Bentos (PN) y Caraballo (FA) tienen chances de llegar al sillón municipal

Puja entre experiencia y sangre joven en Paysandú

El Partido Nacional y el Frente Amplio se lanzaron en los últimos días a convencer a los indecisos en una tarea sin pausas. Desde ambas filas están convencidos que definirán la elección del domingo 10.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
En la heroica Paysandú los partidos intentan captar a los últimos indecisos. Foto: Luis Pérez.

LUIS PÉREZ / PAYSANDÚ

El exintendente nacionalista Bertil Bentos va por la reelección y apunta sus baterías a la confrontación con el también exintendente del Frente Amplio Julio Pintos, intentando evitar al mismo tiempo que siga creciendo la figura del joven Guillermo Caraballo, a quien respaldan 12 listas de la coalición de izquierda.

Caraballo, abogado de profesión y con experiencia en la función municipal al haber integrado en la administración Pintos (2005-2010) las direcciones de Descentralización y Promoción y Desarrollo, ha sacudido la interna frenteamplista con su forma de hacer política. Se ha posicionado por encima de Pintos y del emepepista Juan Domínguez, de acuerdo a la consideración de la opinión pública. Asegura que va por la Intendencia y que es el momento del cambio en la gestión departamental. Con el eslogan "Nueva energía, las mismas banderas", a sus 39 años, Caraballo viene recorriendo Paysandú con prolongadas caminatas. En forma personal les recuerda a los vecinos que cuando fue director de la Intendencia del FA, se encargó de conducir el funcionamiento de las Juntas locales, propuso y ejecutó el programa Paysandú Innova, coordinó la experiencia del presupuesto participativo, y actualmente es representante del Ministerio de Trabajo en la zona.

"No tenemos dinero suficiente para la campaña, pero no nos desalienta. En política no todo es cuestión de dinero, no debe ser así. Por eso habremos de trabajar y trabajar, visitar y visitar. Por cada publicidad de los adversarios que usted vea en TV, nosotros estaremos visitando dos, tres familias. Llegaré a cada casa solicitando una oportunidad, porque Paysandú puede ser un departamento mucho mejor del que hoy tenemos, porque la Intendencia está mal gestionada, sin ideas, sin control de sus recursos, sin una correcta elección de sus responsables políticos".

Con este mensaje en una hoja con su foto en blanco y negro, según las encuestas el próximo intendente sería Caraballo o el blanco Bertil Bentos.

Al exintendente blanco no le es fácil revertir los casos de pública notoriedad y de trascendencia nacional como los de la "Casita del parque", las denuncias sobre los números de la 48ª Semana de la Cerveza, los sobresueldos de algunos jerarcas municipales y lo ocurrido con la postura adoptada por el oficialismo en la Junta Departamental de no sesionar durante la campaña política, que la oposición entiende fue para no debatir las observaciones realizadas por el Tribunal de Cuentas.

Como contrapartida, los blancos confrontan con Julio Pintos y también han denunciado sobresueldos en su administración a cargos de confianza, obviando a Caraballo y Domínguez. Por su parte, Bertil Bentos reivindica los proyectos concretados, entre ellos los de la nueva terminal de ómnibus, un hotel 4 estrellas en Termas de Almirón, la transformación de la calle principal de la ciudad, sus plazas, obras de cordón cuneta y bituminoso en varios barrios, y nuevas viviendas.

Concertación.

El exintendente y exsenador colorado Walter Belvisi acompañó en días pasados al líder de Alianza Nacional, Jorge Larrañaga, en una conferencia en la que anunció su disposición para asesorar a un eventual gobierno blanco.

En esa conferencia, el senador Larrañaga expresó que se reunieron con Belvisi para analizar temas de interés para el desarrollo del departamento, remarcando que existieron coincidencias en una serie de aspectos "por encima de los partidos" y en donde no se escondieron las confrontaciones de campañas electorales entre ambos en el pasado.

Cartelería y respeto por los espacios públicos.

Contrariamente a lo que está ocurriendo en otras ciudades del país, Paysandú es un ejemplo para destacar entre las agrupaciones políticas.

En la peatonal y sus alrededores del microcentro no existe un solo cartel de propaganda de las diferentes listas que pujan por llegar a la Intendencia.

Según el digesto de Montevideo, no se permite colocar cartelería en las avenidas 18 de Julio y Libertador; ni en los árboles, ni en las principales plazas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)