ANALISTAS

Renuncia no pone en riesgo calificación de la deuda

Calificadoras destacan fortaleza de las instituciones locales.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
La agencia fue dura con Brasil: "sigue sufriendo su peor recesión en décadas. Foto: Reuters

Para cuatro de las cinco agencias de riesgo que evalúan a Uruguay, la renuncia del vicepresidente Raúl Sendic no supone un cambio en la calificación, según las consultas de El País.

"No vemos la renuncia del vicepresidente como un riesgo para la calificación. Es un caso muy distinto a los casos de corrupción sistémica en otros países de la región, y hasta podría demostrar los altos estándares de gobernanza del país en vez de señalar un deterioro", señaló el analista para Uruguay de Fitch Ratings, Todd Martínez. En abril, Fitch mantuvo la nota del país en BBB- (mínimo dentro del grado inversor) y la perspectiva en "estable". "Tampoco creemos que debilitará el apetito de inversión y el crecimiento en gran medida, ya que estas variables se sustentan en un marco institucional confiable", agregó.

En esa misma línea, la analista para Uruguay de Standard & Poors, Marina Neves afirmó: "no esperamos que la dimisión del vicepresidente tenga un impacto en nuestras calificaciones soberanas ni en la política económica. Seguimos viendo las instituciones uruguayas como estables, según nuestro último informe" (del 30 de mayo, que revisó de "negativa" a "estable" la perspectiva de la nota que fue mantenida en BBB, un escalón por encima del mínimo del grado inversor).

El analista de Uruguay de la calificadora canadiense DBRS, Michael Heydt, se pronunció de la misma manera: "no vemos que la renuncia del vicepresidente tenga algún impacto en la calificación soberana de Uruguay, ya que las fortalezas y desafíos fundamentales que sustentan la calificación no se ven afectados". Aquí Uruguay es BBB- con perspectiva "estable".

En tanto, el analista para Uruguay de Moodys, Renzo Merino, expresó que "es poco probable que la renuncia afecte el proceso de consolidación fiscal, un tema importante que contribuyó a nuestra decisión de cambiar la perspectiva a estable desde negativa en julio sobre la calificación Baa2 (un escalón por encima del mínimo del grado inversor) de Uruguay". Agregó que no consideran que esto "pueda ocasionar un cambio material en las políticas del gobierno, en particular aquellas que apoyan las inversiones, demostrando la fortaleza de las instituciones en Uruguay, las cuales son una característica importante del perfil crediticio del gobierno".

Heydt dijo que no se esperan "cambios sustanciales en la política económica o algún impacto materialmente adverso en el clima de inversión del país".

Para Martínez "sí es un acontecimiento relevante para nosotros. Estaremos monitoreando si afecta la cohesión o apoyo popular de la coalición del gobierno, y así impacta su capacidad o voluntad para consolidar las cuentas fiscales o avanzar en otros elementos de su agenda antes de las elecciones en 2019".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)