TRANSPORTE

El fin de Raincoop: cooperativa inicia fusión con otras empresas

Los trabajadores votaron a favor de ser absorbidos por Coetc, Ucot y eventualmente Comesa. La gerenciadora fue expulsada de la asamblea.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
La fusión como máximo llevará 60 días. Foto: Ariel Colmegna.

Lo que muchos predecían pasó: Raincoop cerrará sus puertas, dejará de trabajar como cooperativa y sus líneas serán absorbidas por otras empresas de transporte.

Durante la negociación, los ómnibus de Raincoop seguirán en las calles. Este período de pase, de una empresa a otra, podrá llevar un máximo de 60 días, según señalaron a El País integrantes del sindicato.

Una asamblea intensa, con gritos, algunos insultos, y hasta personas con lágrimas en los ojos, determinó que luego de seis horas de discusión, la propuesta de la Asociación Sindical de Cooperativistas y Obreros del Transporte (Ascot), con 258 votos a favor (de aproximadamente 500 asambleístas), fuera mayoría.

La absorción de la empresa cooperativa será estudiada esta misma tarde, a las 18 horas, en una reunión que mantendrá el sindicato de trabajadores con representantes de las demás empresas interesadas en adquirir las líneas que dejará Raincoop, el Ministerio de Trabajo, el Ministerio de Transporte y la Intendencia de Montevideo.

ASAMBLEA.

Los puntos fuertes de la discusión se generaron próximos a los momentos de votación. Lo primero que la asamblea decidió, fue sacar del escenario a Lourdes Carbajal, quien desde el 20 de diciembre pasado, oficiaba de nexo entre Raincoop y posibles inversores, que finalmente nunca llegaron.

Carbajal pretendía, junto a un equipo asesor, crear un fideicomiso de US$ 1.500.000, con inversores que estarían disponibles, y un nuevo plan de gerenciamiento.

Ayer a la tarde, los trabajadores aceptaron una moción presentada por Carbajal para someter a voto su continuación en las negociaciones.

La asamblea validó la afirmativa con 216 votos. Hubo 36 en contra y 19 abstenciones. Apenas se terminó de votar, los sindicalistas echaron del lugar a Carbajal, quien se fue sin hacer comentarios, al tiempo que un trabajador de Raincoop reconoció que ella les hizo "perder el tiempo".

Los trabajadores consideraron tres mociones más, que fueron contrapuestas entre sí. La que tuviera mayor cantidad de votos sería la aprobada.

La primera fue la de un grupo de socios de la cooperativa que quería trabajar junto a un estudio contable para analizar la viabilidad de Raincoop, que según dijeron, iba "bastante adelantado en este sentido". Esa moción, tuvo 127 votos de respaldo.

La segunda propuesta pretendía que Raincoop pasara de ser una cooperativa a una sociedad anónima. Tuvo solo un voto a favor.

Finalmente, la propuesta ganadora fue la del gremio, que pretendía desde hace semanas continuar las negociaciones con la Intendencia de Montevideo y con las demás empresas de transporte. Obtuvo 258 votos a favor.

NEGOCIACIONES.

El gremio de trabajadores asegura que de ahora en más "comenzarán las negociaciones y se abrirán nuevos caminos para la inserción laboral de cada compañero".

Luis Figarola, integrante de Ascot, explicó a El País que las empresas que presentaron su disposición para entrar en la negociación fueron Coetc, Ucot y eventualmente Comesa.

"Nosotros no estamos cerrados a nada, si nos llega otra propuesta de otra empresa, que quiera meterse en esto y ver si le sirve trabajar con las líneas de Raincoop, se verá", dijo Figarola.

COPSA.

Una de las empresas que podría aparecer hoy en la negociación sería Copsa. A los trabajadores les llegó una carta de esta empresa, con fecha 22 de abril, firmada por su gerente general, Javier Cardoso:

"Hago llegar a ustedes nuestro interés de participar en una mesa de negociación, a los efectos de colaborar en la búsqueda de una solución para la prestación de los servicios suburbanos y urbanos", indica el texto. Y agrega: "Dejo constancia que conozco vuestras aspiraciones relativas al mantenimiento de las fuentes de trabajo, reconocimiento de antigüedad y participación societaria, las cuales consideramos razonables".

Para Figarola, "es importante que aparezcan más interesados". Otra de las empresas con las cuales se podría llegar a negociar es Cutcsa, que hace meses expresó su interés por algunas líneas suburbanas y luego quedó en suspenso.

Por su parte, Ricardo Fitipaldi, sindicalista asociado a Ascot, señaló que "lo más importante es que los puestos de trabajo se van a mantener para todos los compañeros".

LA MUERTE LENTA DE UNA EMPRESA

1

Originada de la ex Amdet

Raincoop es la única cooperativa de transporte colectivo que perdura entre aquellas conformadas a consecuencia de la desaparición de Amdet. En la actualidad continúa sin poder superar varios problemas acumulados.

En una asamblea del 20 de diciembre de 2015 se votó a favor del ingreso de una gerenciadora.

2

Menos venta de boletos

Raincoop sufrió una caída de la venta de boletos de un 7% a un 5%, aproximadamente. "El de dos horas se vende muy poco. La única línea que tenemos que atraviesa la ciudad es la 2, y en cruces como Avenida Italia y sobre todo 8 de Octubre, la gente va a combinar casi siempre con Cutcsa y no con la 77", explicó un dirigente.

3

Los guardas y los micreros

Raincoop tiene guardas en las líneas 2, 21 y 76. En las demás trabajan solo los llamados micreros o conductores-cobradores, que representan un 43% —según lo reglamentado por la Intendencia— y cobran un 20% más. El peso de los salarios, según la comuna, es lo que más incide en la paramétrica de cálculo del precio del boleto.

4

Problemas con la flota

Raincoop tiene cerca de 60 ómnibus fuera de servicio, en una flota de 152. Algunos se fundieron y otros hasta se incendiaron. En junio del año pasado había 12 coches parados, según fuentes de la empresa, lo cual no afectaba mucho. Con los que descansaban, que estaban de guardia, se cubría el servicio. En diciembre había más de 30.

Denuncian presiones sindicales y actitud patotera en asamblea

Muchos de los que votaron la propuesta de los trabajadores para que Raincoop sea absorbida por otras empresas de transporte "no tenían más alternativa, sino ¿qué iban a hacer? ¿Seguir esperando?", señaló a El País un chofer de la cooperativa que prefirió no dar su nombre porque, en principio, estaba en contra de lo que propuso el sindicato y eso le dio "bastantes dolores de cabeza en las últimas semanas".

"Fue medio patotero lo del sindicato, que alguien lo desmienta. ¿Por qué mientras estábamos en la asamblea no querían que se votaran otras mociones? Decían que la única propuesta era la de ellos, se salieron con lo que querían", dijo el chofer.

En este sentido, el hombre reflexionó que "en medio de la discusión hubo presiones, nos iban diciendo de a uno que si no votábamos la propuesta del sindicato nos quedaríamos sin trabajo. Tal vez en estos días haya algún tipo de comunicado para que esto se sepa y no quede escondido, que se sepa que algunos sindicalistas presionan a los compañeros".

Por último, el hombre aseguró que los sindicalistas "tienen todo cocinado, ya saben que van a terminar trabajando en otra empresa acomodados, me lo dijo Marcos Lombardi (integrante de Ascot y mecánico de Raincoop), y de eso nos vamos a dar cuenta todos cuando termine esta historia, cuando se calmen las aguas se verá quién está en qué lugar, y quién está trabajando".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)