre de los dos hijos de la adolescente.

Esta vez fue el fiscal quien el 18 de noviembre de ese año falló que "queda claramente probada una relación incestuosa, la cual por carecer de la nota de escándalo público exigida por el tipo penal, no es delito. Por otra parte no se ha probado violencia en la relación sexual de autos. Atento a ello, nada solicitaré".

Díaz dijo que el archivo del caso era "un horror inexcusable" y que "en dos oportunidades la justicia devolvió a la víctima al abusador", sin que se tomaran en cuenta los parámetros indicadores del abuso sexual.

El padre de la joven, de 61 años, fue procesado con prisión a principios de julio, y ya en el establecimiento carcelario, decidió pocos días después quitarse la vida.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)