CUESTIONAN INFORME CONTABLE DE CAFO

Las rentas del Estadio Centenario en la mira

La IMM no recibe un peso denuncia el diputado Graffigna.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Cuestionan informe de CAFO. Foto: Fernando Ponzetto

En la Intendencia de Montevideo, el prosecretario Christian Di Candia recibió ayer al diputado nacionalista Daniel Graffigna, suplente de Rodrigo Goñi.

El tema planteado por el legislador no es menor: los ingresos que la comuna no recibe por su coparticipación con la Asociación Uruguaya de Fútbol en la administración del Estadio Centenario.

En los últimos cuatro años la rentabilidad a favor de la IMM habría sido de unos 25 millones de pesos, pero no entró a sus arcas ni un centésimo. Eso ha ocurrido "por lo menos desde 2005".

En 2016 le correspondía haber recibido $ 6.000.000, aunque tampoco nada le llegó, mientras que ya se habrían gastado $ 5.900.000, algo que a Graffigna le resulta por lo menos "extraño".

Eso podría deberse a un acuerdo entre la IMM y la AUF para volcar las ganancias a fin de realizar obras en el estadio o pagar diversas deudas.

Lo curioso es que no está claro si en algún momento hubo un convenio por escrito o fue de palabra y se volvió tradición. De no recibir respuestas en poco tiempo, Graffigna está dispuesto a efectuar una denuncia penal.

La comuna tiene dos representantes en la Comisión Administradora del Field Oficial (CAFO) y tres son nombrados por la Asociación Uruguaya de Fútbol.

El diputado dijo a El País que, en la reunión con Di Candia, tomó conocimiento de que el gobierno departamental piensa integrar a un fideicomiso tanto los ingresos provenientes del Centenario como los de otras contraprestaciones recibidas debido a cesiones de espacios públicos a privados.

Cuentas.

"Siempre a la Intendencia le corresponde un porcentaje de la recaudación, que varía entre un 5% y un 2,5% por todo concepto, por publicidad estática o en off, por los partidos de fútbol o espectáculos", dijo Graffigna.

En la información que él solicitó a CAFO y le fue entregada, el diputado explica que no se discrimina por qué concepto se recaudó ni en qué se gastó.

"Vamos a hacerlo fácil: si hay $ 100 para gastar y se dice que se compró pasto, pintura y pedregullo para tapar un agujero, no es suficiente. Hay que presentar la documentación al detalle. Hicimos analizar lo que nos dio CAFO por una contadora y opina igual, es un documento muy débil, que no favorece la transparencia. De repente están todos los papeles guardados, pero cuando a uno le piden datos hay que certificarlos", afirmó Graffigna.

En el informe de CAFO de abril de 2016 que llegó a manos de Graffigna quedan establecidas dos categorías de destinos a los que han sido asignados los fondos acreditados a la IMM.

El primero refiere a la atención de todas las inversiones en reparaciones y mantenimiento de los activos del Estadio Centenario (infraestructuras, muebles y útiles, campo de juego, tablero electrónico y otras instalaciones). El segundo comprende aquellos gastos del presupuesto operativo de CAFO que son indispensables para el funcionamiento de la actividad deportiva, como ser consumos de OSE, UTE, Antel y seguros.

La vaguedad de la rendición de cuentas brindada a Graffigna salta a la vista apenas con dos ejemplos. En el rubro de "Costos Operativos" aparece "Consumos" y la cifra correspondiente en cada año, pero sin especificar cuánto por agua, electricidad o telefonía. En "Inversiones y Reparaciones" surgen los "Gastos Tablero Electrónico" pero no se sabe si se trata de arreglos por desperfectos en la tecnología o en la herrería.

Sin respuesta.

"Se gastó toda la plata, eso es lo único que sabemos. La Intendencia tiene que exigir más información. ¿Por qué de aquí en más, lo que le corresponde no lo destina a un fondo común para comprar las cámaras de vigilancia, en vez de tirar la plata a esa bolsa del mantenimiento del estadio que ha sido nefasto?", se pregunta Graffigna, quien viene analizando el tema desde su pasaje como edil por la Junta Departamental, en el período 2005-2010.

"Hice una exposición en Diputados que me llevó a tener una entrevista con el intendente Daniel Martínez, y le planteé esta temática el año pasado. Lo que corresponde a la Intendencia son recursos públicos y por eso debe refrendarse con documentos públicos en qué se gasta o invierte la plata que le debió tocar a la comuna de los montevideanos", concluyó Daniel Graffigna.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)