Vázquez dijo que “le duele en el alma”; pide evaluar descentralizar atención

"La ruta del cáncer": cientos de kilómetros para ser tratados

El diagnóstico, cáncer en el intestino, le generó tanto dolor e incertidumbre como el tratamiento: 28 sesiones de radioterapia en el Instituto Nacional del Cáncer (INCA) en Montevideo, a 312 kilómetros de su casa en la ciudad de Fray Bentos.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Pacientes. Además de Montevideo, sólo hay otros tres departamentos que cuentan con equipamiento. Foto: Afp

Beatriz Zecca (65) no tenía opción. Así que con un pequeño bolso y mucho miedo a cuestas emprendió el viaje a la capital. Un soleado 14 de octubre ingresó al INCA, de donde salió justo para la Navidad.

"Al principio sentís miedo porque es todo desconocido", cuenta a El País sentada en la tranquilidad de su hogar.

Como Zecca, son miles los pacientes oncológicos uruguayos que a diario recorren cientos de kilómetros para recibir un tratamiento de radioterapia, procedimiento que en el interior del país solo se realiza en los departamentos de Florida, Tacuarembó y Salto.

Quizás por eso el presidente Tabaré Vázquez, que es especialista en oncología y radioterapia desde 1972, reconoció en el último Consejo de Ministros en Melo, que le "duele en el alma" que los uruguayos tengan que viajar para recibir un tratamiento de radioterapia.

"Habría que descentralizar más la atención oncológica en el país", aseguró e instó públicamente al ministro de Salud Pública, Jorge Basso, a que estudie la posibilidad de instalar equipos de radioterapia en las capitales departamentales.

"Todos los enfermos oncológicos del país pueden recibir asistencia médica en los niveles que necesiten", acotó y explicó que Uruguay dispone de excelentes cirujanos oncológicos, radioterapeutas y oncólogos médicos.

La problemática estuvo antes en el Parlamento. El diputado del Partido Nacional por Treinta y Tres y médico, Edgardo Mier, afirmó que el traslado de pacientes oncológicos es "uno de los dramas que tiene la asistencia en salud".

"Los pacientes más humildes cuando tienen que viajar a Montevideo para someterse a tratamientos la tienen complicada porque con el subsidio por enfermedad no pueden pagar una pensión ni sustentarse muchas semana", comentó y, dirigiéndose al ministro, aseguró que le pedirá para trabajar el tema de forma conjunta.

"Creo que este puede ser un tema en el que complementemos los esfuerzos entre lo público y lo privado", agregó Mier.

Realidad.

¿Es posible instalar equipos de radioterapia en todas las capitales departamentales como desea el presidente? ¿Qué costo tienen los equipos y qué se necesita para su funcionamiento?

Según el director del INCA y oncólogo, Álvaro Luongo, hasta los equipos básicos de radioterapia "son carísimos": tienen un costo que supera el millón y medio de dólares.

Además, es necesario invertir en formar equipos de trabajo que los hagan funcionar. Para ello se debe contar con médicos radiólogos, médicos radioterapeutas, tecnólogos, oncólogos, así como también un equipo de planificación.

A pesar de todo ello, Luongo aseguró a El País que sí es posible, que si se evalúa el costo beneficio el saldo es positivo y que Uruguay se merece dar la batalla para reducir el traslado de los pacientes oncológicos. "Si se cree que teniendo oncólogos en el interior se soluciona el problema estamos ante un gran error", opinó.

La radioterapia está tomando cada vez más importancia dentro del tratamiento, dice Luongo y asegura que el 60% de los pacientes en algún momento de su tratamiento la necesitan. "Centros de alta complejidad oncológica son la clave. Creo que son posibles y es el camino que hay que seguir. Los pacientes tienen que poder tratarse más cerca e ir y volver en el día. Cuando el paciente se tiene que ir a vivir a un hotel, una pensión o la cama de un hospital arranca perdiendo el partido", aseguró.

El director del hospital de Tacuarembó, Ciro Ferreira, uno de los pocos centros de salud del interior que cuenta con un área oncológica, dijo a El País que la clave es "descentralizar regionalizando".

"Sería ideal que cada departamento pueda tener su centro oncológico. Al cabo de seis años funcionando el nuestro está a tope. Aquí vienen de todo el país y no solo del área pública: el 55% de los pacientes pertenecen al sector mutual del Norte", comentó Ferreira.

Aunque no quieren revelar su nombre, también hay médicos que ven difícil poder cumplir con la aspiración del presidente e identifican como principal traba la falta de técnicos. "Se necesitan por lo menos tres técnicos radioterapeutas por cada centro y Uruguay no tiene tanta cantidad y menos bien distribuidos en el país", opinó un médico del interior.

Movimientos de usuarios afirman que la "ruta del cáncer" es un problema que deberá solucionarse, más si se tienen en cuenta las cifras: 242 uruguayos de cada 100.000 serán diagnosticados por año y 116 de cada 100.000 morirán.

Zecca, que hoy se siente recuperada, desea que los enfermos de cáncer no tengan que viajar para tratarse como lo hizo ella dos años atrás. "Para mí no llegó pero ojalá llegue para los demás que, lamentablemente, los habrá." (Producción: Daniel Rojas).

El cáncer en Uruguay.

Las muertes por cáncer en Uruguay constituyen un cuarto (23,8%) del total de las defunciones registradas en el país cada año. Se diagnostican, además, 14.867 nuevos casos al año y mueren 7.733 personas en ese período.

Según el último informe de la Comisión Honoraria de Lucha contra el Cáncer, en los hombres el cáncer de próstata es el más frecuente, seguido por el de pulmón y el colo-rectal (cánceres de colon y recto reunidos). Con muchos menos casos les siguen los cánceres de vejiga, estómago, riñón y bucolaringe, entre otros. No obstante, en lo relativo a la mortalidad sigue siendo el cáncer de pulmón la causa de muerte más importante en hombres: anualmente mueren 1.044 uruguayos por esta causa.

En las mujeres, el cáncer de mama es el que posee la mayor tasa de incidencia y también de mortalidad. Hay unos 1.850 casos nuevos anualmente y mueren por ello más de 670 mujeres al año. El cáncer colo-rectal ocupa el segundo lugar en incidencia, seguido por el cáncer cérvico-uterino.

El cáncer de pulmón, sin embargo, está aumentando en mujeres "dramáticamente". Los casos por año se duplicaron en las últimas dos décadas y hoy mueren unas 221 mujeres al año.

Uruguay, un país con más cáncer pero menos centros oncológicos.

En Uruguay, cuenta el director del Instituto Nacional del Cáncer (INCA), Álvaro Luongo, existieron tres categorías de centros oncológicos: centros periféricos de radioterapia donde se hacían tratamientos más bien convencionales, centros donde se practicaban tratamientos más sofisticados y otros de referencia donde se realizaba todo tipo de tratamientos, incluso muy específicos y sofisticados.

Pero eso no era todo. El país estaba cubierto ya que había centros en los departamentos de Colonia, Salto, Rivera, Maldonado, Cerro Largo y Florida, además de Montevideo. Sin embargo, el Ministerio de Salud Pública de gobiernos de los partidos tradicionales decidió cerrarlos aduciendo que no tenían la tecnología adecuada. "Era verdad que no la tenían, pero eran centros periféricos y los tratamientos aunque sean básicos se podían hacer perfectamente en esos centros", recuerda Luongo.

Hoy solo permanecen abiertos los centros de Tacuarembó, Florida y Salto. La Organización Mundial de la Salud (OMS) alertó el año pasado por lo que consideró una "oleada" de casos de cáncer que se propaga a través del mundo, y ubicó a Uruguay en el escalón más comprometido por el avance de esta enfermedad.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Edinson Cavani festejando su gol número 151 con la camiseta del PSG

Cavani no quiere hablar del récord de Zlatan

Max caracteres: 600 (pendientes: 600)