SORIANO RECLAMA DESCENTRALIZACIÓN

Rodó exige que no cierren más oficinas del Estado

Cortaron la Ruta 2 para que el Banco República siga abierto.

Vecinos de Rodó reclamaron contra cierre de oficinas públicas de la zona. Foto: D. Rojas
Vecinos de Rodó reclamaron contra cierre de oficinas públicas de la zona. Foto: D. Rojas

En la localidad de José Enrique Rodó no andan con vueltas. El martes decenas de vecinos salieron a la ruta con camiones y tractores a reclamar por la pérdida de servicios en la sucursal del Banco República, que se suma a otros recortes de oficinas públicas que parecen ir a contrapelo de la descentralización.

Los vecinos advierten que OSE "colgó un cartel con un teléfono para reclamos que se atienden desde Mercedes" y el servicio técnico de Antel concurre "cuando hay 5 o 6 solicitudes juntas".

Ya cerró la oficina de DGI y la representación de Colonización atiende solo dos veces por semana. Para colmo de males, la comisaría pasa muchas veces con un solo policía por guardia y hasta cuentan que la han visto cerrada por falta de personal.

Situaciones hasta hace poco inconcebibles que empiezan a transformarse en normales. "Estamos en pleno siglo XXI pero la verdad que vamos marcha atrás a ritmo acelerado", lamenta la vecina Olga Galín.

"El moderno edificio del Banco República fue inaugurado hace 5 años y las autoridades del banco dijeron en aquel entonces, que era un ejemplo de descentralización. Mirá ahora cómo estamos", reflexionó.

Esta pequeña localidad del departamento de Soriano, que muchos cruzan cuando van por Ruta 2 hacia el sur o en sentido contrario hacia la frontera con Argentina, cuenta con antecedentes de ruidosas protestas.

"Somos un pueblo tranquilo, pero sabemos plantarnos cuando la mano viene brava", dice Olga, una de las promotoras de la movilización. Recuerda que en 2001, con la crisis de fiebre aftosa que afectó al país, fueron los productores de ese lugar los que se la "jugaron" saliendo a cortar la ruta para reclamar contra el cese del rifle sanitario.

Ahora se sumaron vecinos de Risso, Egaña, Santa Catalina y Palmitas. Son los pueblos "de la línea" como se conoce a las localidades ubicadas sobre la carretera en un tramo de 100 kilómetros que separa a Mercedes de Cardona y conforman un cinturón importante de la actividad agropecuaria del país.

Con pancartas en las manos, entregando volantes y enlenteciendo el tránsito en la ruta, los vecinos reclamaron por los recortes de la burocracia.

Representantes del sindicato bancario (AEBU) estuvieron en la zona y realizaron un cabildo abierto para advertir a los vecinos sobre el recorte que se viene procesando.

Proclama.

"Nos indigna este tipo de imposiciones arbitrarias a beneficio de no sabemos quién y no aceptamos más discursos bonitos ni con doble sentido", se expresó en la proclama en referencia a una entrevista concedida por el presidente del BROU a una radio de Mercedes, donde "desmintió" la reducción de servicios en Rodó, donde la institución tiene 53 años de presencia en la zona.

Los vecinos están juntando firmas para frenar la decisión del directorio del banco.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)