DENUNCIA

Republicana se disculpa por incidente con jóvenes

Las sanciones “serán muy severas”, pudiendo llegar a expulsar al oficial que le envió un sms a una mujer.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El incidente agitó las redes sociales. Foto: A. Colmegna

Dos efectivos de la Guardia Republicana fueron separados de sus cargos luego de que llevaran a cabo un procedimiento en la vía pública "totalmente apartado de la ley", según jerarcas del Ministerio del Interior.

El atípico episodio, en el que un oficial le mandó un mensaje de texto a una joven luego de haberle pedido sus datos como parte de un procedimiento, se dio el pasado viernes 1° de julio en horas de la tarde.

Ese día, dos policías de la Guardia Republicana se encontraban desarrollando tareas de vigilancia sobre la calle Luis Alberto de Herrera a la altura del centro comercial Montevideo Shopping.

A su vez, debajo del techo de una parada de ómnibus había dos mujeres fumando un cigarrillo de marihuana. Estaba lloviendo y ellas se resguardaban en ese lugar junto a más personas que esperaban el transporte público.

Los efectivos en cuestión, que hacía poco menos de dos meses habían ingresado a ocupar sus puestos de "servidores públicos", observaban la escena de cerca. En determinado momento se percataron que la gente que rodeaba a las jóvenes comenzó a alejarse por el intenso olor que despedía el cigarrillo de marihuana.

Los oficiales, fueron directamente hasta la parada del ómnibus y entablaron la siguiente conversación con las fumadoras: "Apagá eso, no se puede fumar en la calle, ¿no sabés eso? Apagalo ya que te estoy hablando". El diálogo que fue publicado por una de las jóvenes en las redes sociales, asegura que el policía luego de hacerle apagar el cigarrillo le pidió sus datos personales.

"Le pregunto por qué le tengo que dar los datos de mi dirección, mi intimidad, si soy una ciudadana que no está haciendo nada, igual que mi amiga. Me dicen que si tengo algún problema en darle mi documento, con esa voz que sabés que si no se los das todo va a estar peor", describió la joven.

Finalmente, una de las mujeres accedió al pedido del oficial y le dio los datos que este pedía, incluido el número telefónico de su celular.

Minutos más tarde, el oficial le escribió un mensaje de texto a la joven que decía: "Espero qué no te enfermes", haciendo alusión al frío y la lluvia que había esa tarde mientras esperaban el ómnibus en la parada.

"¿Qué tengo que pensar sobre eso? ¿Les parece que está bien que un funcionario del Ministerio del Interior le escriba a una chica que paró en la calle porque sí?", comentó la joven en su Facebook, haciendo que el hecho tomara de inmediato trascendencia pública, y determinando la separación del cargo de los dos oficiales que estuvieron en el procedimiento.

Romantico.

Según indicó a El País el director nacional de Guardia Republicana, Alfredo Clavijo, el hecho está "totalmente apartado de los protocolos y de la ley; no representa para nada el accionar de la Republicana". Clavijo dijo que pide las disculpas públicas del caso, "aunque lo ideal sería que lo hiciera el oficial ante la mujer". En este sentido, también afirmó que "las sanciones serán muy severas".

A su vez, Clavijo afirmó que el accionar del oficial fue "muy romántico, la verdad, creo que no hay que dejar de pasar esto, pero me parece que la Republicana tome un teléfono para mandar un mensaje es como muy romántico".

El policía que está siendo investigado "alegó que cometió un error, pero que en sí su intención no era mandarle un mensaje a esa persona; igual, no tiene por qué registrar el número telefónico de nadie", aseguró Clavijo, al tiempo que reafirmó: "Este hecho no empaña para nada el accionar policial".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)