CON LA MIRA EN 2019

Sanabria dinamitó la interna colorada que busca redefinirse

El partido se muestra fraccionado y con varios aspirantes a competir por la candidatura.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Competidores: Bordaberry y Amorín por la candidatura. Foto: Francisco Flores

El traumático cierre de Cambio Nelson y la huida del exdirigente colorado Francisco Sanabria actuaron como una granada de fragmentación en el alicaído Partido Colorado: sus consecuencias políticas son insospechadas.

Ya provocó un fuerte intercambio de reproches en la interna de Vamos Uruguay, el sector del senador Pedro Bordaberry, quien en 2009, a regañadientes, aceptó el ingreso a su grupo de Sanabria y su padre, el exsenador del Foro Batllista Wilson Sanabria, fallecido en 2015. Ahora apuró la disputa por la candidatura presidencial para 2019.

En los últimos meses, la muerte del expresidente Jorge Batlle hizo que se reconociera su gobierno por parte de propios y ajenos. Pero la irrupción del episodio Sanabria volvió a bajar las acciones del Partido Colorado y las aguas embravecidas vuelven a dominar la interna colorada. Para empezar, ya no hay dos bloques claramente diferenciados, los que se alinean detrás de Pedro Bordaberry (Vamos Uruguay) y de José Amorín (Propuesta Batllista). El partido se muestra fraccionado y con varios aspirantes a competir por la candidatura presidencial.

El efecto Sanabria espoleó a los sectores batllistas del partido. Como lo había adelantado en 2016, el diputado Tabaré Viera, conductor del Espacio Abierto, pero de origen batllista ya que estaba con Amorín, volvió a pedir elecciones internas anticipadas para 2018 en el Partido Colorado a fin de lograr que los órganos partidarios tengan una representación adecuada a la realidad política de hoy. Y además para definir anticipadamente y sin una encarnizada competencia la candidatura presidencial para 2019.

Pero su pedido tiene escasas chances de ser aprobado, según dijeron a El País fuentes de los sectores mayoritarios. Los informantes quitaron entidad a la propuesta de Viera al comentar que el partido tiene que tener "un candidato que le llegue a la gente" y "no pelear por tener un aparato político".

En similar orientación ideológica andan los diputados Ope Pasquet (Batllismo Abierto) y Fernando Amado (Batllistas Orejanos), quienes tejen alianzas internas lo que podría derivar en una candidatura propia, como el primero, o ya directamente están manifestando su voluntad e competir en junio de 2019, como el segundo. Ambos son escindidos del grupo de Bordaberry, por el cual ganaron una banca en 2014.

En diciembre, un grupo de más de 200 dirigentes y exgobernantes batllistas publicó un manifiesto en el que anunció que recorrería el país para buscar la construcción de una alternativa "para ganar la elección o para contribuir a formar un gobierno de renovación" que busque reimpulsar la reforma educativa para favorecer a los sectores más pobres, reorientar los programas sociales, rescatar la autoridad del Estado en materia de seguridad pública y "reubicar" a los corporativismos.

Una parte de ellos, algunos exministros y exlegisladores, ahora se inclina por impulsar la precandidatura del exvicepresidente (2000-2005, con la presidencia de Jorge Batlle) Luis Hierro, lo cual es resistido por algunos sectores batllistas.

OPCIONES.

Conocidosy recién llegados por un lugar.

En el grupo de José Amorín se frotan las manos. En un análisis de las consecuencias del cierre de Cambio Nelson, sus dirigentes valoraron como "un nuevo error" de Bordaberry haber aceptado a los Sanabria en su momento, al tiempo que advirtieron que se nota su "vulnerabilidad" electoral.

Tras una breve evaluación de la situación, eso estimuló al senador Amorín a confiar a allegados políticos del interior del país que peleará la candidatura colorada a la Presidencia en 2019, según adelantaron a El País fuentes partidarias.

Aunque hace años que oficialmente está retirado, en realidad un expresidente nunca lo está. Julio María Sanguinetti ha comentado a allegados que por el momento no le convence ninguno de los aspirantes batllistas a la candidatura colorada. Por último, está por irrumpir en la interna colorada el excomandante en jefe del Ejército Pedro Aguerre, un general retirado en 2014. Es toda una incógnita saber qué posibilidades tendrá.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)