DUEÑA DE MILES DE PROPIEDADES

Reclaman a la IMM datos de miles de propiedades

Intendencia los considera “reservados”; edil está dispuesto a ir a la Justicia.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Villa Biaritz: Intendencia compró hace décadas varios terrenos de Salud Pública. Foto: archivo El País

Pese a que en ocasiones opta por salir al mercado a comprar inmuebles, como ocurrió recientemente con la controvertida licitación del Laboratorio de Regulación Alimentaria, la Intendencia de Montevideo posee miles de propiedades.

No bien se inició la administración de Daniel Martínez, el edil Marcos Laens, de la bancada de Edgardo Novick, formuló un pedido de informes sobre los bienes de propiedad municipal. Recibió como respuesta que los datos requeridos son "reservados", de acuerdo a una resolución de setiembre de 2009 firmada por el entonces intendente Ricardo Ehrlich.

Laens reiteró la semana pasada el pedido a la IMM, e informó a El País que, de no obtener la información solicitada, presentará una acción de amparo al Poder Judicial, "ya que están vulnerando mis derechos y obligaciones como legislador departamental y como ciudadano electo para ejercer el contralor de la gestión municipal".

"¿Cómo sabemos los ediles si el inmueble de US$ 1,5 millones, que fue objeto de una licitación muy rara, era realmente necesario? Dentro de las más de 6.500 propiedades que tiene la Intendencia tal vez exista una idónea o adaptable a las necesidades objeto de dicha licitación", señaló Laens.

Según la resolución de 2009, la difusión pública de la información que dispone la Unidad Administradora de Bienes Inmuebles Municipales (Uabim) podría exponer al patrimonio departamental a "ocupaciones y manejos económicos". En este sentido, el documento advierte que "la ocupación de bienes inmuebles municipales con diferentes fines, fundamentalmente vivienda y comerciales, constituye un problema permanente que redunda en pérdida de patrimonio de manera constante mediante el modo de prescripción".

La Intendencia cuenta con un registro de bienes desde 1934. A partir de esa fecha, subsisten unos 11.500 registros de negocios realizados, además de varios armarios metálicos llenos de títulos anteriores a 1934.

"Deberíamos tener acceso a esa información para ayudar a terminar el inventario de propiedades que la IMM por su cuenta no ha podido hacer. Es básico conocer cuántas propiedades son, su valor, si están en uso o no y por quién. Y estar constantemente viendo qué mejor destino se les podría dar a las mismas. También conocer en qué estado están, para saber qué mantenimiento hacerles e incluso evaluar la posibilidad de vender aquellas que no sean necesarias", destacó Laens.

Suárez y Reyes: la casa de gobierno pertenece a la Intendencia. Foto: archivo El País
Suárez y Reyes: la casa de gobierno pertenece a la Intendencia. Foto: archivo El País

Patrimonio.

En general, la población no sabe que propiedades como la casa presidencial de Suárez y Reyes le pertenecen a la comuna. Pero también la propia Intendencia desconoce la cuantía de su patrimonio.

La IMM tiene un conjunto de bienes que usufructúan terceros "sin fines de lucro", como por ejemplo plazas de deportes, estadios y algunos clubes deportivos. Otro segmento de propiedades municipales está en manos de particulares con fines de lucro, como por ejemplo los paradores, por los cua-les la administración cobra un canon.

Un tercer conjunto de bienes está a la orden de los servicios de la IMM, como el Palacio Municipal, los cantones, CCZ y municipios. Y un cuarto universo refiere a realineaciones, predios expropiados o que se recibieron por donación. En este cuarto grupo, el más dispar, es donde existe la mayor cantidad de incógnitas.

Desconocimiento.

En la escueta respuesta al pedido de informes de 2015 del edil Laens, la Intendencia informó que "la información sobre propiedad de inmuebles se encuentra mayoritariamente en bruto" y que "hasta el momento se ha actualizado un 30% de la información, siempre en los aspectos básicos".

También se aclara que "en el sistema no hay aún información cargada sobre los aspectos edilicios de los inmuebles".

Según explicó en 2012 a la Junta Departamental Leonardo Dematteis, encargado de la Unidad Administradora de Inmuebles Departamentales, la IMM en ocasiones se entera de que es propietaria de bienes por causas del destino, por ejemplo cuando en ellos ocurre algún problema con la Justicia, como una ocupación.

Según explicó en la Junta en 2011 la directora del Servicio de Catastro y Avalúo de la Intendencia, Martha Siniacoff, el análisis de los títulos revela que el universo de bienes municipales puede ser mucho mayor.

"Tenemos problemas de titulación o —más que nada— de identificación. Ustedes saben que los predios de la ciudad no siempre estuvieron empadronados", sostuvo.

Dematteis agregó ante la Comisión de Presupuesto de la Junta que "separar la paja del trigo es nuestro trabajo y no es sencillo. No puedo darles un número, porque esto es muy complicado, cada día se complica más. Cuando empezamos, pensamos que el universo era de 6.000, y ahora estamos en 12.000 seguro".

También es cierto que la cartera de bienes de la Intendencia está en constante movimiento. Y se nutre de distintas fuentes. En 2010, por ejemplo, la IMM sacó a remate cinco lujosos apartamentos en la torre N° 3 del World Trade Center, con una base de US$ 570.000, que recibió a cambio de una autorización de mayor altura. A su vez, transfirió al Poder Ejecutivo el Parque Hotel, un edificio emblemático, para instalar allí la sede del Parlasur.

También en los últimos años se han adquirido muchas propiedades por expropiaciones para obras de saneamiento.

Clubes de fútbol y casa presidencial.

La Intendencia tiene bienes públicos y "privados".

El Palacio Legislativo, por ejemplo, está en el domino público y no tiene número de padrón. El Edificio de las Comisiones del Palacio, que está enfrente, está loteado en una cantidad de solares que nunca se dieron de baja. La Plaza 1º de Mayo es del Estado y también era un loteo. Las tres cuartas partes del Cementerio del Norte son del Ejército.

La Intendencia también compró a Salud Pública un terreno que iba desde Ellauri hasta la rambla, en donde está el Parque Villa Biarritz. La comuna hizo el loteo, vendió y se quedó con la parte en la que está el parque y el Club Biguá.

La Sociedad Rural también es de la Intendencia y es el resultado "de cientos de expropiaciones". Lo mismo pasa con los clubes Wanderers y River, e incluso con la casa presidencial de Suárez y Reyes.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)