Algunos son considerados “peligrosos”

Recapturaron a un tercer interno de los 10 fugados del Vilardebó

Diez internos del área de máxima seguridad del Hospital Vilardebó fugaron en la tarde de ayer tras amenazar a los funcionarios y herir levemente a uno de ellos en el tórax con un objeto punzante.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Hospital Vilardebó

Este lunes, uno de ellos fue recapturado por la Policía en horas de la madrugada tras el llamado de su madre al centro hospitalario, según confirmó a El País Alicia Penén, secretaria de la Comisión Interna del Vilardebó. Se encontraba en Las Piedras.

Sobre las 14 horas de este lunes el Ministerio del Interior confirmó que otro de los internos fugados fue recapturado en el departamento de San José. Otro interno también fue detenido en las últimas horas.

La fuga se produjo ayer sobre las 13:30 horas cuando un paciente comenzó a pegarle a otro. Esto motivó la intervención de los funcionarios que rápidamente se vieron rodeados de más pacientes con palos, cortes y bombillas limadas, según explicó a Montecarlo la presidenta de la Comisión Interna del Vilardebó, Marta Larrosa.

Funcionarios del centro de internación psiquiátrica explicaron que uno de los fugados agredió con una "punta" a un trabajador para posibilitar el escape, que según las fuentes policiales consultadas por El País, ocurrió por la parte trasera del hospital, ubicado en avenida Millán y Concepción Arenal.

Pese a que el hecho se produjo sobre el mediodía, en Jefatura de Policía de Montevideo se informó a El País que sobre las 19 horas de ayer se realizó un conteo de todos los internados para establecer el número exacto de personas que escaparon.

Los internos se encontraban en la sala 11 del hospital, donde son internadas las personas derivadas de la Justicia.

Siete de los fugados son inimputables y otros tres imputables. Asimismo Penén dijo que tres de los fugados cumplen condenas por homicidio. Los demás estaban presos por rapiñas. Los 10 fugados tienen entre 18 y 48 años.

El dirigente de la Federación de Funcionarios de Salud Pública (FFSP) Martín Pereira, dijo al informativo de Canal 10 que en general este tipo de fugas ocurren cuando los internados solicitan asistencia o medicamentos y al acercarse los funcionarios, estos son agarrados a través de las rejas. Frente a la posibilidad real de terminar heridos, los funcionarios no oponen ningún tipo de resistencia. No hay guardia policial que pueda repeler este tipo de amenazas que los empleados del hospital reciben con frecuencia.

Los funcionarios del Vilardebó hoy realizan un paro y una asamblea para evaluar qué otras medidas toman en busca de mayor seguridad. Según sostienen, el hospital no está preparado para albergar pacientes que provienen del sistema carcelario y que cuando llegan al hospital lo que buscan es escapar.

"Cortes".

No es la primera vez que los internos del Vilardebó esgrimen "cortes" para amedrentar a los funcionarios de ese centro de asistencia. En diciembre, el día de Navidad, varios internos se amotinaron y algunos de ellos exhibieron elementos cortantes.

Ese día, cuando la Policía llegó al hospital, la encargada de vigilancia, la psiquiatra de guardia y algunos testigos dijeron que en uno de los patios varias de las personas internadas habían comenzado una pelea. Los efectivos policiales lograron llevar a todos los internos involucrados a sus respectivas celdas y aislaron a los que habían provocado la trifulca, que eran solamente cinco.

El diputado colorado (Vamos Uruguay), Adrián Peña presentará un pedido de informe al Ministerio de Interior y al MSP por la fuga de los reclusos en el Viladerbó.

Según supo El País, el legislador quiere saber cuáles eran las condiciones en el nosocomio al momento de la fuga. Peña se preguntó si no sería necesaria una guardia periférica cuando hay presos de alta peligrosidad internados.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)