ORDEN JUDICIAL

Sacrificaron perros que dieron muerte a un hombre en Melo

Es la primera vez que se aplica la medida prevista en nueva ley

Lugar donde un hombre fue atacado por perros. Foto: Néstor Araújo.
Lugar donde un hombre fue atacado por perros. Foto: Néstor Araújo.

En la tarde del lunes un médico veterinario cumplió con la orden judicial de sacrificar a los tres perros que dieron muerte a Miguel Amaro (53) el pasado viernes. La orden del juez de Melo fue ejecutada un día antes de lo previsto. La droga inyectada es un relajante muscular que adormece al animal y le provoca un infarto, de acuerdo a lo informado por el médico veterinario a la Policía.

El profesional fue contratado por los propietarios de los animales debido al mandato de la Justicia.

Antes de la aplicación de la medida, los tres perros fueron pesados y medidos a fin de confirmar que fueran los protagonistas del ataque. La eutanasia se aplicó en el mismo establecimiento en que se produjo el incidente.

La Justicia había ordenado encerrar durante 48 horas a los tres perros para después proceder a su ejecución.

Pero el presidente de la Comisión de Bienestar Animal de Cerro Largo, Gustavo Pastorino, informó que no tenía lugar en dónde ubicarlos.

Todo el procedimiento ocurrió bajo la atenta mirada de un equipo de la Policía Científica que labró un acta. Una vez finalizada la ejecución, los cadáveres de los animales quedaron a disposición de los propietarios, quienes anunciaron su intención de enterrarlos en el mismo predio, según confirmaron fuentes de la Policía.

El dueño de los animales declaró durante la tarde del lunes ante la juez de Melo y quedó emplazado para el próximo jueves.

Sin lugar.

El abogado de la Comisión de Tenencia Responsable y Bienestar Animal (Cotryba), Diego Williman, confirmó a El País que se trata del primer caso de aplicación de eutanasia en perros en el marco de la ley 18.471.

"Cuando un animal significa una amenaza o un riesgo contra personas o contra otros animales, como en este caso, donde existió una persona fallecida, se debe tomar esta medida drástica", sostuvo el profesional.

Williman aseguró que "si hay necesidad de establecer algún tiempo de plazo no hay dónde dejar los perros", dijo.

Elena Lima, integrante de la Protectora de Animales de Melo dijo estar indignada con la resolución judicial.

"Fue un horror", expresó. "Pobre gente con ese hombre que falleció, pero la jueza no podría haber tomado esta determinación sin antes haber consultado con las ONG y los refugios de perros", dijo.

"Hay que juzgar a los dueños y no a los perros, estamos indignados con lo que pasó; a los perros no les dieron ninguna posibilidad de recuperarse cuando había capacidad en Montevideo", dijo Lima.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)