REGASIFICADORA

Rescisión con GNLS "dañó" al Estado

Ancap informó sobre la frustrada planta regasificadora.

Obras de la regasificadora. Foto: Gas Sayago
Foto: Gas Sayago

En septiembre de 2015, ingresó a consideración del Directorio de Ancap un expediente con la rescisión del contrato con GNLS, el consorcio que tenía a su cargo la construcción de la planta regasificadora. Se aprobó en esa misma sesión, rápidamente y sin tiempo de analizarlo o la posibilidad de pedir información.

La información fue revelada ante la comisión de Diputados que investiga el proyecto de planta regasificadora en Puntas de Sayago, una iniciativa del diputado nacionalista Pablo Abdala, por el director blanco del ente Diego Labat, durante una comparecencia al mediodía de ayer. Para Labat la rescisión dañó las finanzas estatales, más allá de la garantía de US$ 100 millones con que el Estado se haría más tarde. Según la convicción de los miembros de la comisión, detrás de ese pedido de aprobación estaba la ministra de Industria Carolina Cosse, según dijeron a El País participantes de la reunión. Labat votó en contra.

Según explicó Labat en la comisión investigadora, el acuerdo implicaba que GNLS no debería hacerse cargo de las penalizaciones por haber incumplido los plazos previstos para la obra. El contrato indicaba que el gas natural debería haber estado disponible a partir del 1° de junio de 2015.

El Estado recibió los pilotes que fueron construidos para la obra, los únicos activos que quedaron del frustrado proyecto, según había denunciado el propio Abdala en su momento.

Para Abdala las respuestas "fueron escuetas, casi lacónicas". Jara y el resto de las autoridades estuvieron solo una hora ante la investigadora.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)