Los trabajadores no médicos inician la ronda de negociación

La salud también está en pie de guerra

Mañana y el jueves vuelven a parar los profesionales agremiados en el Sindicato Médico del Uruguay (SMU), en protesta por la falta de avances en el marco del Consejo de Salarios. El Sindicato Anestésico Quirúrgico (SAQ) también detendrá sus actividades los dos días.

En tanto, hoy, delegados de la Federación de Funcionarios de Salud Pública (FFSP) tendrán una reunión por el presupuesto en las oficinas de la Dirección Nacional de Trabajo.

El presidente del SMU, Julio Trostchansky, es el que más crítico se ha mostrado con las autoridades, sobre todo con la Administración de Servicios de Salud del Estado (ASSE), al afirmar que la institución se está "vaciando de profesionales" y que si todavía hay quienes trabajan en el sector público es por el "compromiso y vocación de los médicos".

Tanto el SMU como la SAQ reclaman a la Administración que en los lineamientos del próximo presupuesto se incluya un plan para igualar el salario de los trabajadores del sector público a los de las mutualistas privadas. Esto equivale, por ejemplo en Medicina General (policlínica y emergencia), a que la hora de trabajo pase de valer los 800 pesos actuales a 950. No piden que esto suceda ahora, sino trazar este objetivo para el final del quinquenio.

La presidenta de ASSE, Susana Muñiz, precisó el pasado sábado que se realizará una propuesta a los sindicatos de la salud que contempla "buena parte" de sus reivindicaciones. Sin embargo, al mismo tiempo advirtió que la desaceleración económica del país puede llevar a que las restricciones presupuestales se extiendan por al menos dos años.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)