INDUSTRIA FINANCIERA

Radicales critican "achique" de 65 sucursales del BROU

Triunfaron en la asamblea de AEBU y amenazan cortar las horas extras.

Hace meses que la mayoría radical de AEBU critica los cambios en el BROU. Foto: Marcelo Bonjour
Hace meses que mayoría radical de AEBU critica los cambios en el BROU. Foto: M. Bonjour

Los sectores más combativos se impusieron en la asamblea de trabajadores del Banco República (BROU) que se realizó el sábado en el Platense Patín Club, y advirtieron que si en diez días no se conforma un ámbito de negociación y no se comienza a revertir el pasaje a microbancos de algunas oficinas y el cierre parcial de otras, dejarán de hacer horas extras y de ir a cursos de capacitación. Según AEBU, en el mediano plazo las autoridades del BROU pretenden que pasen a ser microbancos la mitad de las 130 dependencias existentes, y entiende que eso es la antesala de su cierre parcial, algo a lo que resistirá, dijo a El País el presidente de la rama Banca Oficial del poderoso sindicato bancario, Matías Arbizu.

En el Platense se pusieron a consideración de los asambleístas dos mociones: una tenía el respaldo de seis integrantes del Consejo Banca Oficial y la otra solamente de cinco. Sin embargo, la primera que tenía el apoyo de la moderada lista 98 y de la 17, perdió claramente frente a la que tenía el respaldo de la alianza conformada por las planchas 575 y 810 y la lista 1955.

Otro tema álgido para el sindicato son las privatizaciones que el gremio entiende que han afectado áreas clave como la de Análisis de Créditos, la de Recuperación de Créditos y la de Canales Alternativos, explicó Arbizu. "Necesitamos un avance significativo con el tema de las privatizaciones en el banco. Al momento lo que hay es una intención de crear una comisión que estudie el tema de las privatizaciones, pero en realidad el banco no reconoce siquiera que las haya. El área de Análisis de Créditos es uno de los sectores más neurálgicos dentro del banco y de cualquier otro banco. No queremos que esto cambie ya, pero sí un avance significativo", señaló el sindicalista.

Según Arbizu, el Banco República no accede a revertir el cierre parcial de 21 oficinas y quiere llegar a que 65 de las 130 oficinas sean microbancos "es algo que para nosotros no es llevable. Los microbancos tienen una cantidad limitada de funcionarios y como no tienen gerentes allí no se pueden hacer operaciones que requieran autorización, lo que genera dificultades con los clientes, demorándolos y alejándolos", señaló Arbizu. El gremialista cree fundamental la incorporación de personal porque "las condiciones en las que se trabaja son cada día peores".

La eventual suspensión de horas extras afectará la operativa de manera significativa porque hay áreas enteras que funcionan habitualmente con horas extras debido a la falta de personal, advirtió.

El presidente del sector banca oficial señaló que la asamblea que decidió declarar insuficientes las más recientes propuestas del Banco República, votó la moción ganadora por una mayoría que si bien no resultó abrumadora, sí fue "clara".

Una junta de delegados que se realizará en breve decidirá los próximos pasos de AEBU. Además se decidió redoblar el esfuerzo en la campaña de recolección de firmas "en defensa del banco y contra la reducción de sus servicios".

Matices.

Lo ocurrido en la asamblea refleja el cambio en la correlación de fuerzas internas dentro del sector Banca Oficial que dejaron las últimas elecciones de AEBU. Como resultado de esa votación, por primera vez desde 1971 la presidencia del consejo respectivo está a cargo de un militante de la izquierda radical, Arbizu. El sindicalista, que hace una década comenzó a trabajar en el Banco República, es militante del Partido de los Trabajadores. Este partido obtuvo solo 3.218 votos en las elecciones nacionales pero en el Consejo de Banca Oficial tiene otro miembro aparte de Arbizu: Rafael Fernández, trabajador del Banco de Seguros. Fernández fue el candidato a la presidencia de la República en 2014 por el Partido de los Trabajadores.

La lista 98 denuncia que se busca “el conflicto por el conflicto”.

Arbizu y Fernández integran la alianza 319575810999, que obtuvo cuatro consejeros, uno más que en la anterior elección, gracias a los 1013 sufragios que obtuvo (lo que implicó un crecimiento de 100 votos). La históricamente hegemónica lista moderada 98 —cuyos integrantes forman parte del grupo de sindicalistas afines al gobierno denominado "Articulación"— que había triunfado en las dos elecciones anteriores, logró 882 apoyos y cuatro puestos en el consejo.

Apenas ganó, Arbizu había advertido que se proponía dialogar con las otras agrupaciones porque sabía de los matices existentes. "Puede llegar a ser complicado en la medida en que no logremos un entendimiento mínimo. Hay diferencias políticas que no vamos a poder saldar", dijo entonces.

La 98 quería aprobar lo negociado hasta ahora con el Ministerio de Trabajo. "Más allá que seguimos sin compartir el cierre parcial de dependencias y las fusiones de agencias, rechazar o no ver los avances logrados, sería afirmar la búsqueda del conflicto por el conflicto, y no reconocer que con la participación del Colectivo se ha conseguido garantizar varios de los puntos centrales que nos preocupan sobre esta problemática particular", decía su propuesta.

Moderados: no habrá cierre de oficinas

La moderada lista 98 de AEBU planteó por escrito en la asamblea del Platense que “logramos ratificar por escrito el compromiso del Directorio del BROU de no aprobar el cierre total de ninguna sucursal”. “Como agregado, y debido a que AEBU lo propuso, por primera vez se realizarán acciones en los pequeños poblados donde el banco no tiene presencia alguna (ni la ha tenido) a cargo de funcionarios del BROU, acercando productos y servicios de manera de profundizar su rol social”, agregó en su informe a a la asamblea.

Sin embargo, la alianza 810575 (radical) cuestionó la anterior conducción de la 98 y criticó al directorio del BROU: “Se nos plantea la anuencia del sindicato con respecto a las dependencias ya cerradas, aceptando no incluirlas en la discusión y por ende dando el capítulo por cerrado, lo cual no solo significa un retroceso de nuestra parte, sino que habilita la posibilidad de continuar avanzando en el mismo sentido”, sostuvo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)