CONSUMO PROBLEMÁTICO

Regulación del alcohol: ven riesgo de burocracia

Industria teme que el nuevo registro para venta de bebidas alcohólicas busque solo recaudar.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
DGI tiene registro de un punto de venta de bebidas alcohólicas cada 1.000 habitantes. Foto: AFP

Local habilitado para la venta de bebidas alcohólicas. Prohibida la venta a menores de 18 años". Este letrero será habitual en los comercios que las expenden, una vez iniciado el registro que incluye el proyecto de ley de regulación que el presidente Tabaré Váz-quez anunció ayer. La normativa prevé que el Ministerio de Salud Pública entregue las licencias para quienes negocien con el alcohol; la creación de una Mesa Coordinadora de Fiscalización; y sanciones que pueden llegar, incluso, a la clausura del establecimiento. Por eso algunos de los principales actores de la industria temen que, más allá de intenciones, el texto "incremente la burocracia".

Quiz Maker - powered by Riddle


Si no puede ver el contenido haga click aquí

"Estamos de acuerdo con la existencia de medidas que incentiven un consumo responsable, pero el miedo es que la aplicación de esta ley implique restricciones al comercio, refuerce el informalismo y se convierta en más burocracia", criticó Eduardo Vázquez, gerente de transición de CABA (del grupo Ancap) y con 15 años de experiencia en la industria.

En la presentación del proyecto que realizó el presidente ayer en la Torre Ejecutiva, el diputado frenteamplista Luis Enrique Gallo recalcó que "no es una ley recaudatoria". Para justificar, dijo que "no se prevé una mayor carga impositiva". Sin embargo, el gerente de CABA duda de que "esto se cumpla en el futuro".

Según explica la presentación digital que realizó el mandatario Vázquez, "el producido que surja de la aplicación de sanciones pecuniarias, será destinado al fortalecimiento de las acciones preventivas establecidas en la ley". Y agregó: "Los recursos se volcarán al objetivo central: dar herramientas a la población para encarar una problemática grave que tiene hoy la sociedad".

En Uruguay hay un punto de venta de alcohol cada 100 habitantes, según el registro de la Dirección General Impositiva. Solo estos comercios — sin contar el mercado informal— vendieron 171.555.219 litros de estas bebidas el año pasado (al menos cuatro litros por persona al mes). A priori, los representantes de la industria no creen que la nueva normativa vaya a cambiar la tendencia. "Lo que nos preocupa es que cuando comienzan este tipo de controles (de registro de los comercios) se termina incrementado la informalidad", explicó Francisco Kántor, gerente general de Almena.

Los negocios más pequeños son los que, según los empresarios, se verán más afectados por los controles y el pago de licencias. "Eso puede redundar en mayor informalidad y no necesariamente en un mejor control", señaló el gerente Vázquez. Y se preguntó: "¿Tiene sentido cambiar los controles si, como ocurre con la venta luego de las 12 de la noche, queda demostrado que no se cumplen".

Aunque había otras versiones previas, finalmente el proyecto prohíbe el expendio entre las 00.00 y las 06.00 horas, tal cual rige hoy.

Sí habrá cambio en la promoción: "La publicidad, auspicio o sponsoreo en espectáculos públicos, deberá disponer por lo menos de un 15% del espacio con el fin de destinarlo a los mensajes preventivos", establece el proyecto. Muchos de los importadores y productores de bebidas "ya hacemos énfasis en el consumo responsable", dijo Kántor y estimó que el proyecto "no los afectará".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)