Dicen no sentirse representados; 6.000 firmaron proclama

Sangría en gremios de la salud incomoda al Pit-Cnt

El Pit-Cnt lanzó un comunicado advirtiendo sobre la presencia de movimientos de enfermeros y licenciados en enfermería que se mueven por fuera de la Federación Uruguaya de Salud (FUS) y Federación de Funcionarios de Salud Pública (FFSP).

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Los gremios de la salud salieron al cruce de los enfermeros que protestan por su cuenta.

Para el secretariado ejecutivo de la central de trabajadores, estas organizaciones promueven "prácticas anti sindicales" y "debilitan el sistema de relaciones laborales", desconociendo la "rica historia".

"Apoyamos, entonces, en todo su accionar a nuestras filiales FUS y FFSP, sobre todo en este momento frente a las negociaciones colectivas en los Consejos de Salarios y en el presupuesto", añadió el escrito firmado por el secretariado ejecutivo del Pit-Cnt.

Las molestias son muchas. En especial por un grupo de trabajadores que se presentan como "independientes", muchos de estos agremiados a los sindicatos, pero que advierten que los líderes de estos no los representan. Lanzaron una proclama que fue firmada por 6.000 enfermeros y licenciados en enfermería, y organizaron una marcha que se llevará a cabo hoy a las 14 horas desde el Ministerio de Salud Pública (MSP) hasta la Torre Ejecutiva.

"Vamos a marchar por aquellas reivindicaciones que nuestro gremio tiene que hacer y no hace", sentenció el vocero de los enfermeros y licenciados de enfermería que piensan asistir a la marcha, Álvaro Prego.

Este manifestó que lo que reclaman es "dignificar la profesión" y para esto piden "que se mejore el régimen de libres y un salario equivalente a una canasta básica". Prego, que es auxiliar de enfermería, precisó que "todavía hay sueldos de 15.000 pesos, mientras el secretario de la FUS (Jorge Bermúdez) dice que ganamos 25.000. Vamos a ir recibo en mano a mostrar nuestra realidad".

Sobre cuántas personas esperan en la marcha, Prego precisó que "aunque firmaron 6.000, la presión que existe desde el Pit-Cnt puede hacer que vaya menos gente".

La presidenta del Sindicato Único de Licenciados en Enfermería (SULE), Ana Montans, dijo que el gremio al que representa "apoya la marcha", pero pidió a los nurse que no falten a sus puestos de trabajos para participar de esta.

SULE, que no es reconocido por la FFSP ni por la Administración de Servicios de Salud del Estado (ASSE), ya está tramitando su ingreso al Pit-Cnt, pero no tienen muchas esperanzas de que los acepten.

Misma situación es la que vive al Asociación de Funcionarios de ASSE (Afasse), gremio creado en 1996 por los trabajadores de la comisión de apoyo, que ya pidieron su ingreso al Pit-Cnt y este les fue denegado. La FFSP no los considera un sindicato y ASSE piensa lo mismo.

Desde Afasse, sin embargo, su secretario general, Luis Pérez, dijo a El País que aunque entendía el enojo de los trabajadores, no le parecía bien la marcha. "Que el Pit-Cnt no nos haya dado permiso para ser un sindicato no tiene nada que ver, no estamos de acuerdo con la metodología de la marcha. No creemos que sea por ahí que se deba empezar a solucionar este tema", señaló Pérez.

Las últimas elecciones en la FFSP fueron complicadas. Con divisiones y denuncias de por medio. La Federación viene arrastrando una crisis que empezó con la caída del exdirector de ASSE, Alfredo Silva, procesado por conjunción de interés personal y público.

"Colectivos aislados no tienen que pelear"

La Federación de Funcionarios de Salud Pública (FFSP), advirtió que "colectivos aislados no tienen que salir a pelear", sino que todo debe hacerse adentro de los sindicatos. Así lo precisó a El País el secretario general del gremio, Martín Pereira.

"Una marcha afuera del sindicato no se puede apoyar. Ellos tienen prácticamente las mismas plataforma que nosotros. Si vamos a pelear, no lo puede hacer cada uno por su cuenta, tenemos que salir todos juntos", insistió.

Pereira dijo que esto mismo corre para el Sindicato Único de Licenciados en Enfermería (SULE), que una semana hizo dos paros en el Pereira Rossell.

Desde Federación Uruguaya de la Salud (FUS), Jorge Bermúdez, que fue acusado por los enfermeros que se declaran como "independientes" de ejercer presiones, dijo que no iba a hacer declaraciones a El País.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)