DOLORES DEL MERCOSUR

Queja ante Brasil por bloqueo de un puente

Productores de Río Grande del Sur bloquearon el puente Mauá; quieren cuotificar lácteos locales.

Decenas de camiones boquearon varias horas en el puente binacional. Foto: Néstor Araújo
Decenas de camiones boquearon varias horas en el puente binacional. Foto: Néstor Araújo

Si bien aún no se concretó la amenaza brasileña de cuotificar el ingreso de productos lácteos uruguayos, ayer productores norteños bloquearon por varias horas el tránsito por el puente internacional "Barón de Mauá" reclamando esa medida. Esto motivó que el canciller Rodolfo Nin Novoa plantease su molestia al embajador norteño Hadil Fontes da Rocha. La situación genera preocupación en la industria láctea y en los trabajadores del sector porque el rubro viene de años malos y necesita, para seguir respirando, colocar su producción en Brasil.

La Cancillería emitió un comunicado en el que señaló que "se realizan gestiones a través de la embajada de Uruguay en Brasil ante la Cancillería local, con la finalidad de normalizar la situación y garantizar la libre circulación en esa frontera".

Cerca de 800 brasileños se movilizaron desde las 8 horas de ayer en la ciudad de Yaguarón contra la importación de leche en polvo desde Uruguay. Luego de una asamblea los manifestantes, que pertenecían en parte a la Federación de Trabajadores de la Agricultura de Río Grande del Sur, resolvieron cortar el puente Internacional Barón de Mauá.

Portaban pancartas y carteles en los cuales se podía leer "1 litro de leche R$ 0,90, 500 ml de agua R$ 2,50, algo debe estar errado". Los manifestantes entregaron volantes que decían: "La importación de leche genera riqueza, pero no en Brasil". Los manifestantes sostienen que el ingreso de leche en polvo desde Uruguay deprime los precios internos en Brasil. El ministro de Ganadería, Tabaré Aguerre, ya le dijo a su colega brasileño, Blairo Maggi, que Uruguay se opone tajantemente a la cuotificación. Los manifestantes planean movilizarse la semana próxima.

Inquietud

En Uruguay la industria y el gobierno cruzan los dedos para que la amenaza brasileña no pase de ser eso y esté motivada por los altos niveles de producción en Brasil durante la primavera.

Ricardo de Izaguirre, presidente del Instituto Nacional de la Leche, dijo a El País que la producción fue muy baja en Brasil en 2015 y 2016, pero el invierno fue benigno por lo que la remisión en primavera es importante. "Brasil tiene 1,3 millones de productores y algunos están muy sumergidos. Hay una problemática social muy fuerte. Hay pocas cooperativas. Los cuestionamientos son normalmente en primavera. Pensamos que es pasajero", señaló. Pero una cuotificación sería un mazazo porque las exportaciones a Brasil están a un 40% del nivel al que llegaron a esta altura de 2016. "A mediados de año se empezaron a complicar los negocios", dijo de Izaguirre. El conjunto del mercado, no solo Brasil, "está pesado", reconoció.

Heber Figuerola, dirigente del sindicato de la industria láctea, dijo a El País que el gobierno uruguayo debe plantarse "más firme" porque "el gobierno de Brasil va con la lógica proteccionista", algo que consideró "muy negativo".

La industria láctea no puede perder ningún mercado. En sus plantas industriales trabajan unas 5.000 personas y el cierre de Ecolat en Colonia y de Schreiber Foods supuso la pérdida de algo más de 700 empleos que no se recuperaron.

Esta semana se instaló una mesa para analizar la situación del sector lácteo con la participación de la industria, los sindicatos y el gobierno. La primera tarea es estudiar soluciones para Coleme, de Melo, que es la cooperativa láctea más vieja del país y que atraviesa problemas desde hace más de tres años que ponen en riesgo 60 puestos de trabajo. Allí la situación es "compleja porque hay un endeudamiento importante y se están haciendo todos los esfuerzos para un plan de largo plazo para que trabaje en la quesería", señaló Figuerola. Calcar, en Carmelo, está "estable" pero muy pendiente del mercado brasileño y lo que allí pueda ocurrir al igual que Pili, de Paysandú, dijo Figuerola. Y Lactalis, en Salto, ha enviado personal al seguro de paro.

El sindicalista dijo que la industria repunta algo aunque lentamente y que se buscará mejorar la capacitación de los trabajadores a través de un acuerdo entre Inefop, el sindicato y la Cámara de la Industria Láctea del Uruguay.

"Brasildependencia"

El ministro Tabaré Aguerre explicó en la comisión de Asuntos Internacionales de la Cámara de Diputados que "lo que ocurre es que en el Mercosur todos producimos lo mismo con mayor o menor grado de competitividad (...) por lo tanto, cuando un productor de Río Grande del Sur de arroz o leche, o un productor de trigo de Santa Catarina, suponen que su mercado interno debe ser para sus producciones domésticas, generan reclamos y reivindicaciones del tipo que se han venido dando con los productores lecheros de Río Grande del Sur". "Hoy tenemos un déficit comercial con Brasil de US$ 200 millones. Esa es otra de las razones por las cuales es totalmente extemporáneo el planteo que se realiza", sostuvo el ministro. El 28% de las ventas a Brasil son leche y productos lácteos.

No habrá una salida sin exportar mucho

La exportación es clave para el agro uruguayo en general y para el lácteo en particular, que destina la mayor parte de su producción a los mercados externos. En los últimos veinticinco años pasó a destinar alrededor del 75% del volumen de leche remitido a exportaciones. Vende manteca a Rusia y coloca leche en polvo en Argelia pero existen problemas para aprovechar al máximo el acuerdo de libre comercio vigente con México.

Los lácteos presentaron en agosto una caída de 23% en relación a lo exportado en el mismo mes de 2016. El monto total exportado fue de US$ 38 millones. Esta disminución se explica principalmente por una caída del volumen exportado de 37%. El aumento de 22% en el precio promedio de exportación permitió contrarrestar en parte dicha caída, de acuerdo con los datos de Uruguay XXI. En el acumulado del año se llevan exportados US$ 350 millones en productos lácteos, lo que implica una caída de 5%, que se debe en su totalidad a las menores colocaciones de estos productos. Brasil siguió consolidándose como el destino por excelencia del sector. En agosto de 2017 concentró el 33% de las exportaciones totales, US$ 13 millones.

NIN NOVOA

Deuda venezolana llega a US$ 39 millones

El canciller Rodolfo Nin Novoa está realizando gestiones para que no se repita el bloqueo del puente Mauá. Pero el diputado nacionalista Jaime Trobo hizo notar en la Comisión de Asuntos Internacional de la Cámara de Diputados que probablemente la decisión del gobierno de incrementar la Tasa Consular a las importaciones que vienen de los países del Mercosur no debe estar ayudando a la posición uruguaya. "Hay que mantener a Brasil, abrir México y seguir trabajando con el sector privado, aún con el actual nivel arancelario, para un mercado muy importante para Uruguay como lo es China, le dijo el ministro de Ganadería, Tabaré Aguerre. También reconoció que Venezuela aún le debe US$ 39 millones a Conaprole aunque le pagó al resto de las empresas.

TABARÉ AGUERRE

Varios años de caída de ventas

Las exportaciones del sector lácteo representan alrededor del 6% del total y de ellas dependen unos 2.750 productores remitentes a la industria. Los últimos años han sido duros: las exportaciones pasaron de US$ 907 millones en 2013, a US$ 823 millones en 2014, US$ 631 millones en 2015 y US$ 563 millones en 2016. Los precios internacionales no ayudaron en 2014 y 2015 aunque ahora están algo mejor. "La leche coloniza (...) genera tejido social. Tenemos un sector lechero que, a pesar de que en el período 2009- 2014 —por ponerle fecha de máximos precios— tuvo precios muy buenos y fue un negocio muy rentable, está endeudado, y estamos generando contribuciones para tratar de ayudar" dijo Aguerre.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)