AVIACIÓN CIVIL

Rossi busca desarrollar una política aeronáutica

Una aerolínea de bandera China quiere volar a Uruguay.

El canciller Nin Novoa escucha la disertación de su colega de gabinete. Foto: F. Flores
El canciller Nin Novoa escucha la disertación de su colega de gabinete. Foto: F. Flores

Los organismos internacionales de aviación civil prevén un fuerte incremento del tráfico aéreo civil y comercial para el 2025. Uruguay no quiere quedar afuera de ese fenómeno. Por eso el ministro de Transporte y Obras Públicas, Víctor Rossi, dijo ayer que el gobierno comenzará a trabajar en un plan de aviación civil nacional para poner en condiciones la infraestructura y logística aeroportuaria del país.

El integrante del gobierno disertó en un almuerzo de la Asociación de Dirigentes de Marketing (ADM) sobre las prioridades de infraestructura y conectividad aérea.

"Tenemos ausencia de una política en materia de aeronáutica comercial y civil. La Dinacia ha hecho un gran esfuerzo y mejoró su calificación más allá de las dificultades de recursos. Pero el esfuerzo es insuficiente", explicó el ministro de Transporte.

Si bien el jerarca del Poder Ejecutivo explicó que la conectividad internacional no ha empeorado, sí se hace imperiosa una nueva política que englobe a todo el sistema. En ese sentido adelantó que convocarán a diferentes actores que estén involucrados en el transporte aéreo para generar opinión y recibir sus demandas. Luego de ello se instrumentarán medidas concretas con el fin de potenciar el transporte aéreo civil y comercial del país.

Rossi dijo que la aeronáutica es clave para un país como Uruguay que pretende ser un centro logístico regional. "No podemos permitirnos dejar ningún modo de comunicación de lado, y el aéreo es fundamental", dijo el ministro.

En ese sentido Rossi recordó que la mayoría de los aeropuertos del país tienen la definición de "aeropuerto internacional", sin embargo no cuentan con las condiciones necesarias para actuar como su definición lo establece. Por eso adelantó que se trabajará en adecuar la logística aeroportuaria nacional.

"Muchos (aeropuertos) no cuentan con servicios de seguridad imprescindible. No se puede mantener todos a nivel internacional, y no es un problema de jerarquizar, o de desjerarquizar. Las normas de aviación nos exigen tener definiciones claras en este sentido", explicó el ministro.

En esa línea Rossi confirmó que la aerolínea francesa Air France dejará de volar a Montevideo por temas comerciales y lo hará solo a Buenos Aires y San Pablo. Sin embargo adelantó que una línea de bandera China planea conectar de forma directa a Uruguay con el país asiático.

"Es un proceso difícil, porque es un vuelo de gran distancia, pero estamos trabajando", dijo Rossi y agregó que la compañía Aeroméxico negocia un vuelo directo entre Uruguay y Ciudad de México. Este trabajo fue iniciado en la visita oficial del presidente Vázquez al mandatario Enrique Peña Nieto. Por otro lado la compañía Amaszonas ya realiza las gestiones para incrementar sus frecuencias a Buenos Aires y hacer dos vuelos directos de Montevideo a Salto y Rivera.

Esas rutas que pretende trabajar la compañía Amaszonas eran operadas hasta 2014 por la empresa BQB del empresario Juan Carlos López Mena, pero fueron desactivadas por los altos costos que implicaban. De hecho los aviones utilizados para esa frecuencia fueron vendidos a Amaszonas.

En cuanto a la conectividad el ministro dijo que continúa creciendo.

"A octubre de este año se alcanzaron 1.735.000 pasajeros, y existe una meta establecida de 2.180.000 pasajeros. Aspiramos a lograrla en 2018", confió el jerarca de gobierno.

Rossi explicó que el país recibe 227 frecuencias comerciales civiles y cinco de carga. A su vez, desde Montevideo se alcanzan 13 destinos, ocho de esos tienen carácter de "hub internacional". Ese concepto es el que permite generar conectividad con otros destinos.

En el cierre de la disertación Rossi fue consultado sobre el histórico proyecto del puente binacional que conecta las rutas terrestres de Buenos Aires con Colonia, ante lo que explicó que ningún proyecto vial de transporte puede ser desestimado, y que si bien no está en los planes del gobierno puede ser estudiado si está amoldado a las circunstancias.

El ministro de Transporte remarcó que actualmente las prioridades del Poder Ejecutivo están en atraer los inversores necesarios para la remodelación del sistema ferroviario que permitirá trasladar la producción de celulosa de UPM de la planta ubicada en el centro del Uruguay al puerto de Montevideo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)