AGONÍA DE LA COOPERATIVA DE ÓMNIBUS

"Raincoop tiene una situación desesperada", según la IMM

El servicio empeora y no están garantizados todos los puestos de trabajo.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Trabajadores tienen un "campamento" frente a la IMM. Foto: A. Colmegna

Los principales activos de la empresa están embargados, el pasivo alcanza a los US$ 7,5 millones, la cuarta parte de su flota está fuera de servicio y los trabajadores tienen varios meses de atraso en sus retribuciones. La situación de Raincoop es "desesperada". Tal es el calificativo que utilizó en la Junta Departamental el director de Transporte de la IMM, Máximo Oleaurre.

La absorción de la cooperativa no será nada fácil. Tampoco es correcto hablar de fusión, ya que primero tendrá que dar quiebra para que las empresas que tomen sus líneas no reciban reclamos después. Por más que los cooperativistas pretenden que no se pierda ninguna fuente de trabajo, esto no ha podido ser garantizado hasta el momento por la Intendencia.

Frente al tema laboral, que afecta a unas 570 personas, hay un asunto que preocupa aún más a la comuna: el servicio de transporte que se presta a miles de montevideanos. "Nosotros tenemos los registros de los servicios de Raincoop y, lamentablemente, los faltantes de servicios se han incrementado en una forma casi insostenible, ya que no se está dando no ya un buen servicio, sino que no se está dando ni siquiera un servicio regular. Esa es la primera preocupación", indicó Oleaurre al comparecer ante la Comisión de Movilidad Urbana de la Junta Departamental.

El jerarca señaló que la asamblea de cooperativistas no apoyó la propuesta que envió la Intendencia luego de conversar con las empresas y fue claro al indicar que "Raincoop, objetivamente, no está en condiciones de prestar servicios ni de funcionar mucho más.

"Hasta ahora ese funcionamiento se ha basado en dos elementos: un incumplimiento parcial creciente de los servicios y un incumplimiento de las obligaciones salariales que la propia Raincoop tiene comprometidas con su personal. La deuda a esta altura es de tres meses y medio de salarios y un aguinaldo y medio. Entonces, la situación de la gente, con esa perspectiva económica, es real y comprensiblemente desesperada", sostuvo Oleaurre.

El director de Transporte dijo que la disminución en la venta de boletos en Montevideo, que se mantiene de forma sostenida desde agosto del año pasado, equivale a todo el mercado que tiene Raincoop.

"La caída es de alrededor del 7% en estos meses. Raincoop ha oscilado en alrededor de un 7,6% del mercado, y llegó a tener en algún momento un 8,1% o 8,2%. Ahora se sitúa en algo superior al 6%", explicó.

En el caso puntual de Raincoop, la caída en la venta de boletos fue de 20% con respecto al año pasado.

Los trabajadores.

Los cooperativistas también dieron su punto de vista sobre la delicada situación en la que se encuentran, ante la Comisión de Transporte de Diputados.

"Evidentemente, lo que urge es la necesidad económica y financiera de la empresa para asumir los compromisos desde que en diciembre se nos cortó el crédito del Banco de la República. Ahí hubo un quiebre operativo. El último cobro que tuvimos fue el de la primera quincena de enero. O sea que nos falta cobrar la segunda quincena de enero, todo febrero, todo marzo y estamos finalizando abril con el medio aguinaldo de diciembre y los salarios vacacionales", explicó Rafael Pascale, secretario de Raincoop, quien se quejó porque "todavía no ha llegado una propuesta de la Intendencia".

En cuanto al pasivo de la cooperativa, el representante de los trabajadores dijo que se le debe US$ 3.800.000 al Banco de la República y US$ 1.200.000 al Banco Itaú por la compra de ómnibus. Además, hay dos fideicomisos: uno urbano y otro suburbano. En el caso del urbano, se abona con un 3% de la recaudación bruta y, el suburbano, con un 5%. "Entre ambos, estamos hablando aproximadamente de US$ 2.450.000, lo cual hace que el pasivo total en esos aspectos sea inferior a los US$ 7.500.000, pero no de deudas vencidas", precisó Pascale.

Los cooperativistas también manifestaron su preocupación porque habría empresas que, por dificultades propias, no estarían en condiciones de absorber a Raincoop. También alertaron por "el riesgo de que pueda haber un mercado monopólico" si Cutcsa se hace de las líneas, cuando ya tiene el 65% del mercado en la capital.

Beneficios que recibió Cutcsa.

Los trabajadores de Raincoop dijeron en el Parlamento que la Intendencia ha beneficiado a Cutcsa por diferentes vías, entre otras cosas otorgándole nuevos permisos.

"No tenemos el número exacto pero, por ejemplo, con respecto al corredor Garzón está la resolución que otorga 17 permisos para Cutcsa y uno para Raincoop, y esos 17 permisos fueron vendidos en el mercado", indicaron.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)