el análisis

Rival difícil hasta en el alargue

Ya se ha escrito y dicho mucho acerca del sorteo del calendario de las Eliminatorias; sobre todo de los partidos que debe disputar Uruguay, y más aún en las cuatro primera fechas, donde no contará con Suárez.

Sin embargo, quizá no se hizo lo mismo con un aspecto que, al menos para uno, por experiencia propia, no es para dejar de lado: los eventuales efectos de la altura, no ya cuando se juega en esas condiciones, sino los residuales al volver al llano.

Tras jugar en La Paz y Quito, Uruguay debe venir a Montevideo para enfrentar a Colombia y Chile, y esa es otra gran amenaza, porque atenta contra el logro, no de los puntos perdibles por encima del nivel del mar como visitante, sino de los ganables de local: los que más duelen, al fin y al cabo.

Todas las personas no reaccionan igual; uno, por ejemplo, nunca sufrió en La Paz, y la última vez no fue distinto, pero a diferencia de otros viajes, en la noche siguiente, tras venir desde el aeropuerto y ya escribiendo en el diario, un súbito malestar terminó con el estómago yéndose por la garganta y el cuerpo “hecho trapo”. La altura es así: a veces es peor en “el alargue”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)