SALUD PÚBLICA

En Saint Bois faltó fármaco para niños de marzo a junio

Ante la falta del medicamento, en su lugar daba el de adultos para que fuera suministrado a menores.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
ASSE designó una comisión para determinar responsabilidades en el error. Foto: Archivo

El Hospital Saint Bois no compró el complejo vitamínico que contiene vitamina D3 (fija el calcio) en su versión para niños durante cuatro meses, situación que llevó a la farmacia del centro de salud a entregar una medicación que es de adultos, para niños.

Como si esto no alcanzara, el 30 de junio, luego de que la Administración de Servicios de Salud del Estado (ASSE) informara que más de 250 niños recibieron "por error" una sobredosis del fármaco, las autoridades del Saint Bois ordenaron la compra inmediata del mismo, recomendado para atender casos de raquitismo en niños.

En 2014, el laboratorio Spefar ganó una licitación por la cual es quien vende Mulsiferol —en su versión para adultos— a la red de atención de ASSE. A su vez, también ese año, Celsius fue el ganador del llamado para vender la medicación para pacientes pediátricos, denominada Viosterol.

El gerente de Marketing y de Ventas de Celsius, Luis Aservi, dijo a El País que el Saint Bois no compró la medicación para niños en diciembre del año pasado y tampoco lo hizo durante marzo, abril, mayo y junio de 2017. Sí lo hizo durante enero y febrero, agregó Aservi, quien sostuvo que en las acciones de compra no interviene nadie más que el laboratorio y el hospital respectivo.

El País consultó al Ministerio de Salud Pública para contrastar la información proporcionada por Celsius, pero no obtuvo respuesta.

La licitación vigente desde 2014 que ganaron ambas empresas fue coordinada por la Unidad Centralizadora de Adquisiciones (UCA) del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), que es la encargada de planificar y ejecutar las licitaciones a las que se presentan las empresas de diferentes servicios como alimentos y fármacos para dependencias públicas, entre ellas, hospitales.

Si bien varias fuentes consultadas por El País aseguran que todo hace indicar que el problema se originó en la compra y administración de los medicamentos en el propio centro de salud, para la diputada del Partido Colorado, Valentina Rapella el foco de la discusión debería estar en el rol de la UCA.

La representante cursó un pedido de informes al Ministerio de Economía por el "mal manejo del funcionamiento de la unidad ejecutora en relación a la compra de medicamentos del Estado".

Rapella sostuvo que la secretaría de Estado "no contestó nada". Denunció que en la unidad no se realizan auditorías internas y que hace más de diez años no se renueva el equipo de dirección.

Desde el Ministerio se contestó que la permanencia del titular de la unidad fue decidida por el propio Presidente de la República, Tabaré Vázquez.

El artículo 409 del Texto Ordenado de Normas sobre Funcionarios Públicos (Tofup) establece que "la rotación de los funcionarios asignados en las reparticiones encargadas de la adquisición de bienes y servicios, se deberá hacer efectiva cada 30 meses continuos en el desempeño de la función".

A su vez, la diputada indicó que "hace tiempo que se compran medicamentos a los mismos laboratorios". A su vez, reclamó conocer cuántos químicos farmacéuticos trabajan directamente en las tareas de evaluación, compra y adquisición de fármacos. Agregó que las personas encargadas de resolver qué medicamento adquirir "no es personal altamente capacitado" para cumplir con esas tareas.

Concretamente, sobre la consulta de llamados que se realizan para la compra de medicamentos, la diputada concluyó que se realizaron tres llamados diferentes que generaron "caos administrativo y gastos innecesarios, superposición en las adjudicaciones a diferentes laboratorios y compras a diferentes precios perjudicando a la Administración".

Por su parte, el diputado del Partido Nacional, Martín Lema, reclamó al Ministerio de Salud Pública y a ASSE la rendición de cuentas en el marco de la Comisión de Salud por "el mal manejo de medicamentos en el Saint Bois". Además, el legislador solicitó conocer cuántas inspecciones realizó la División de Fiscalización del Salud Pública desde enero de 2015 a la fecha.

"Queremos saber con profundidad las causas de esta situación, que determinen quiénes son responsables y que informen sobre las sanciones aplicadas. Desde hace tiempo insistimos en que uno de los grandes problemas del sistema de salud es la ausencia de controles", resaltó. En el último informe de ASSE se señaló que aumentó a 26 la cifra de niños diagnosticados por hipercalcemia y 99 reciben tratamiento de forma ambulatoria.

En total, se constató que 233 niños retiraron la medicación que fue adquirida por la farmacia del Hospital en noviembre de 2016.

Por este caso ya se inició una investigación interna en ASSE y por la Comisión de Seguridad del Paciente (Cosepa).

El lunes, Muñiz dijo que "no se pueden decidir las medidas a futuro" ya que lo importante es brindar la asistencia necesaria.

El tratamiento para la bebé que permanece internada por nefrocalcinosis —calcio en el riñón— puede extenderse por más de un año.

Versiones encontradas de nuevos casos.

El Ministerio de Salud Pública (MSP) constató al menos tres nuevos casos de niños que recibieron la medicación Mulsiferol 600.000 UI/ 10 ml vitamina D3, recomendada para adultos. Según informó una fuente sanitaria a El País, a tres niños se les recetó el medicamento en el Hospital Evangélico, pero solo uno llegó a consumirlo. Al paciente pediátrico se le realizaron los estudios correspondientes y ya está en su casa. Por otro lado, se informó que dos niñas que también recibieron el fármaco en el Hospital de Tacuarembó fueron evaluadas, pero nunca estuvieron internadas. Mientras tanto, el director general del Hospital de Tacuarembó, Ciro Ferreira, negó a El País que a los niños de Tacuarembó se les haya suministrado el medicamento en el centro de salud de ese departamento, sino que lo retiraron del Saint Bois. A última hora de ayer, la Administración de Servicios de Salud del Estado (ASSE) desmintió a través de su cuenta de la red social Twitter que haya niños internados en el nosocomio de Tacuarembó por sobredosis de vitamina D3. Agregó que los mismos ya estaban en la nómina de pacientes contactados por el equipo de salud (233).

La autoridad sanitaria sostuvo que los "controles realizados en la residencia (Tacuarembó) resultaron normales a la vitamina D3". Más temprano en el marco de una conferencia de prensa brindada por el Ministerio de Salud Pública (MSP) —la primera sobre el caso en cuestión—, el director de Salud, Jorge Quian, indicó que se investiga si el episodio registrado en el Saint Bois ocurrió también en otros prestadores de salud privada.

Quian sostuvo que "tenemos sospechas de que puede haber habido, pero estamos esperando la confirmación oficial, todavía no nos han dado la notificación firmada". El jerarca de la salud agregó que "lo primero que puedo hacer en nombre del Ministerio es pedir disculpas".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)