REESTRUCTURA DE LA DIRECCIÓN DE ADUANAS

Reforma de Aduanas cayó porque creó cargos sin ley

El TCA advirtió que no puede hacerse con un decreto.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Aduanas: el director dará su posición en conferencia de prensa. Foto: archivo El País

El Tribunal de lo Contencioso Administrativo (TCA) hizo caer una ambiciosa reestructura de la Dirección Nacional de Aduanas con el argumento de que creaba funciones de dedicación exclusiva sin que existiese una ley habilitante. La sentencia del organismo, a la que accedió El País, recuerda que de acuerdo con la ley 12.803 los regímenes de dedicación total están sujetos a que por ley se creen cargos, además de al cumplimiento de un horario mínimo de cuarenta horas semanales y un régimen de exclusividad. "Esta Ley es de carácter general y está vigente, por lo que es aplicable en todos los casos y no puede ser soslayada por un decreto que es de rango inferior a cualquier norma legal. Aun cuando no existiera esa norma legal persiste la imposibilidad de restringir por vía de decreto el derecho al trabajo que es un derecho de rango constitucional por tanto, solo pasible de limitación mediante leyes dictadas por razones de interés general", dice la resolución.

La decisión del TCA se tomó en respuesta a un recurso presentado por una funcionaria aduanera que se consideró perjudicada por la reestructura. Pero el organismo entendió que su decisión debía extenderse a toda la reestructura. Se basó en que "dado el alcance general del acto impugnado, y en función de la desigualdad que la anulación podría provocar entre los sujetos alcanzados (...)" debía actuar "amplificando el alcance del pronunciamiento anulatorio, por fuera de los límites connaturales de la cosa juzgada".

El tribunal entendió que la demandante tenía razón al sostener que la reestructura "viene a imposibilitar la consagración de la carrera administrativa en tanto no permite acceder a los cargos superiores de la administración en forma efectiva y con la permanencia derivada del correcto desempeño del cargo al que por concurso se accedió".

La ambiciosa reestructura de la Aduana, para la cual el gobierno le pidió US$ 22 millones al Banco Interamericano de Desarrollo, se plasmó en un decreto de julio de 2013. El director de Aduanas, Enrique Canon, está en Paraguay y dará su parecer en una conferencia de prensa que se realizará el lunes.

Según supo El País, los legisladores de la Comisión de Legislación del Trabajo de la Cámara de Representantes ya se contactaron con el sindicato aduanero para mantener reuniones para intentar destrabar la situación generada.

Canon explicó en varias oportunidades que la reforma apuntaba a la creación de una aduana moderna y creaba nuevos incentivos para los funcionarios. Aumentaba el salario para más de la mitad de la plantilla, generaba nuevos ingresos de personal y establecía un sistema de metas que debían cumplirse al menos en un 70% para cada funcionario en un plazo de 15 meses (Acuerdos de Gestión). Se crearon 155 cargos de alta calificación para personas bilingües. Al crearse una serie de funciones con régimen de dedicación exclusiva se establecía para ellas salarios que iban de $ 70.600 nominales a $ 118.000 también nominales. Sus titulares hubiesen tenido que presentar una declaración jurada de bienes anual. Pero para el presidente del sindica-to aduanero, Roberto Valdivieso, "se lesionaba la carrera administrativa y se daban amplios poderes al director para elegir a dedo, sin concurso, funcionarios que ganaban entre $ 100.000 y $ 200.000".

El sindicato entiende también que se creaba un "régimen de movilidad discrecional de los funcionarios por todo el país, para lo que bastaba la decisión del Director de Aduanas". A su juicio, "se trata de un cambio sustantivo de las condiciones de trabajo, que en caso de que el traslado implique necesariamente un cambio de residencia del funcionario, reviste carácter abusivo, lo que implicaría la nulidad de ese traslado y la restauración de las condiciones anteriores al mismo", según un documento del sindicato. Para el gremio, "la creación de las funciones de conducción está asociada más bien a la cantidad de personas a las que se quiere designar y los lugares donde se desempeñan actualmente, y no a los requerimientos reales de la operativa". El gremio ya hizo gestiones ante la Dirección Nacional de Trabajo para que se comience el análisis de la situación generada por la caída del decreto de 2013.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)