AGENCIAS DE COLOCACIÓN DE PERSONAL

Regulación "limpia" sector de las agencias de empleo

Reforma consensuada; habilitación se renovará cada año.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Llenando formularios de empleo en San Pablo. Foto: Archivo El País

Las empresas suministradoras de personal confían en que la reglamentación de su actividad que acaba de aprobar el Poder Ejecutivo termine de formalizar al sector, que ha tenido importantes avances en este sentido. La reglamentación fue consensuada entre el sector privado, la central sindical y el gobierno, y tiene como principal novedad que prohíbe a texto expreso que se cobre a los trabajadores por utilizar los servicios de las empresas suministradores de personal, algo que ya prohibía la normativa de la Organización Internacional del Trabajo, explicó a El País Daniel Charlone, presidente de la Cámara Uruguaya de Empresas Suministradoras de Personal (Cudesp). Recientemente se detectó el caso de una empresa (que ya no funciona) que por la vía de los hechos trasladaba costos a quienes buscaban trabajo porque utilizaba un teléfono 0900 y el costo de la comunicación, por lo tanto, recaía en la persona que llamaba. "Eso fue algo que denunciamos ante Antel", recordó. El pago por el servicio de colocación a partir de ahora será siempre responsabilidad exclusiva de la empresa que contrate al trabajador.

Charlone recordó que llegó a haber 140 empresas que suministraban personal, pero esa cantidad no pasa hoy de 40 como consecuencia de que la formalización "limpió el mercado". "Las empresas no pueden ser fantasmas. Tienen que tener representatividad y respaldo. Tenemos que estar reglamentados. Ha pasado que empresas unipersonales se han presentado a licitaciones públicas y eso no puede ser. Apostamos a la formalidad porque la informalidad equivale a competencia desleal", dijo Charlone. "Es una reglamentación bastante completa y estamos satisfechos", señaló.

Por el lado del gobierno, el director de Empleo, Eduardo Pereyra, destacó que la reglamentación "es parte de las políticas activas de empleo", porque las agencias de empleo privadas "tienen un rol muy importante para ayudar a las personas a conseguir empleo y facilitan la búsqueda por parte de las empresas". El funcionario explicó que los trabajadores contratados bajo cualquiera de las modalidades establecidas por la reglamentación "gozarán de protección adecuada en materia de condiciones de trabajo y de empleo correspondientes a la empresa donde presten sus servicios". También los trabajadores migrantes reclutados o colocados por estas agencias "gozarán de una protección adecuada para impedir abusos", agregó.

La reglamentación establece que las empresas que presten servicios destinados a vincular ofertas y demandas de empleo, deberán solicitar la inscripción en un registro (a cargo del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social) y una licencia habilitante que caducará al finalizar cada año. Las agencias que no hayan renovado la licencia serán intimadas para que procedan a regularizar la situación en un plazo. Las empresas que quieran seguir en el mercado deberán pedir la renovación de la autorización. A partir de ahora quedará prohibido expresamente que las empresas provean de personal que sustituya a trabajadores que están en huelga.

También se estableció que las agencias de empleo deberán tratar a los trabajadores sin discriminación alguna por razones de raza, sexo, religión, opinión política, nacionalidad u origen social. Solamente podrán utilizar los datos personales de los trabajadores para los fines para los que fueron recabados, y los postulantes tendrán derecho a rectificar, actualizar y retirar sus postulaciones en cualquier momento.

Los trabajadores provistos por las agencias de empleo privadas no podrán recibir beneficios laborales inferiores a los establecidos por los laudos de los Consejos de Salarios, convenios colectivos o decretos del Poder Ejecutivo para la categoría en la que pasen a desempeñarse. La Dirección de Empleo deberá informar a la Inspección General de Trabajo cualquier hecho que pueda hacer presumir la existencia de una infracción o incumplimiento de las leyes y reglamentaciones por parte de estas agencias. Estas deberán informar sobre puestos demandados, postulaciones de empleo y colocaciones efectuadas.

Termómetro de la economía.

Las agencias de empleo privadas son un "termómetro" de la marcha de la economía y están notando que hay algo menos de pedidos de trabajadores por parte de las empresas, dijo Daniel Charlone, presidente de la gremial que las reúne. "Se está pidiendo más capacitación, más experiencia, más referencias, hay más postulantes y se les pide más", señaló.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)