OBSERVATORIO DE CRIMINALIDAD

Ramírez y Grecia, en el Cerro, la esquina más violenta de Uruguay

Desplazó a Hipólito Yrigoyen e Iguá de Malvín Norte; aumentan patrullajes.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Carlos María Ramírez y Grecia fue una de las esquinas más violentas de 2015. Foto: A. Colmegna

La esquina de Carlos María Ramírez y Grecia, en el Cerro, fue la más violenta en 2015. Desplazó a Hipólito Yrigoyen e Iguá (Malvín Norte) como el cruce donde se cometieron más rapiñas en 2014.

Ramírez es una avenida clave para el Cerro y los barrios aledaños. Es el cordón umbilical que une ese populoso barrio con el resto de Montevideo a través de los puentes sobre el arroyo Pantanoso y la Ruta 1.

Hacia el Este, Ramírez cruza La Teja y muere en la zona comercial de Paso Molino. Para el Oeste, Ramírez se transforma en un centro comercial cuya extensión supera la decena de cuadras. Esta avenida finaliza en Pasaje De la Vía, la que permite un rápido acceso a Casabó y a Santa Catarina.

En la zona comercial del Cerro se cometieron la mayor parte de las 1.721 rapiñas dentro de la jurisdicción de la Seccional 24 en el último año, según el Observatorio de Criminalidad presentado el viernes. Allí ocurrieron un 18,5% más atracos que en 2014 (1.452 casos). Con esos guarismos, dicha comisaría lideró el ranking de denuncias de rapiñas por seccional y por año, señalan las estadísticas del Ministerio del Interior publicadas el viernes 20 en su página web.

En el correr de este año 2016, con el apoyo de la Guardia Republicana y de operativos propios de la Zona IV, las rapiñas en el Cerro bajaron un 90%, expresaron fuentes del Ministerio del Interior a El País.

La Seccional 17 (Marconi y barrios adyacentes) ocupa el segundo lugar de las seccionales con más rapiñas y fue la primera en cuanto a homicidios en 2015. Entre 2014 y hasta septiembre de 2015, la esquina de Aparicio Saravia y San Martín fue la más violenta dentro de la jurisdicción la Seccional 17. En 2014, se efectuaron 1.478 atracos en el territorio gestionado por esa comisaría, mientras que en 2015 sucedieron 1.697. El incremento de un año a otro fue de un 14.8%.

Una posible explicación a esa "ola de rapiñas" es que esta comisaría tiene dentro de su jurisdicción a 60 asentamientos y barrios considerados por la Policía como los más complicados de Montevideo: Marconi, Las Acacias, Gruta de Lourdes, Los Reyes, Piedras Blancas y parte del 40 Semanas.

A partir de septiembre del año pasado, se incrementó la prevención: el kiosco policial, ubicado en Aparicio Saravia y San Martín, pasó a tener una presencia permanente y se sumaron los patrullajes preventivos de la Guardia Republicana (Operativos Luz Roja) en la zona. Con esas medidas, las rapiñas comenzaron a bajar mes a mes dentro del territorio de la Seccional 17, según las fuentes. Con la aplicación del Programa de Alta Dedicación Operativa (PADO) desde el 11 de abril de este año —500 policías realizan patrullajes especiales de saturación en "zonas calientes" en Montevideo— las rapiñas en esa jurisdicción cayeron en forma abrupta.

Según el Ministerio del Interior, por los patrullajes del PADO efectuados en los barrios Marconi, Piedras Blancas, Casavalle y Las Acacias (Seccional 17), las rapiñas ocurridas entre el 11 de abril al 10 de mayo de este año bajaron un 38% respecto al mismo período del año anterior.

Las cifras globales de rapiñas asustan. En 2015, las rapiñas consumadas y tentativas (21.126) aumentaron un 5% en comparación con el año anterior (20.114).

Los residentes de Montevideo y Canelones son los más propensos a ser rapiñados, ya que en ambos departamentos se concentra el 94% de las rapiñas ocurridas en 2015. En el resto de país sucedió el 6% de los asaltos.

La hora 20:00 es el momento del día con mayor riesgo de ser rapiñado.


Si no puede ver la infografía haga click aquí

Violencia sin fin.

El 2015 se cerró con un nuevo récord de homicidios en el país: 289 casos. Un 7,8% más que en 2014 (268 muertes violentas), señalan las cifras del Ministerio del Interior.

Montevideo, Canelones y Maldonado concentran la mayoría de los homicidios del país. La capital lidera el ranking con 169 muertes violentas en 2015, según la cartera.

El 37% de los asesinatos se debe a conflictos entre delincuentes y ajustes de cuentas; el 19% ocurrió en el marco de rapiñas, copamientos y hurtos; un 18% de los homicidios sucede entre familiares; un 11% por altercado diversos no familiares; un 6% por otras circunstancias y un 10% por motivos desconocidos. El sábado es el día de la semana donde ocurren más muertes violentas.

El 47% de los crímenes son en el hogar.

Cuatro de cada 10 asesinatos cometidos en 2015 ocurrieron dentro de una casa. Sin embargo, la mayor cantidad de muertes violentas sucedieron en las calles, plazas o parques: 47,1%; locales comerciales, 4,8%; cárceles, 3,1%; bares, cantinas y clubes nocturnos, 2,8%; medios de transporte, 0,7%; y otros o sin datos, 1,7%. En el 67% de los homicidios se utilizaron armas de fuego, mientras en el 33% restante se usaron otros medios.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)