LUCHAS SINDICALES

Resistencia sindical pone en riesgo obras de la ANEP

Harían 165 instituciones con PPP; invitaron a empresarios argentinos.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
La ANEP pretende llevar adelante 165 obras, el sindicato no quiere. Foto: A. Colmegna

La Administración Nacional de Educación Pública (ANEP) tiene en sus planes la construcción de 165 nuevos centros de enseñanza a través de la modalidad de Participación Pública Privada (PPP). Los primeros pliegos de licitación se están redactando y estarán listos para el mes de octubre. Se espera que las obras estén prontas en 2019, para inaugurar en pleno año electoral.

Pero una cosa son los proyectos y otra la realidad. La Federación Nacional de Profesores de Enseñanza Secundaria (Fenapes), que sabe de librar batallas y ganarlas, advierte que el proyecto habilita la "mercantilización" de la educación, y que es parte de "una ola privatizadora" en toda América Latina. Y está a la espera de una investigación liderada por docentes de la Universidad de Barcelona, que planean presentar en el mismo mes de octubre, cuando se abra el llamado.

En tiempos de austeridad, y considerando lo magro del presupuesto que se destinó para la ANEP en comparación con lo que había solicitado —y también en contraste con lo que había prometido el Frente Amplio de "tender al 6% del Producto Bruto Interno (PBI) para la educación", cuando se llegó solo al 4,8%— el Poder Ejecutivo le dio una alternativa a las autoridades de la enseñanza: hacer las obras que no podían pagar con inversiones público privadas.

"Generamos un plan de obras con una lista de 440 centros, entre jardines, escuelas y liceos de tiempo completo. Pero el dinero cubría solo 275 edificios. Faltaban 165. Y lo que nos dijo el Poder Ejecutivo fue: Bueno, muchachos, ustedes tienen esta plata, pero también tienen otra herramienta que son las PPP. Lo analizamos y nos pareció bien utilizar este recurso", explicó a El País el director de Infraestructura de la ANEP, Mario Corrales. La Administración ya presentó el proyecto en la Embajada de Uruguay en Argentina a empresarios de ese país y en breve lo hará también en Uruguay.

A través de la Cooperación Nacional para el Desarrollo (CND), la ANEP, el Ministerio de Educación y Cultura (MEC), la Oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP) y el Instituto del Niño y Adolescente del Uruguay (INAU) —pues también se harán 60 CAIF— están trabajando en la generación de los pliegos de licitación.

De los 165 centros de la ANEP, 46 serán jardines de infantes, y para estos es que se hará el primer llamado. También se harán 33 escuelas —20 de tiempo completo— y 60 centros de educación Secundaria —algunos de tiempo completo— y Técnico Profesional. Y se planea construir seis polos tecnológicos y 10 gimnasios.

Corrales explicó que las obras serán nuevas, debido a que llevar adelante reformas o construcciones en edificios ya existentes hace que la propuesta pueda ser menos seductora para los empresarios. "La idea es sacarle el riesgo al privado, porque con la obra de ampliación puede pasar por ejemplo que para aprobar la parte que la empresa haga a nivel eléctrico, UTE requiera la habilitación de todo el edificio", señaló.

La ganancia de los inversores está en encargarse durante 20 años de las tareas de mantenimiento, seguridad y limpieza de cada uno de los centros construidos. En un momento se manejó la posibilidad de que también se hagan cargo de la comida de los estudiantes, pero esto fue descartado. Los pliegos licitatorios establecen, además, que luego de estas dos décadas las construcciones deben devolverse "como nuevas", según dijo Corrales.

El director de Infraestructura también expresó que la ganancia de las empresas está en hacer construcciones "iguales, usar la misma tecnología para cada centro".

La idea es colocar estos edificios en barrios de contexto crítico y que sirvan para cristalizar el plan de Primaria y Secundaria de generar comunidades educativas en las que los escolares y los liceales convivan en un espacio único y que esto achique la brecha de aprendizaje en el pasaje a Ciclo Básico.

Corrales contó que la ANEP ha visitado proyectos similares en Brasil, Chile y Colombia, y que allí se ha demostrado que los proyectos con PPP obligan a las administraciones a trabajar con mayor ímpetu para que no se noten las diferencias entre una institución hecha con este procedimiento y otra financiada por el Estado. En este sentido dijo que la ANEP, que tiene un encargado de arquitectura por departamento, está a punto de designar también un electricista y un sanitario por cada zona, para que no se demoren los arreglos una vez que reciben una denuncia.

La ANEP cuenta con 2.800 centros. Conviven edificios más nuevos con otros que fueron construidos durante el siglo diecinueve.

Cuestionamientos.

Pero no todo es color de rosa. El sindicato de Secundaria está analizando lo que puede significar la construcción de instituciones a través de PPP y todo indica que se prepara para resistir.

"Nosotros no queremos discutir el instrumento de las PPP, a nosotros nos preocupan las políticas. Porque las PPP en los procesos de privatización no son el fin último, son el instrumento que habilita la creación del mercado educativo y al lucro en la educación", dijo a El País el secretario general de la Fenapes, José Olivera.

La Fenapes forma parte de la Internacional de la Educación, una organización mundial que componen los principales sindicatos de la enseñanza. Esta considera que América Latina es la región donde "la ola privatizadora" ha golpeado más fuerte. Con la dirección de la Universidad de Barcelona se está haciendo un estudio analizando esta situación. Se puso el ojo sobre Brasil y Colombia primero, luego en Argentina y Chile y después, a pedido de Fenapes, en Uruguay.

El primer informe de este estudio se presentará en un encuentro que los líderes sindicales llevarán a cabo en San José de Costa Rica entre el 19 y el 21 de octubre. Y a partir de allí Fenapes "hará los planteos políticos que sean necesarios", adelantó Olivera.

Sobre el plan "privatizador", el director de Infraestructura de la ANEP, Corrales, dijo que con los proyectos de PPP "no se puede hablar de privatización, porque el privado está los 20 años y se va, y no puede crear un mal producto porque se le ponen ciertas condiciones. Y no cambia nada de lo actual, porque cuando nosotros hacemos una obra contratamos a un privado, no son empleados públicos los que hacen un edificio".

13.000 eligieron líder sindical.

La Federación Uruguaya de Magisterio (FUM) eligió ayer sus autoridades en todo el país. Unas 13.000 personas participaron de la elección (3.000 en Montevideo y 10.000 en el interior) y al cierre de esta edición el resultado estaba reñido. Las candidatas eran la presidenta actual, Elbia Pereira; la líder de la Asociación de Maestros de Montevideo (Ademu), Beatriz Bruschera; y la también dirigente de Ademu, Daysi Iglesias.

Consultada sobre la utilización de Participación Público Privada (PPP) para la financiación de obra educativa, Pereira dijo a El País que esto aún no había sido analizado por el sindicato, y que quedará en manos de las nuevas autoridades, sea ella la presidenta a alguna de sus contrincantes. De todos modos planteó "desacuerdo con privatizar la educación".

OTRAS DENUNCIAS DEL SINDICATO SOBRE PRIVATIZACIÓN.

Todos contra el Jubilar - Liceos público privados.

La creación de liceos público privados, como el Jubilar, el Impulso y el Providencia, todos ellos en barrios de contexto crítico, ha sido fuertemente rechazada por la Fenapes. Sostienen que no se les debería permitir deducir impuestos a las empresas que les dan donaciones y los critican por supuestamente elegir a los alumnos que cursan allí. Secundaria se ha expresado del mismo modo.

Libertad de cátedra - Por el libro de inglés.

El sindicato de docentes logró este año torcer la voluntad de Secundaria de que en el Ciclo Básico se utilizara un libro de la editorial internacional Pearson Education, para las clases de inglés. Para la Fenapes esto implicaba una violación de la libertad de cátedra. También señaló que su costo de 1.000 pesos no podía ser comprado por gran parte de los alumnos.

Quién limpia la clase - Privatización de servicios.

La Fenapes se opone a la contratación de privados para llevar adelante cualquier tipo de tarea dentro de los centros educativos. No está de acuerdo con la tercerización de servicios de limpieza, mantenimiento, seguridad, ni del de comida para los centros de tiempo completo —este año se inauguraron cinco liceos con esta modalidad. Es por esto también el rechazo a las inversiones público privadas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)