La ministra puso en duda la representación de los dirigentes gremiales

"Con reglas claras se retira la esencialidad"

La ministra de Educación, María Julia Muñoz, dijo anoche que le llama la atención que los sindicalistas de ahora no fueran respaldados por las bases. "Me llamó muchísimo la atención que después de firmar los dirigentes, las bases se rebelen.

No es de mi época. Yo soy una mujer ya madura, me tengo que acostumbrar a tiempos nuevos donde las reglas son otras", opinó en una entrevista con el programa Código País de canal 12.

Muñoz dijo que no cuestiona la representatividad, pero aseguró que "antes cuando uno firmaba algo, tenía el respaldo".

"Ellos piden que renuncie (Ernesto) Murro, que renuncie yo, que no soy persona grata y mientras que el presidente no me pida el cargo yo estoy. Nosotros siempre estamos dispuestos a hablar con los que los trabajadores elijan", señaló.

La ministra aseguró que el gobierno está dispuesto a negociar, y que "con reglas de juego claras, la esencialidad es una medida que se va a retirar".

Además, reconoció que la declaratoria de la esencialidad "pudo haber estimulado" la movilización de los docentes ayer frente al Palacio Legislativo. Sobre la resistencia que generó la medida dentro del Frente Amplio, se mostró sorprendida. "No lo esperaba porque ya se había expresado por parte de Vázquez y de Sendic la preocupación por la recuperación de los días de clase. Creo que querer la educación es querer que se dé clase y es querer que los niños estén en ámbitos educativos, no se puede educar sin tener contacto con el docente", sentenció.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)