CORONA SUNSETs

Punta del Este pierde megafiesta mundial para el próximo verano

Intendente Antía responsabiliza a la Dinama por retiro de Corona Sunsets.

Corona Sunset: llevó 3.500 invitados y colocó la marca Punta del Este en todo el mundo. Foto: Difusión
Corona Sunsets: llevó 3.500 invitados y colocó la marca Punta del Este en todo el mundo. Foto: Difusión

El intendente de Maldonado, Enrique Antía, confirmó a El País que Punta del Este quedó afuera del calendario mundial de Corona Sunsets Festival, una fiesta que se realiza en diversos puntos del globo terráqueo.

La fiesta volvió por tercera vez a Punta del Este durante la tarde y parte de la noche del 6 de enero pasado. Participaron más de 3.500 personas en un evento que tuvo gran difusión internacional.

Tras la celebración se supo que la Dirección Nacional de Medio Ambiente (Dinama) resolvió multar a los organizadores con $ 1.685.934, por los daños causados al espacio costero de Punta del Este.

Los organizadores entienden que una marca global co-mo Corona no debe estar involucrada en una polémica de este tipo cuando, además, no hubo daño ambiental alguno.

Consultados por El País, los organizadores declinaron hacer comentarios al respecto limitándose a confirmar que Punta del Este quedó fuera del circuito de eventos de la marca mexicana. Dijeron además que el tema fue seguido por los abogados, que apelaron las multas.

Las fiestas de Corona se realizan en ciudades de México, Japón, Puerto Rico, Reino Unido, Chile, España, Corea del Sur, Colombia, Dubai, África del Sur y Australia.

Las ciudades que viven del turismo se disputan la posibilidad de contar con una de estas fiestas porque generan un movimiento importante y el valor intangible de la divulgación y recordación marcaria.

En la organización de la fiesta desarrollada en Punta del Este fueron contratados servicios de seguridad tanto privados como de la Prefectura Nacional Naval, decenas de servicios de baños químicos, personal para levantar la estructura y retirar la misma una vez pasada la fiesta. En total, trabajaron para la fiesta del verano pasado alrededor de 300 personas.

Bronca.

"La presión que hicieron con aquel episodio hizo que la marca se retirara. Desgraciadamente espero que en el gobierno reflexionen por todo este lamentable tema", dijo el intendente Antía.

"Desde el gobierno vinieron a prohibir y meter multas a los organizadores de la fiesta. No vi a nadie de Medio Ambiente venir a ver cómo las dunas se recuperaron en corto tiempo. Todo quedó en perfectas condiciones. Sin embargo vinieron solo a prohibir la fiesta. No hubo ningún daño. Pero perdimos un evento a escala mundial. Perdimos una presencia permanentemente en todo el mundo", agregó Antía.

El jefe comunal no ocultó su malestar por la situación, tanto por la pérdida de la inversión como por el impacto negativo que supone perder una fiesta de escala global.

"Es un daño al cuete que le hicieron a Maldonado. Esta gente gastó un millón de dólares solo para armar la fiesta. Es plata que quedó para los trabajadores de Maldonado. Además, está la promoción de la imagen de Punta del Este en todo el mundo. Es una lástima. Ahora no hay nada", dijo el intendente Enrique Antía.

"Todavía estoy esperando que vengan los técnicos de la Dinama para ver qué pasó con el terreno donde se hizo la fiesta. Ahí no explotó nada. No pasó nada. No hay ningún médano roto o corrido de lugar. No hay topadoras en la playa, como dijeron, son máquinas que levantan y llevan peso pero que no son topadoras. Y que no circulan por el medio del médano, sino por los valles. Hay solamente un pisoteo de la gente, que usó la anteplaya, no la playa. Eso está fuera de discusión", afirmó a El País el intendente de Maldonado, que se mostró muy preocupado por la forma en que los organismos estatales desarrollan su tarea en la principal área turística del país.

"Todo esto de la megafiesta es muy parecido a lo que sucedió con la prueba de la Fórmula E cuando los inspectores de la Dirección General Impositiva cayeron en la largada de la carrera. Un escándalo que nos salió muy caro. Quedamos afuera del calendario de la Fórmula E", recordó Antía.

Preocupación.

El caso generó polémica en el mundo empresarial y hasta la ministra de Turismo, Liliam Kechichian, se refirió a la difícil situación.

En enero pasado la secretaria de Estado señaló que si bien no tenía competencia en el tema, el ministerio "sí desea que se siga haciendo y que se siga haciendo en Punta del Este porque es una carta de presentación muy importante".

La jerarca, cuyas declaraciones fueron publicadas el pasado 15 de enero por El País, resaltó la "buena voluntad de la empresa, que ha mostrado una enorme responsabilidad al aceptar que ha habido cierta afectación y comprometerse a restaurarla".

La ministra sostuvo que el caso se transformó en un suerte de "aprendizaje para todos" y que "las cuestiones medioambientales hay alguien que las rige y es la Dinama, y hay que prestarle atención, porque si no estamos hipotecando buena parte del futuro de nuestros atractivos turísticos".

La jerarca reconoció que "es probable que la Dinama haya tenido que ser convocada a las reuniones previas" a la fiesta, "que dice que se hicieron y no estuvo convocada. Creo que de todas las partes hay cosas para aprender. Y sí para pelear, para que esta fiesta siga estando en Uruguay", concluyó.

Un problema de permisos.

El problema que terminó con una multa millonaria, tras la megafiesta del 6 de enero, se originó porque, según la Dirección Nacional de Medio Ambiente (Dinama), se advirtió a los organizadores del evento multitudinario que no se podía llevar a cabo porque no se había cumplido un ar-tículo de la ley 16.466, de Medio Ambiente.

La norma indica que es necesario tener una autorización especial de la Dinama para poder realizar actividades, construcciones u obras dentro de la faja de defensa de las costas, algo que está definido por el artículo 153 del Código de Aguas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)