Masiva asistencia de vecinos el día de la “reinauguración”

Recuperan plaza que fue invadida por drogadictos

Una plaza pública que a principios de año fuera denunciada por el intendente de Durazno como lugar de venta de estupefacientes y consumo de alcohol, fue recuperada para uso público e inaugurada a nuevo con la asistencia masiva de vecinos.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
La fuente multicolor es una de las novedades de la nueva plaza duraznense.

En el acto estuvieron presentes, entre otras autoridades, el jefe de Policía de Durazno, Sergio Guarteche, quien dispuso desde el pasado mes de marzo una custodia permanente, con efectivos de la seccional primera y la Policía Comunitaria, logrando erradicar del espacio a personas que se alcoholizaban y proferían insultos a los transeúntes.

En la oratoria, el intendente Luis Ayçaguer dijo que la plaza había sido "limitada en el uso y el disfrute", hasta el punto que "hizo cambiar las costumbres de los ciudadanos".

"Esta plaza, últimamente no invitaba a caminar ni a disfrutar de ella; la gente la evitaba porque había sido tomada por personas que no respetan los valores de la sociedad. Aquí había alcohol y drogas, y el espacio fue perdiendo esa vivacidad y alegría que tenía antiguamente", recordó Ayçaguer.

Esa situación, dijo el jerarca, "animó nuestra llama y nuestro espíritu de trabajo. Convocamos a los vecinos, tuvimos varias reuniones, tratando de que este ambiente tan nefasto para el centro de Durazno se terminara de una vez; tratamos de rehabilitarla para toda la sociedad, para las familias y los niños, para que el lugar volviera a ser nuevamente el orgullo de Durazno".

El sitio presenta ahora, mediante obras realizadas por la Intendencia, mejoras de canteros, bancos, iluminación a nuevo y la incorporación de un sistema de luces a color en la fuente de agua de la pérgola.

Historia.

El intendente Ayçaguer resumió la historia del citado paseo. Sostuvo que entre 1800 y 1860, el lugar era una laguna y se conocía como "Laguna de los Patos". Posteriormente fue lugar de estacionamiento de las carretas, hasta su transformación en plaza pública.

Realizada por paisajistas franceses que llegaron a Durazno, en el 1900, empezó a cristalizarse esta arboleda, con plátanos, tipas y palmeras, "porque esto era una laguna", dijo, y esta conformación tan especial que tiene la plaza se la dieron estos paisajistas".

"En 1920 aparece la pérgola, similar y de la misma época a la que está en el viejo hospital, lo mismo que los rosedales, que también estaban acá y en el viejo hospital".

En su centro hay una fuente de agua, y para darle la estructura que evoca aquella belle époque, están las estatuas de mármol de Carrara, "que le dan prestigio a esta plaza".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)