RENDICIÓN DE CUENTAS

A punto de cerrarse un acuerdo por el Clínicas

Los fondos se obtendrán bajando el subsidio a la cerveza.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Rubio es el diputado del momento de la oposición. Foto: Marcelo Bonjour

En la comisión de Presupuesto integrada con Hacienda de Diputados se negocia a ritmo lento. La causa es que por primera vez en doce años de gobierno, el Frente Amplio no tiene mayoría absoluta para impulsar el articulado. Y además de eso muestra diferencias internas.

Por eso es clave el llamado voto 50, que viene a suplir la mano en alto del diputado exfrenteamplista Gonzalo Mujica, que hasta el año pasado tenía asegurada el oficialismo. En ese nuevo escenario para el Frente Amplio el voto 50 no tiene una cara sino varias.

Ayer, el diputado de Unidad Popular (UP), Eduardo Rubio, se convirtió en ese voto 50, al canjear su apoyo al aumento de la Tasa Consular —Mujica no lo vota— por el respaldo del oficialismo a su propuesta para refaccionar el Hospital de Clínicas. Según el plan, los fondos se obtendrían de eliminar parcialmente el subsidio a la cerveza lo que, por lo demás, puede traer problemas de otro tipo con este sector de la industria.

Esta fórmula que se acordará definitivamente en esta jornada, dejó por el camino una iniciativa del diputado nacionalista Jorge Gandini para la utilización del Fondo de Estabilización Energética (FEE) de UTE. Su idea era ponerle un tope para el futuro de aproximadamente US$ 125 millones. Y con vistas a los recursos que ya posee el mencionado fondo, la idea fue tomar los mismos US$ 170 millones que el ministro Danilo Astori quiere usar para el ferrocarril y UPM, y destinar US$ 100 millones para el nuevo Hospital de Clínicas, unos US$ 40 millones para pagar la deuda salarial con los funcionarios judiciales y una parte final para crear un fondo de emergencias climáticas.

En el caso del Clínicas, los votos para la idea de Gandini que faltaron fueron los del Partido Independiente y por eso fracasó. Pero ahora con la propuesta de Rubio, al asegurarles el apoyo a la Tasa Consular, los votos sobrarán.

La fórmula que presentó Rubio para el hospital universitario tiene casi el acuerdo de la bancada oficialista. Se trata de destinar un tercio del subsidio a la cerveza, que es de $ 3,10 por litro, lo que recaudaría por año unos US$ 4 millones. Rubio había planteado obtener unos US$ 10 millones al año gravando la actividad hípica, pero no lo consiguió. "Algo es algo, para comenzar la refacción eso da", confió a El País. Según fuentes del oficialismo, este recorte al subsidio afectaría en parte al sector de los envases.

Si nada cambia, en unos días esa fórmula será convalidada por el plenario de la Cámara de Representantes.

Lentitud.

La parsimonia con que se ha venido negociando hasta hoy, último día previsto para hacerlo, se debe a diferentes enfoques internos en la bancada del gobierno. Por ejemplo, respecto a dónde hay que recurrir para obtener recursos para las prioridades compartidas con la oposición, como la Enseñanza.

Los diputados dejaron para hoy viernes todos los asuntos pesados, a la espera incluso de que el Poder Ejecutivo envíe alguna corrección al artículo 15 que exime al Estado de pagar sentencias en su contra si para ello tuviera que dejar de atender otros proyectos. Como está redactado hoy, este artículo no será aprobado porque desde la oposición se entiende que es inconstitucional. En este caso el voto 50 lo pondrá Mujica.

La oposición tiene acuerdo en la comisión —y ejerce su mayoría— para asegurar una mejora de recursos para la UTEC (Universidad Tecnológica), algo para ayudar a implementar el Código del Proceso Penal, el Inisa, entre otros temas. Ahora falta plasmarlo en el plenario.

El diputado nacionalista Gustavo Penadés dijo a El País que el acuerdo por el Clínicas está gracias a que el diputado Rubio "ha solicitado eso como contrapartida a su apoyo a la Tasa Consular".

Legisladores de la oposición han llegado a apurar informalmente al oficialismo para terminar la tarea esta tarde.

Rendición de Cuentas se votó en general.

Primero es lo primero. Y ayer lo fue votar el proyecto de Rendición de Cuentas en general para habilitar la consideración (aprobación o rechazo) de sus 277 artículos, más los aditivos. Y cuando el presidente de la comisión de Presupuesto integrada con Hacienda Jorge Pozzi (FLS) sometió el texto a votación, resultó aprobado por diez votos en 18, haciéndolo los representantes del Frente Amplio más el exoficialista Gonzalo Mujica. Blancos, colorados e independientes no acompañaron. Al fundamentar brevemente su voto, Mujica adelantó que "prefiero que haya una Rendición de Cuentas y una discusión parlamentaria sobre los recursos del Estado". En sala hará un discurso ampliado. El artículo primero del proyecto es el que señala el déficit de las cuentas públicas. También fue apoyado solamente por el Frente Amplio. En su fundamentación, el diputado nacionalista Jorge Gandini señaló por qué no votó. "Cuando se considera la Rendición de Cuentas del ejercicio 2016, este artículo 1° dice que las cuentas del año 2016 se presentan con un déficit fiscal del equivalente a US$ 2.500 millones. No puedo votar cuentas a las que les faltó ese volumen de recursos", explicó. A partir del martes 1° de agosto a la hora 15 el plenario de Diputados considerará el proyecto. Los informantes serán Pozzi (FA), Benjamín Irazábal (PN), Germán Cardoso (PC), Iván Posada (PI) y Eduardo Rubio (UP). No se ha determinado aún cuál de los diputados del Partido de la Gente hará su exposición.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)