CUESTIÓN DE PIEL

Se fue la dos de Salud Pública por diferencias con el ministro

Su sustituto será Jorge Quian y el tercer lugar del MSP será ocupado por Raquel Rosa.

La renunciante subsecretaria, el ministro Basso y Jorge Quian, quien será el número dos de Salud Pública. Foto: M. Bonjour
La renunciante subsecretaria, el ministro Basso y Jorge Quian, quien será el número dos de Salud Pública. Foto: M. Bonjour

Los encargados de la seguridad no la reconocieron y como el salón del Club Progreso estaba lleno, le impidieron la entrada. Uno de los custodios le explicó que las sillas estaban reservadas para las autoridades. "Soy la subsecretaria de Salud Pública", le respondió muy enojada y con lágrimas en los ojos Cristina Lustemberg, quien pretendía acceder al salón donde el presidente Tabaré Vázquez realizaba el primer Consejo de Ministros abierto en Montevideo.

Ese día la número dos del Ministerio de Salud Pública (MSP) se sintió desplazada. Si bien le pidieron disculpas y le explicaron que había sido una equivocación, Lustemberg sintió que le faltaron el respeto a su trabajo y a la dedicación que le pone a su cargo. El episodio de finales de abril de este año se repitió semanas atrás cuando también sintió que no la habían tenido en cuenta para la Cumbre de la Organización Mundial de la Salud que se celebró en Montevideo.

El sentirse relegada en su calidad de "viceministra" de Salud Pública, sumado a grandes diferencias con el ministro Jorge Basso, llevaron a Lustemberg a tomar la decisión final de renunciar a su cargo. Así lo comentaron seis fuentes del gobierno a El País.

La jerarca sentía que el ministro la limitaba mucho en su tarea, y su impronta técnica ejecutiva chocaba fuertemente con el dirigente del Partido Socialista. Varios de los consultados apuntaron que la relación estaba muy desgastada.

La viceministra entendía que a Basso le faltaba ejecutividad, e incluso en algunas oportunidades decidió ir a hablar directamente con el presidente Vázquez para impulsar actividades vinculadas con la primera infancia. Su objetivo era romper con la burocracia ministerial. Eso no fue bien visto por el ministro Basso.

Lustemberg estaba evaluando su salida del Poder Ejecutivo desde hace algunos meses. Pero a comienzos de semana tomó la decisión. El jueves en la mañana se lo comunicó al presidente Vázquez; quien ya designó en su lugar a Jorge Quian.

Sin embargo el ministro Basso recién se enteró de la renuncia de su "numeró dos" cuando Lustemberg se lo comentó a la salida de la reunión con el presidente.

La exsubsecretaria de Salud Pública le dijo a Vázquez que "cumplió un ciclo en el ministerio" y que pasará a ocupar su banca en el Parlamento como diputada; lugar que hoy está cubierto por José Querejeta.

El jefe de Estado le agradeció su tarea y ambos acordaron que ella se encargará de impulsar proyectos vinculados con la primera infancia y embarazo adolescente. A su vez, Vázquez le pidió que integre la comisión del Frente Amplio que trabaja en la segunda reforma del sistema nacional de salud.

El diario El País intentó comunicarse con el ministro Basso y Lustemberg, pero ambos optaron por no hacer declaraciones.

La exsubsecretaria pertenecía al grupo de Raúl Sendic (la Lista 711). Pero en febrero de este año decidió alejarse del sector por discrepancias internas. Ahora pretende emprender una carrera política dentro del Frente Amplio desde el Poder Legislativo.

Diferencias.

Lustemberg tiene matices con la forma en la que el Ministerio de Salud Pública abordó las presuntas irregularidades en ASSE. La exsubsecretaria entiende que no se le ha dado un "trato humano" al tema, según comentó a jerarcas de gobierno.

En ese sentido quería esperar a que los exjerarcas de la empresa de traslados Siemm declararan ante la comisión investigadora que estudia presuntos casos de corrupción en ASSE. La firma se creó en 2011 y en 2013 empezó a prestar servicios para el hospital de Bella Unión. Sus titulares son todos directores, que fueron los que se presentaron a declarar el jueves pasado.

Se trata de Federico Eguren y Rodrigo Barcelona, del Perei-ra Rossell, y Marcos García, del centro de salud de Salto. Eguren y García fueron directo- res del hospital de Bella Unión, mientras que Barcelona traba-jó como pediatra allí. Cuan- do Eguren dejó el cargo, en 2012, tomó la posta García, y desde ese entonces le vendieron al hospital un total de US$ 825.000 en servicios de ambulancias.

Eguren y García, al igual que Lustemberg, formaron parte en la última elección de la Lista 711, que lidera el exvicepresidente Raúl Sendic.

Uno de los motivos por los que la jerarca de gobierno postergó su salida del ministerio fue la comisión investigadora de ASSE. La exsubsecretaria de Salud Pública entendía que permaneciendo en el cargo durante su comparecencia a la comisión investigadora estaba ofreciendo su respaldo a los investigados.

Al conocer que la declaración de los indagados —que estaba prevista para el próximo lunes— se adelantó para el jueves pasado, Lustemberg tomó la decisión de ir a presentarle su carta de renuncia a Vázquez.

Ahora comenzará una nueva etapa política como independiente dentro de la coalición de izquierda. Hoy su posicionamiento está lejos de la Lista 711 y el MPP, y tras las notorias diferencias con el ministro Basso, también del Partido Socialista.

Vázquez la designó en el cargo en 2015 por su fuerte rol técnico en materia de salud pública. Ahora pretenderá trasladar esa impronta al Poder Legislativo, donde trabajará para impulsar un proyecto de ley sobre la primera infancia integral, para lo que cuenta con el aval expreso del presidente Vázquez.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)