Oscuro pasado del designado en el Banco del Vaticano

Revelan escándalo en Uruguay de un asesor del Papa

Battista Ricca, representante del Papa Francisco en el Banco del Vaticano, fue señalado como responsable de varios escándalos, entre ellos una relación homosexual en Uruguay, donde vivió entre 1999 y 2000.

La revista italiana L`Espresso publicó ayer viernes una nota sobre el "escandaloso amor" entre el sacerdote Ricca y un capitán de la guardia suiza que trabajó en la nunciatura apostólica de Montevideo.

Según el vaticanista de la revista, Sandro Magister, Ricca forma parte del llamado "lobby gay", una red de influyentes prelados homosexuales, "un poder paralelo que trama contra el pontífice", sostiene la publicación.

Según el artículo, al Papa le ocultaron toda esa información sobre Ricca, por lo que no tuvo objeciones para nombrarlo "prelado" del Instituto para las Obras de Religión (IOR), más conocido como el banco del Vaticano, para ayudarlo en la labor de limpieza de la entidad, desacreditada por la corrupción interna, el tráfico de influencias y hasta lavado de dinero.

La revista cuenta que el religioso aprovechó el cargo de nuncio interino para nombrar a su amante en Montevideo, autorizando hasta el envío de sus pertenencias y asignándole un alojamiento y un puesto. "La clara relación de intimidad entre Ricca y el capitán Patrick Haari escandalizaba a muchos obispos, sacerdotes y laicos de ese pequeño país sudamericano, incluidas las religiosas que se ocupaban de la nunciatura", sostiene Magister.

Las revelaciones del vaticanista han sido tildadas de "poco fiables" por el portavoz del Vaticano, padre Federico Lombardi.

"Es todo verdad", dijeron fuentes de la Iglesia católica uruguaya a El País, las que consideraron que solo de mala fe se le pudo haber recomendado esta persona al Papa para un cargo.

El secretario general de la Conferencia Episcopal, obispo Heriberto Bodeant, declaró que no conoció a Ricca pero que si incurrió en conductas escandalosas en Uruguay "tal vez hubo un cambio de actitud o simplemente se cuidó y no dio más motivos".

"Aparentemente la única vez que trascendió algo fue acá. Si a él se le pidió que corrigiera su conducta, o lo hizo o se cuidó de no generar más situaciones escandalosas, eso le permitió seguir en la Iglesia", agregó

Bodeant reconoció el prestigio de la publicación L`Espresso y del autor de la nota.

Visita.

Por otra parte, el Papa Francisco agradeció al presidente José Mujica la invitación para visitar Uruguay pero informó que "por el momento" no puede "acoger tan delicada atención".

"Bien saben todos los uruguayos que los llevo dentro de mi corazón y que rezo por ellos, encomendándolos a Nuestra Señora de los Treinta y Tres Orientales, Patrona de esa Nación", expresó Francisco en una carta que envió al mandatario el 9 de junio.

"Me alegró conversar con usted con el acento que nos acomuna a todos los que nacimos en la región rioplatense", señaló el Papa a Mujica y recordó que en su encuentro en el Vaticano abordaron "temas que afrontan cuestiones fundamentales de la vida de las personas, queriendo su bien y su justo progreso".

Comentarios
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)
user-photo
Si no puedes leer la imagen de validación haz clic aquí
Pulse aquí para volver a la versión mobile.