SEGURIDAD SOCIAL

Sanguinetti augura que la solución afectará el sistema

Advierte sobre el riesgo de terminar en “una tragedia“.

Julio María Sanguinetti. Foto: Marcelo Bonjour
Julio María Sanguinetti. Foto: Marcelo Bonjour

El expresidente Julio María Sanguinetti afirmó que el proyecto sobre los denominados cincuentones que impulsa el Poder Ejecutivo encaminará al sistema previsional "hacia una nueva tragedia", similar a la situación que se quiso evitar en 1996 cuando se aprobara el régimen de jubilación mixto conocido como AFAP.

En entrevista con El País, Sanguinetti recordó que la idea de esa reforma "era que las personas se jubilaran a los 65 años, no a los 60". "Se quería inducir a esto, pero ahora nadie imaginó que iba a ocurrir esta revuelta", destacó.

En aquellos años "nosotros íbamos como el Titanic directo al témpano y logramos salvar a la seguridad social con la reforma". añadió

"Ya en 2008 la ley de flexibilización armó un lío fantástico. Metieron 60.000 jubilados más. Y ahora estamos con este invento que el ministro (Danilo) Astori dice que cuesta US$ 3.400 millones. Estamos construyendo una nueva tragedia, no solucionando", para que "el gobierno que venga se vea en la necesidad de hacer una reforma. Lo reconoció el propio presidente Vázquez", recordó Sanguinetti.

Réplica.

A su vez, el expresidente Sanguinetti acusó al ministro de Trabajo y Seguridad Social, Ernesto Murro, de querer hacer inviable el régimen previsional mixto, en una columna que publicó en el portal argentino Infobae.

El exmandatario defiende el régimen mixto (BPS + AFAP) por considerar que "salvó al país de una catástrofe" y criticó la frase de Murro cuando sostuvo que los partidos tradiciones debían "pedirle disculpas a la población por el daño que le han hecho a miles de ciudadanos".

Para Sanguinetti, "según el criterio del ministro, el gobierno y el Parlamento de 1995 hicieron mal en salvar el Banco de Previsión Social (...) y combinar el principio intergeneracional con el ahorro individual de cada trabajador".

En la columna titulada "Uruguay: cuando la herencia maldita sigue siendo la excusa", afirmó que "en aquel momento, el viejo sistema de reparto, más el ajuste automático de las jubilaciones superaba el Producto Interno Bruto (PIB) total del país".

Además, destacó que el ministro "odia el sistema y trata por todos los medios de hacerlo inviable". "Él no cree que la jubilación deba atarse a la responsable contribución del trabajador; piensa que este no tiene derecho a saber cuánto lleva aportado y dónde está su dinero", escribió Sanguinetti.

La solución que promueve el gobierno para los cincuentones se ha convertido en tema del momento.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)