LA SITUACIÓN EN LA SALUD PÚBLICA

Salas de hospital listas desde 2014 no se usan

Blancos reclaman; BPS dice que no estaba previsto abrirlas.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
No hay fecha prevista para comenzar a usar las salas. Foto: Diputado Martín Lema

El Hospital de Día de la institución para pacientes con enfermedades raras del Banco de Previsión Social (BPS) está listo desde diciembre de 2014. Las salas están a nuevo, cuentan con camas y todo el resto del equipamiento. Sin embargo, nada de esto se utiliza. El Partido Nacional denunció la situación y cursó un pedido de informes.

El 19 de diciembre de 2014, con la presencia del expresidente del BPS y hoy ministro de Trabajo, Ernesto Murro, y la exministra de Salud Pública y hoy presidenta de la Administración de Servicios de Salud del Estado (ASSE), Susana Muñiz, una cinta se cortó en el Centro de Referencia Nacional en Defectos Congénitos y Enfermedades Raras (Crenadecer), ubicado sobre la calle Agraciada. La invitación al evento señalaba: "Inauguración de la primera etapa de las instalaciones de la unidad de diagnóstico y tratamiento del Crenadecer, y entrega de equipos informáticos".

El día de la inauguración el BPS publicó en su página web que "con esta inversión de casi 20 millones de pesos se proyecta llegar a atender más de 7 mil personas, y es objetivo de las autoridades continuar con el proceso de renovación edilicia".

Lo que en realidad estaba pronto era la infraestructura del Hospital de Día para pacientes que necesitan internación pero por poco tiempo, y la sala de espera principal, que según constató El País sí se está utilizando.

El representante nacionalista Martín Lema, que denunció la situación, cursó un pedido de informes y convocó a las autoridades del BPS a contestar la semana que viene ante la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados "por qué si se invirtieron recursos, si se hizo una reforma estructural, si se cortó una cinta, esto nunca se hizo funcionar", según declaró a El País.

"El viernes 24 de junio fuimos a visitar de forma sorpresiva el Hospital de Día del Crenadecer. Si bien al principio nos dijeron que había que coordinar la visita previamente con el directorio del BPS, luego de expresarles que el control es parte de nuestras potestades y que no podían impedirnos el ingreso, nos dejaron entrar. Ahí vimos que el Hospital de Día que fue inaugurado en 2014 nunca llegó a funcionar", añadió el diputado blanco.

Consultado sobre el tema, el presidente del BPS, Heber Galli, dijo a El País que "lo que se inauguró el 19 de diciembre de 2014 no fue el Hospital de Día, sino la primera de cinco etapas de la reforma locativa de la unidad de diagnóstico y tratamiento Crenadecer".

Galli dijo que no hay fecha prevista para la inauguración del Hospital de Día, y añadió que si esto aún no se ha hecho fue primero por unas goteras producto de la construcción inicial, porque faltaba el equipamiento, y que hoy por hoy el problema principal radica en la falta de personal.

"Unas semanas después de la inauguración de la reforma locativa hubo un problema en un baño del primer piso que generó filtraciones, lo que provocó que se tuvieran que hacer una serie de obras. Eso quedó terminado en noviembre de 2015. En tanto se hacían los arreglos se iba comprando el equipamiento. El Hospital de Día hoy está equipado. Ahora falta el personal", precisó el presidente del BPS.

El Hospital de Día necesita de personal conformado por un médico, una licenciada en enfermería y al menos dos auxiliares de enfermería.

Galli dijo que ese personal "surgirá del reordenamiento de los servicios del Canzani", el otro hospital del BPS para el que está previsto el cierre de su maternidad.

En realidad, algunos servicios del Canzani iban cerrar el 1º de junio pasado y el plan, según se ha dicho desde el BPS, era que algunos de sus funcionarios pasaran al Crenadecer. Sin embargo, a inicios de este mes la Asociación de Trabajadores de la Seguridad Social (ATSS) se resistió al cierre, y el Canzani sigue funcionando de igual forma. En abril pasado, además, el ministro Jorge Basso dijo ante la Comisión de Salud del Senado que el Canzani finalmente no iba a cerrarse.

El plan, que el BPS sigue determinado en llevar adelante, establece que el centro de salud cierre 53 camas de internación y distribuya a 92 de sus 257 funcionarios en distintas áreas del organismo. Sobre esta probabilidad, el sindicato alude que "significa un retroceso", porque "fragmenta el proceso de atención integral, tercerizando y descentralizando" parte de sus servicios.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)