LAS HUELLAS DEL NAZISMO EN URUGUAY

Los rescatistas del Graf Spee evalúan demandar al Estado

Irán a conciliación por la venta del águila que no se concreta. La demanda sería por US$ 15 millones.

Águila: la pieza está guardada desde hace años dentro de una caja, en el depósito del Fusna. Foto: EFE
Águila: la pieza está guardada desde hace años dentro de una caja, en el depósito del Fusna. Foto: EFE

Los responsables de la extracción del águila nazi del naufragado acorazado de bolsillo "Admiral Graf von Spee" citaron a conciliación al Estado como paso previo al inicio de un juicio en reclamo de unos 15 millones de dólares, en caso de que no se resuelva vender la polémica reliquia.

Alfredo y Felipe Etchegaray, junto con los sucesores del fallecido buzo Héctor Bado, iniciaron la acción legal reparatoria. La misma se tramita en el Juzgado de Conciliación de Primer Turno de Montevideo. La titular de la sede, Sylvia Mónica Castelli Bálsamo, fijó la audiencia para las 13:45 del próximo 23 de octubre.

El 50% de lo que se obtenga de una venta le pertenece a los hermanos Etchegaray. A su vez, de esta mitad, el 25% (restando algunos gastos operativos) corresponde a los herederos del buzo a cargo de los operativos.

Los demandantes citaron a audiencia a las reparticiones del Estado con competencia en la materia. Ellas son el Ministerio de Defensa Nacional y su repartición subordinada, la Prefectura Nacional Naval.

"Hemos resuelto citar a conciliación al Ministerio de Defensa Nacional y a la Prefectu-ra Nacional Naval, con carác-ter previo al juicio de cumplimiento de contrato que les habremos de promover", explicó a El País Alfredo Etchegaray, propietario de los derechos de rescate.

"Accionamos con el propósito de que la Justicia, de conformidad con lo pactado en el contrato de rescate que nos vincula, los condene a enajenar el águila del Graf Spee y demás elementos que fueron rescatados, y a compartir el 50 por ciento del producido de dichas enajenaciones", enfatizó.

"Hay una tasación de 15 millones de dólares; esto sin perjuicio de posibles cifras mayores a reclamar en el juicio en caso de no llegarse a una conciliación entre las partes", indicó al recordar que el porcentaje de los empresarios es la mitad que se obtenga por la venta del mascarón de popa del acorazado alemán. Etchegaray precisó que los costos de extracción realizados por los socios fueron a cargo de los empresarios y que no serán cargados al monto de dinero que se pueda obtener una vez que el águila sea vendida.

Intención.

En días pasados, el Ministerio de Relaciones Exteriores citó a todos los partidos políticos para que opinen sobre cuál es el futuro más conveniente para el águila del Graf Spee. Como se recordará, el diputado nacionalista Jorge Gandini le planteó al ministro de Defensa Nacional, Jorge Menéndez, que el Estado venda el águila para obtener recursos para la cartera. En el pasado, se recibieron ofertas por la pieza que iban de los US$ 8 millones a los US$ 52 millones. El ministro dejó entrever que ahora están dadas las condiciones para que esto pueda ocurrir.

El mascarón de popa del buque se encuentra desde hace años guardado dentro de una caja de madera en un depósito del Fusna (Fusileros Navales) y ha sido objeto de una larga controversia por planteos de representantes del gobierno alemán para que la pieza, que pertenece a Uruguay, no fuera vendida o exhibida.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)