COLONIA NICOLICH

Rapiñan mutualista y en la huida dejaron olvidado un celular

Médica Uruguaya de Colonia Nicolich; hubo persecución.

Persecución: robaron, los ubicó la Policía y perdieron el botín. Foto: Archivo El País
Persecución: robaron, los ubicó la Policía y perdieron el botín. Foto: Archivo El País

Un grupo de tres delincuentes armados irrumpieron en la tarde del jueves en la sucursal de la mutualista Médica Uruguaya de Colonia Nicolich. En un descuido, los asaltantes dejaron un celular que pertenecería a uno de ellos. Ahora el aparato es la principal pista para localizarlos.

La banda obtuvo mediante amenazas a los funcionarios la recaudación que había en la caja. Además, se llevaron $ 200 que sustrajeron de la cartera de una paciente y un celular. De inmediato se dieron a la fuga montados en una moto Zanella roja requerida por hurto.

Un equipo del programa de Alta Dedicación Operativa (PADO) fue alertado sobre el asalto y localizó a los asaltantes. Se produjo una persecución por la zona y se generó un tiroteo con los delincuentes, según informó Subrayado.

El procedimiento comenzó dentro del departamento de Canelones y culminó en territorio de Montevideo, en la calle Acosta y Lara, donde los rapiñeros abandonaron la moto y continuaron la fuga a pie.

En la esquina los policías hallaron todos los efectos robados y una pistola de aire comprimido. Los tres asaltantes volvieron a tirotearse con la Policía y se introdujeron a un asentamiento de la zona, logrando huir.

Copamiento

Dos violentos delincuentes ingresaron a una vivienda del barrio Buceo con intención de robar y lograron llevarse US$ 5.000, según informaron vecinos de la familia asaltada.

En el momento del copamiento la casa, que está muy cerca del cruce de Juan José Herrera y Demóstenes, se encontraba ocupada únicamente por una joven de 28 años.

Los delincuentes ataron a una silla y golpearon a la chica. También le cortaron el cabello y lastimaron el rostro.

Una vez presentada la denuncia, la Policía resolvió hacer un operativo especial en el barrio para dar con los dos delincuentes. Los investigadores suponen que los copadores podrían vivir en la zona y que creyeron que la vivienda se encontraba sin sus moradores.

Al parecer, los delincuentes ingresaron por una ventana de la planta alta de la finca. El caso generó una profunda conmoción en el Buceo dado que afectó a una familia muy querida.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)