POLÉMICA VIRTUAL POR USO DE FRASE DE TARANTINO

De las redes a la vida: feroz batalla por una frase de bar

Catedráticos, diplomáticos y funcionarios contra un cartel “discriminatorio”.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Pizarrón: ya no se refiera a Tarantino, ahora se aclara que no hay discriminación. Foto: F. Ponzetto

En el Coffee Shop de Pocitos sirven café, postres, ensaladas y comida mexicana a uruguayos y extranjeros. Sus dueños, una pareja que retornó hace 10 años de Estados Unidos, trabajan con un público amante de la cultura.

El jueves pasado, se les ocurrió exhibir el western "The Hateful Eight" (Los ocho más odiados), una película de Quentin Tarantino de 2015. El viernes escribieron en el pizarrón que anuncia el menú la frase "no dogs or mexicans allowed" (no se admiten perros ni mexicanos), perteneciente al film proyectado el día anterior.

Ni el propio Tarantino podría imaginar lo que sucedió después. El decano de la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad de la República, Rodrigo Arim, pasó por el comercio fotografió el pizarrón y escribió en las redes sociales: "Inaceptable: cartel en cafe "no se permiten perros ni mexicanos". No es USA, es Pocitos. Propietario norteamericano. Discriminación pura".

Las redes sociales descargaron toda su furia contra el comercio y el poder municipal y diplomático se hizo sentir. Inspectores de la Intendencia de Montevideo se presentaron el día sábado y entregaron un cedulón solicitando a los responsables que se presentaran en la comuna el próximo martes 18 de abril con todas las autorizaciones para funcionar.

Cuando los inspectores llegaron el comercio estaba cerrado, como siempre sucede en fin de semana, y la frase de la polémica no estaba en el pizarrón.

De todos modos, los inspectores municipales dejaron un cedulón amparados en la ley 17.817 la que penaliza las acciones de racismo, discriminación y xenofobia (ver nota aparte), según señaló la directora de Desarrollo Social de la Intendencia, Fabiana Goyeneche.

En tanto, la embajada de México en Uruguay exigió explicaciones a la Cancillería. La delegación envió una carta a la Dirección General de Protocolo "en relación a la lamentable y deplorable actitud racista, discriminatoria y xenófoba ostentada por el café Coffee Shop".

En la carta se indica que "la Embajada reprueba y rechaza terminantemente la exhibición sobre la vía pública de un cartel en el que se ofende y discrimina a los nacionales mexicanos. En ese sentido, apela al respeto y solidaridad que siempre ha imperado entre México y Uruguay y solicita a ese honorable ministerio ser el conducto con las instancias uruguayas a que haya lugar para que, conforme a Derecho, el mencionado negocio deje de fomentar de manera inmediata y definitiva actitudes denigrantes contrarias a los valores y principios de la sociedad uruguaya".

Por su parte, Milton Romani, exsecretario de la Junta Nacional de Drogas y exembajador uruguayo ante la OEA, pidió difundir la ubicación del "xenófobo" lugar y recordó que está incurriendo en el delito de odio racial, lo cual significaría de 6 a 20 meses de prisión.

Ayer el ex funcionario citó una frase de otra película de Tarantino, Bastardos sin gloria, y escribió: "Si uno quisiera determinar qué atributo comparte un judío con una bestia, sería el de una rata". Repugnante".

Descargos.

La empresaria Janine Boivin, una de las dueñas del negocio define la situación como "linchamiento". "Este es el café más cosmopolita de Montevideo, nunca discriminamos a nadie. Si alguien dice lo contrario que presente las pruebas", dijo a El País.

Boivin subrayó que se descontextualizó la frase y que "mucha gente se subió a una bola de nieve que no se puede parar. Aclaró que su esposo y socio es americano pero que salieron hace 10 años de Estados Unidos porque vivían en un modelo que no comparten, según explicó.

Además, recordó que en otros momentos han publicado frases de otras figuras internacionales como Carlos Marx o Edgar Alan Poe, algo que no generó polémica.

Se mostró sorprendida por el efecto de la vida virtual en la polémica. "Las redes sociales tienen más importancia que la vida real, el 80% de las personas que puso algo ahí no pisó el café porque de lo contrario sabrían que no hay nada discriminatorio", dijo la empresaria.

Ayer en la tarde, clientes extranjeros y uruguayos llenaban las instalaciones del café, totalmente ajenos a la polémica. En una mesa cerca de la puerta estaba el humorista conocido como "El gran Gustaf".

El artista publicó en las redes que la frase en el pizarrón del Coffee Shop debería decir: "Nada en el mundo es más peligroso que la ignorancia sincera y la estupidez concienzuda", de Martin Luther King.

Intendencia: "La frase del pizarrón objetivamente violenta las normas".

En la subsecretaría de la Intendencia de Montevideo, sector del que depende el área de Inspección General, creen que Coffee Shop violentó la normativa nacional al escribir en el pizarrón la frase "no se admiten perros ni mexicanos". Marta Garagorry, integrante del equipo de la subsecretaría, fue designada como vocera por ausencia de su director, Christian Di Candia.

"Objetivamente el texto es discriminatorio, violenta una norma vigente. La Intendencia no va a aplicar una sanción porque no es su ámbito de competencia", dijo la funcionaria a El País.

La comuna entiende que el cartel violenta el artículo 2 de la ley 17.817 que reconoce como discriminación una serie de actitudes que tengan por objeto o resultado "anular o menoscabar el reconocimiento, goce o ejercicio, en condiciones de igualdad, de los derechos humanos y libertades fundamentales en las esferas política, económica, social, cultural o en cualquier otra esfera de la vida pública".

Toda la actuación de los inspectores surgió por orden de "jerarcas" que recibieron "una denuncia no escrita", según indicó la vocera.

"La Intendencia monitorea las redes y recibe todo el tiempo denuncias por esa vía, tengo entendido que varios jerarcas recibieron la denuncia en las redes sociales", dijo Garagorry.

Consultada por El País sobre si la comuna monitorea las frases que se escriben en los pizarrones de los bares la funcionaria dijo que "no" y que es la primera vez que se actúa ante un texto de estas características. Los inspectores solicitaron al comercio la documentación sobre habilitaciones municipales y nacionales, algo que Garagorry definió como de "rutina".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)