Funcionarios están en preconflicto y reclaman seguridad

Rebelión en Vilardebó por fugas de internos

Aprovecharon el momento en que sacan al patio a los pacientes de los "cuartos fuertes", donde están los más peligrosos. Un recluso puso un "corte" en el ojo derecho a un enfermero y otro interno amenazó con un "garrote" al funcionario de seguridad.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
En asamblea resolvieron hacer el "trabajo en piquete". Foto: G. Pérez

Acto seguido abrieron las puertas de la sala 11 del Hospital Vilardebó, empujaron a los funcionarios, corrieron, saltaron los muros y ganaron la calle, según dijo a El País la dirigente sindical del centro médico, Marta Larrosa.

Uno de los fugados volvió enseguida al hospital, tras ser capturado por la Policía.

El otro tuvo tiempo para asaltar y herir de gravedad a un obrero del transporte colectivo. Finalmente, el día viernes fue capturado y nuevamente instalado en la sala 11 del Vilardebó.

En la noche del viernes pasado el sindicato del Vilardebó reunió su asamblea para analizar el retorno del fugado más peligroso. Los funcionarios del centro de salud no quieren presos en el lugar.

"En la sala 11 terminan los delincuentes que hicieron cualquier cosa. Vienen por una pericia psiquiátrica y por culpa de la burocracia, se quedan días, meses y hasta algunos años", explicó Larrosa.

Los funcionarios sindicalizados creen que alguno de ellos "va a morir" o podría salir muy mal herido. No obstante, las autoridades del Hospital Vilardebó, tras un intercambio con la Policía, accedieron a que el recluso fuera internado en el lugar.

Los sindicalizados pusieron el grito en el cielo y se declararon en "preconflicto" y en estado de asamblea permanente. Además, aplicaron una medida innovadora: "trabajar en piquete". Consiste en que las recorridas son realizadas por todos los funcionarios del turno al mismo tiempo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)