CANELONES

Retoman tareas de excavaciones en cuartel de Pando

Presidencia ya tiene la maquinaria para los trabajos.

Luego de un mes sin excavaciones en la Brigada de Artillería Antiaérea Pando número 1 en Canelones, la Presidencia de la República retomará los trabajos en el terreno en búsqueda de restos de personas desaparecidas durante la dictadura. La rotura de una máquina excavadora postergó la continuación de los trabajos en el área.

En diálogo con Informe Nacional de Radio Uruguay, el abogado promotor de las excavaciones, Óscar López Goldaracena, dijo que se resolvió el problema y que en los próximos días la maquinaria estará disponible.

López explicó que "hubo un llamado y que se resolvió la contratación de una empresa, la que proporcionará una pala excavadora para retomar las tareas".

Además el abogado indicó que la intendencia de Canelones prestará un servicio para desmalezar el área de forma de que comiencen cuanto antes las tareas de búsqueda.

Todo comenzó con una denuncia anónima que recibió la asociación de "Madres y familiares de detenidos desaparecidos" en la dictadura, que precisaba y acotaba la localización de un lugar sobre el que otras llamadas anteriores habían aportado datos más imprecisos, dijo Ignacio Errandonea, miembro de ese grupo.

El testimonio del denunciante habla de cuatro hombres y una mujer que presuntamente fueron secuestradas por el aparato militar durante la dictadura y enterrados en un predio que pertenece al Ejército desde 1974 y en el que hoy se encuentra la Brigada de Artillería Antiaérea.

La jueza del caso, Isaura Tórtora, ya dispuso la ampliación de la zona cautelar con el objetivo de encontrar restos de personas o cualquier indicio sobre las mismas.

Solo en dos rincones de Uruguay hay movimientos de tierra: el Batallón de Infantería 13 y la Brigada de Artillería Antiaérea, a pocos kilómetros de Pando.

Cuando Gonzalo Fernández era secretario de Presidencia, en 2005, recibió un sobre anónimo. Adentro figuraba un mapa hecho a mano con la descripción detallada de un enterramiento en el Batallón N 13. Allí, donde aparecieron los restos de Fernando Miranda, padre del actual presidente del Frente Amplio (Javier), los antropólogos retomaron las búsquedas.

En uno de los predios, sobre la avenida Instrucciones, los investigadores se toparon con unos explosivos y hubo que suspender el trabajo. Luego del respaldo judicial y los consejos de un experto sudafricano, el equipo uruguayo retomó las pesquisas. Según los testimonios que había manejado en su momento el arqueólogo José López Mazz, en ese predio podría llegar a haber al menos cinco cuerpos.

Solo cuatro de los 194 cuerpos de desaparecidos en la dictadura fueron encontrados en los últimos años.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)