REFUGIADO SIRIO

Salud de Diyab es cada vez más frágil; hoy habló otra vez con su familia

El exrecluso de Guantánamo se encuentra deshidratado. El grupo Plenaria, Memoria y Justicia realizó una vigilia para también denunciar la situación que atraviesa el sirio.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Diyab: habló con su esposa y continúa su huelga de hambre. Foto: Reuters

La salud del refugiado sirio Jihad Ahmad Diyab es cada vez más frágil. Fuentes allegadas al exrecluso de Guantánamo confirmaron a El País que se encuentra deshidratado y que sufrió una caída. Además, hoy se comunicó nuevamente con su familia.

Por otro lado, el grupo Plenaria, Memoria y Justicia realizó hoy una vigilia frente al apartamento de Diyab, donde también denunciaron la situación que atraviesa el ciudadano sirio.

Diyab contó en una entrevista a La Diaria que le reza a Alá para que el viernes 16 de septiembre, cuando se conmemora el Día del Musulmán, pueda reencontrarse con su familia en Turquía.

Respecto a su estado de salud, Diyab dijo que "a veces no sé qué es lo que estoy haciendo. Me duele todo el cuerpo, particularmente los riñones. Siento tanto, tanto frío, y me siento muy débil. Mi cuerpo no está bien", manifestó el sirio, quien desde hace 28 días hace una huelga de hambre para que le permitan reunirse con su familia.

Diyab es visitado de forma periódica por Alejandra de Bittencourt, integrante del grupo "Vigilia por Jihad Diyab", y por Christian Mirza, interlocutor entre el gobierno y los exreclusos de Guantánamo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)