VEA EL VIDEO

Intento de robo, persecución y tiroteo de Carrasco a Maroñas

Persecución, tiroteo y un patrullero volcado en plena calle, fue el resultado de un intento de robo a una casa bancaria en Carrasco, ocurrido en la tarde de ayer, sobre las 18:00 horas.

Los empleados del banco estaban a pocos minutos de terminar su actividad cuando dos automóviles llegaron al lugar con ocho delincuentes, encapuchados y dispuestos a robar el local. Los asaltantes traían pistolas calibre 9mm y, según la Policía, "armas largas cuyo calibre aún no se determinó".

Se dirigieron rápidamente hacia el guardia de seguridad del banco, le quitaron un botón de pánico portátil y una tarjeta magnética que sirve para abrir varias puertas de la sucursal.

Fue justamente esa tarjeta magnética lo que determinó el fracaso de este robo. Según manifestó una fuente policial vinculada al caso, los asaltantes "se embarullaron con las puertas ya que esa tarjeta no servía para todas las puertas".

Persecución.

Uno de los empleados del banco notó que algo raro estaba pasado en la puerta trasera del banco, por lo que apretó el botón de pánico ubicado dentro de la sucursal.

Justamente, al momento en que se intentaba el asalto, un móvil policial circulaba a una cuadra del lugar. Fue ese patrullero el que llegó hasta el local, tras recibir la orden del Centro de Comando Unificado, e inició la persecución contra los delincuentes.

De inmediato aparecieron varios patrulleros que se plegaron a la persecución. La misma duró unos 20 minutos e incluyó un intercambio de disparos, cuando los delincuentes, al llegar a la zona de la Cruz de Carrasco, la emprendieron a balazos contra los policías, quienes respondieron el ataque.

Los móviles policiales perseguían a los asaltantes a sirena abierta. A la altura de Veracierto y Pantaleón Pérez, en cercanías de Parque Guaraní, uno de los patrulleros rozó a dos coches y, debido a la alta velocidad que traían, terminó volcando. El móvil quedó de costado, en la vereda, justo enfrente a uno de los talleres de Cutcsa.

Uno de los conductores afirmó que conducía por Veracierto "cuando empecé a sentir el ruido de las sirenas, pero realmente no me di cuenta de lo que estaba pasando hasta que sentí que me tocaban el auto en un costado".

Los delincuentes no se detuvieron, pero sí lo hizo uno de los patrulleros que estaba en la persecución, para dar auxilio a los efectivos policiales.

Por radio, se intentó que la persecución continuara pero no fue posible.

Los dos automóviles de los delincuentes se abrieron en su ruta de escape. No obstante, informantes de la Policía lograron dar con ambos.

Uno de ellos, fue hallado en Puntas de Soto y Oyarvide, en medio de un asentamiento. El automóvil, según testigos del barrio, había llegado al lugar a toda velocidad y fue estacionado en esa esquina.

Luego, siempre según el relato de vecinos, se bajaron un hombre y una mujer que se metieron en una chatarrería ubicada en esa misma esquina.

La Policía llegó minutos más tarde, pero ni el hombre ni la mujer que habían entrado al negocio estaban allí. Los efectivos se llevaron, en calidad de indagado, al cuidador del lugar, en virtud de que algunas de sus declaraciones a los investigadores, eran confusas.

Con poco tiempo de diferencia, los investigadores del caso llegaron hasta Rafael y Teniente Galeano, en la zona de Villa García, donde estaba el otro automóvil. En ese caso, no hubo testigos que pudieran aportar datos acerca de los ocupantes del mismo.

El operativo, en principio fue asumido por personal de la Zona 2 de Jefatura, que luego, por como se dio la persecución, terminó en jurisdicción de la Zona 3.

Allí, los efectivos realizaron el interrogatorio del sereno de la chatarrería y de los demás testigos.

Según informaron fuentes calificadas, los policías tienen pistas firmes que los llevaron a realizar allanamientos ayer, a última hora de la tarde.

Estos no arrojaron resultados positivos, pero en la presente jornada se volverán a realizar otros allanamientos sobre todo en la zona de Flor de Maroñas, donde se estima que viven los autores de este intento de robo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)