VIOLENCIA CRIMINAL EN LA COSTA DE CANELONES

Salinas: matan a jubilado alemán y roban a vecinos

Le coparon la casa, exigieron dinero, se negó y lo balearon.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Se produjeron varios hurtos en fincas particulares tras un homicidio y asalto. Foto: archivo El País

Una pareja de encapuchados rompió a patadas la puerta de una vivienda ubicada en un camino vecinal, próximo al kilómetro 45 de la Ruta 87 (Salinas). En el interior de la casa se encontraban Kurt K., ciudadano alemán de 66 años; su primo, también alemán, de 56; su hijo de 28 años, de nacionalidad española, y un amigo uruguayo, de 42.

Los delincuentes portaban pistolas y a los gritos exigieron "el dinero que está en la caja de atrás del cuadro". Kurt se negó y lo golpearon salvajemente.

Posteriormente, uno de los asaltantes le disparó en la cabeza sin conseguir que el alemán entregara el dinero. Sin chances de obtener lo que buscaban, los atracadores terminaron llevándose dos teléfonos celulares, una billetera y un reloj.

De inmediato huyeron del lugar y los moradores de la vivienda llamaron al 911 y a la Seccional 22 de Salinas. Los policías consiguieron trasladar al hombre herido hasta una mutualista cercana pero no logró sobrevivir.

Una vez iniciada la investigación, los testigos narraron el episodio a la Policía y destacaron que no sintieron ruido de vehículo tras la salida de los delincuentes encapuchados.

Hasta el momento no hay detenidos mientras trabajan en el lugar efectivos de la citada seccional de Salinas, personal de Homicidios y Policía Científica de Canelones. El segundo turno de la sede judicial de Atlántida asumió el caso.

Vecinos de la familia asaltada aseguraron a El País que Kurt era un hombre que se había jubilado en Alemania y que hacía varios años se había mudado al barrio donde fue asaltado. Allí compró un terreno en cuotas y construyó su casa. Aseguraron que no demostraba tener fortuna y que llevaba una vida "sencilla".

Hurtos.

Más allá de la congoja natural por el asalto y el homicidio del ciudadano alemán, los vecinos de Salinas se vieron sorprendidos por una serie de robos producidos pocas horas después del episodio que terminó con la vida del jubilado.

El asalto a la casa ocurrió el día viernes entre las 19:00 y 19:30 horas, según confirmaron a El País fuentes policiales en base a información proporcionada por los testigos del hecho.

A eso de las 5:00 de la mañana de ayer otros vecinos de los alrededores sintieron ruidos extraños y salieron a ver. Algunos notaron que le faltaban distintos objetos.

Una mujer salió de su casa a las 5:30 y notó que le habían robado la moto. Fuera de la vivienda, encontró a un agente policial porque otro vecino había dado aviso a los uniformados ya que también lo habían robado.

En noviembre del año pasado los vecinos de Salinas se movilizaron reclamando seguridad. En ese sentido, alertaron a las autoridades policiales de que venían siendo víctimas de todo tipo de delitos.

Durante los primeros días de ese mes se produjo una reunión con autoridades de la Jefatura departamental. Insólitamente, mientras transcurría la entrevista, a seis cuadras del lugar los delincuentes asaltaban a mano armada dos comercios.

La Policía admitió a los vecinos que cuenta con apenas un patrullero y dos motos para controlar todo el balneario canario y sus alrededores.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)