CONVENIOS SALARIALES

Recortes impiden pagar los aumentos en la Universidad

Instituto que evalúa a la Educación “se verá comprometido”.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Universidad: se postergarán $ 546 millones de incrementos de UdelaR. Foto: F. Ponzetto

El sindicato de funcionarios de la Universidad de la República (UdelaR) informó en el Parlamento que con los recortes dispuestos por el Poder Ejecutivo en el proyecto de Rendición de Cuentas, no se van a poder pagar los convenios salariales. "Va a haber un incumplimiento del convenio colectivo", aseguraron los sindicalistas ante las comisiones de Presupuestos y Hacienda de la Cámara de Representantes.

Esta semana en una nota dirigida a las presidencias de las Cámaras de Senadores y Representantes, la Universidad de la República expresó su preocupación por la postergación de gastos prevista para esa institución en la Rendición de Cuentas. En la carta a la que tuvo acceso El País se indica que con el presupuesto actual, la Universidad "ya tiene problemas de planificación por asignar incrementos solo para los años 2016 y 2017". A eso se suma el hecho de que "la actual propuesta de postergación de incrementos genera una gran incertidumbre y compromete asignaciones ya realizadas por la Universidad, que se hicieron al momento de conocerse los incrementos para el 2017".

Ineed.

Otro de los organismos públicos que presentaron en el Parlamento una acuciante situación por los recortes fue el Instituto Nacional de Evaluación Educativa (Ineed), cuyas autoridades dijeron que la postergación presupuestal provocará un "estancamiento" en la función del instituto, y un "debilitamiento en plena etapa de consolidación" que lo "compromete seriamente".

Y dijeron que el impacto en materia salarial sobre el instituto por los recortes será determinante: los acuerdos salariales a cumplir en 2017 se llevarán el 90% del presupuesto y el 10% restante no alcanzarán para que los profesionales e investigadores lleven adelante su tarea en forma adecuada.

En el caso del Ineed sus representantes sostuvieron que sus cometidos básicos son evaluar la calidad de la educación y desarrollar proyectos de investigación educativa. Y que en ambos casos el recorte presupuestal "generará un impacto significativo".

Por ejemplo, se señala que el Instituto pidió para el primer año 2016 $ 77 millones, y en la ley de Presupuesto recibió $ 63 millones. Para 2017 pidieron subirlo a $ 96 millones y les asignaron $ 70 millones que ahora, con los recortes, se lo bajaron a $ 63 millones. Y señalaron que hay una diferencia en menos de $ 33 millones para 2017 entre lo que ellos habían proyectado y lo que en la Rendición de Cuentas les van a dar.

INAU.

A su vez, el sindicato del INAU presentó una situación similar a través de su secretario general Joselo López. Por ejemplo, explicó que en materia de atención a la primera infancia, los CAIF y otros establecimientos, se verán "afectados severamente" por los recortes. La razón es que el incremento de personal previsto no se va a poder llevar adelante, así como otras obras de ampliación y mantenimiento.

López dijo que el ajuste fiscal "golpea a los trabajadores" y también protestó en nombre de los funcionarios del Estado que él también representa por lo que considera "un recorte del gasto social en UdelaR y en a ANEP".

También sostuvo ante los legisladores que "decir que los que ganan menos de $ 50.000 por mes van a pagar lo mismo", como señala el ministro de Economía Danilo Astori "es mentira", y que "todos van a pagar más, desde los que ganan $ 33.000 por mes". Insistieron en que "mientras tanto el capital no se toca".

Respecto al INAU, el diputado nacionalista Pablo Abdala adelantó a El País que la semana próxima cuando comparezca el directorio del organismo al Parlamento se le preguntará por las carencias derivadas de los recortes.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)